Política

Mauricio Macri reforzó en Santa Fe la unidad con la dirigencia radical

El gobierno nacional "perdió la capacidad de enamorar y lo que le queda es redoblar el miedo", dijo el candidato presidencial del frente Cambiemos Mauricio Macri.

Martes 10 de Noviembre de 2015

Flanqueado por la plana mayor del radicalismo, cuyos mandatarios provinciales e intendentes electos le brindaron un fortísimo respaldo político ayer en Santa Fe, el candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, aseveró que el kirchnerismo "perdió la capacidad de enamorar", entonces "lo que le queda es calumniar y redoblar el miedo con el que ha gobernado todos estos años". Y agregó: "Por suerte, el 25 de octubre pasado el miedo perdió". Al jefe del Gobierno porteño se lo vio muy confiado en sus posibilidades de doblegar al aspirante a la oficialista Casa Rosada, Daniel Scioli, en el ballottage del 22 de noviembre.

"Estamos viviendo una revolución de liberación y de alegría", comentó exultante al trazar un balance de su reciente gira por las provincias del noroeste argentino. Macri desembarcó en la capital provincial invitado por el Foro Nacional de Intendentes Radicales, un puente de plata proselitista tendido por el presidente de la UCR santafesina, Mario Barletta, y el intendente José Corral.

Macri habló durante una conferencia de prensa realizada tras el mitín político, junto al titular del comité nacional de la UCR, Ernesto Sanz, el senador electo por Mendoza Julio Cobos y los mandatarios electos de Corrientes, Ricardo Colombi, y de Jujuy, Gerardo Morales, además del futuro vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, quien secundará a María Eugenia Vidal (PRO), la dirigente estrella de los comicios de octubre. Previamente, el postulante había encabezado una caravana en Paraná (Entre Ríos).

"Cambiemos expresa que había una Argentina que, desde la maduración y el crecimiento, entendió la importancia de encontrar muchas más coincidencias que diferencias", definió, tras lo cual aseguró: "Logramos que la población vuelva a soñar. Lo que estamos viviendo en el país nunca pensé que iba a ocurrir. En realidad, yo lo creía pero lo que llamo el círculo rojo me decía que nada podía cambiar, que siempre nos iban a gobernar los mismos".

"Aunque me digan jefe del Gobierno porteño, no dejo de ser intendente. Sé lo que significa estar en la primera fila, dar la cara y tener que llevar la solución concreta todos los días", afirmó, en un guiño al auditorio radical. Y prometió que, de llegar a la Casa Rosada, "cuanto más un intendente muestre que sabe la diferencia entre invertir y gastar, más apoyo tendrá".

"Decilo en el debate, Mauricio", lo invitó un intendente, a lo que el candidato de Cambiemos respondió con otra humorada: "Espero poder decirlo, porque te dan un minuto por pregunta".

También dedicó algunos párrafos a subrayar sus postulados económicos, entre ellos el combate a la inflación y el levantamiento del cepo cambiario.

"El gran desafío es que, con reglas de juego claras y con un Banco Central y un Indec independientes, podamos garantizarles a los argentinos que ese impuesto perverso, esa estafa que es la inflación, desaparecerá", enfatizó.

También se mostró persuadido de que en la Argentina "no hay un problema de dólares sino de credibilidad del gobierno". Y sentenció: "En realidad, la Argentina está llena de dólares, pero los tiene la gente en su casa porque no confía en el gobierno".

A su turno, y sobre el inminente debate con Scioli (el domingo próximo), Sanz consideró que "no moverá demasiado el amperímetro porque la gente ya tiene decidido su voto", en una implícita alusión a un eventual triunfo de Macri.

"El 22 de noviembre la esperanza le ganará al miedo", sostuvo, a su vez, Corral, bajo la atenta mirada de autoridades partidarias, legisladores nacionales y provinciales y más de 200 intendentes radicales de distintas provincias.

En esa línea, agregó que la UCR "es un partido de ideas" y una "fuerza vigorosa" que en "estos días históricos" debe logar que en el ballottage "el frente Cambiemos le dé camino a esa esperanza que comenzó en el país en las Paso, en principio, que se consolidó en la primera vuelta y que significará un triunfo rotundo" el 22 de noviembre.

Sanz, paralelamente, dijo que el radicalismo "está en el camino para llegar al poder y al gobierno y desplazar a los modelos agotados, que no dan respuesta".

Por su parte, Barletta convocó a los presentes a "recuperar la República, ya que ese es el objetivo por el que se dejaron de lado las diferencias dentro de los partidos que conforman Cambiemos".

En Rosario, junto a militantes, simpatizantes y voluntarios

Al cierre de una gira de campaña que arrancó en Paraná (Entre Ríos) e incluyó una parada en la ciudad de Santa Fe, donde compartió una movida con intendentes radicales, el candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, encabezó ayer un acto en Rosario. En ese marco, cuestionó al gobierno nacional al afirmar que “son mentiras todas las barbaridades que está diciendo, porque está muerto de miedo ya que abusó del poder”.
  Durante un acto realizado en el club Atalaya, cuyas instalaciones lucieron colmadas, Macri aludió a las elecciones generales del 25 de octubre pasado, en las que perdió por una escasa diferencia contra el postulante del Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli: “Se perdieron los miedos y descubrimos el poder del voto”.
  “Nos dimos cuenta de que podíamos construir una alternativa en la que todos podemos ser protagonistas y se terminó el mito de que estábamos frente a un gobierno invencible”, enfatizó el líder del PRO.
  Macri estuvo acompañado, entre otros, por la diputada nacional electa Ana Laura Martínez y por el ex aspirante a la Gobernación Miguel del Sel. En ese marco, les pidió a militantes, simpatizantes y voluntarios que “en estos valiosos días” previos al ballottage acerquen su mensaje a los ciudadanos que “todavía pueden tener alguna duda”.
  “Se creyeron que eran los dueños del poder y que podían hacer lo que se les ocurriese. Frente a eso, les decimos a todos los rosarinos, a todos los santafesinos y a todos los argentinos que llegó la hora del cambio, un cambio viene a dar y que no le va quitará nada a nadie y generará oportunidades de progreso y crecimiento para todos”, señaló el jefe del Gobierno porteño.
  Asimismo, el postulante resaltó que, en caso de resultar electo, “Santa Fe volverá a exportar carne y productos con valor agregado”.
  Más temprano, durante una caravana por Paraná, Macri se mostró confiado en que, de cara a la segunda vuelta electoral del 22 de noviembre próximo, lo apoyará “mucha gente que votó por Scioli”.
 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS