Política

Massa quiere que Barrionuevo se calle para no perjudicar su carrera

Calificó al sindicalista como un dirigente "tóxico". "Si desea que gane las elecciones presidenciales, lo mejor que puede hacer es dejar de hablar por dos años", dijo el diputado.

Lunes 14 de Abril de 2014

El líder del Frente Renovador (FR), Sergio Massa, salió a despegarse del líder de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, y dijo que "si quiere que gane las presidenciales, lo mejor que puede hacer es no hablar por dos años".

"Si Barrionuevo quiere que yo gane en las elecciones presidenciales, lo mejor que puede hacer es dejar de hablar por dos años", enfatizó el diputado, parafraseando una famosa declaración que Barrionuevo formuló en los 90, cuando instó a los políticos a "dejar de robar por dos años" para solucionar los problemas del país.

Massa también calificó de "tóxico" al líder de los gastronómicos, quien está casado desde hace 34 años con la diputada Graciela Camaño, una de las principales figuras del bloque del Frente Renovador en la Cámara baja.

Por su parte, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse (Frente Renovador), criticó también a Barrionuevo, de quien afirmó que "no es un activo dentro de la política", aunque sostuvo que "para ser presidente hay que tener diálogo con el sindicalismo".

"Barrionuevo no es un activo dentro de la política, no decide la política institucional ni sindical del Frente Renovador. Pertenece y dirige una central obrera muy importante. Tomaron la decisión de ir a un paro, nosotros la aceptamos, pero no viene desde nuestro frente", señaló Posse.

De esta manera, el intendente respondió al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien acusó al massismo de estar detrás del paro nacional realizado el último jueves.

"En el ejercicio del paro hay que tener la libertad de poder decidir si ir a trabajar o no. No es el método nuestro el llamado al paro", aseveró el intendente massista.

Con todo, evaluó que "fue un paro con altísimo acatamiento" y que "tuvo la legitimidad que tuvo mucha aceptación por patrones y trabajadores".

Triunfo. Barrionuevo admitió el sábado que ya trabaja para la candidatura de Sergio Massa de cara a elecciones presidenciales de 2015 y vaticinó un triunfo en las urnas del líder del Frente Renovador sobre el kirchnerismo.

"Massa indudablemente los va a matar en las elecciones", enfatizó el dirigente gremial, al referirse a los integrantes del oficialismo y con miras a las próximas elecciones para la sucesión de la presidenta Cristina Kirchner.

Un día después del paro nacional que convocó junto a la CGT de Hugo Moyano, el sindicalista gastronómico consideró que Massa está "trabajando para un país distinto" y sostuvo que el gobierno lanza acusaciones contra el líder del Frente Renovador por "rencor".

"Lo atacan porque Sergio les ganó las elecciones, se las ganó a Daniel (Scioli) y a ella (la presidenta)", agregó, e ironizó que "dentro de poco lo van a acusar de la muerte de Gardel".

Barrionuevo, cuyo gremio integraría en los próximos días una mesa sindical del Frente Renovador, indicó que la situación de Massa le hace acordar a la de Carlos Menem a fines de la década del 80 cuando "tenía todos los diputados y gobernadores en contra" pero luego se impuso en una interna y en elecciones presidenciales.

El gastronómico evita chicanas

El jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, evitó ayer sumarse a la disputa por el trasfondo del paro del jueves entre el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el diputado del Frente Renovador Sergio Massa al considerar que eran “chicanas” electorales de cara a los comicios 2015. Sin embargo, reconoció que la asociación que realizó el gobernador bonaerense sobre el paro del jueves y su vinculación con Massa representaron “las primeras declaraciones fuertes de Scioli”. “Nunca Scioli había definido. Siempre él decía: «yo no hablo mal de nadie, estoy trabajando, estamos luchando, ayúdenme». Mas de eso no lo sacabas a Daniel ...«con esperanza, con fe»”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario