Política

Massa acusó al kirchnerismo de usar la "chequera" por el pase de Mónica López

El jefe del Frente Renovador y candidato a presidente protestó a través de un comunicado de prensa por los "obstáculos" que le pone el oficialismo en su carrera a la Casa Rosada.

Sábado 03 de Octubre de 2015

El candidato presidencial por la coalición UNA, Sergio Massa, advirtió que va a "vencer el látigo y la chequera que usa el kirchnerismo" tras el pase al sciolismo de la diputada bonaerense de sus sector Mónica López, quien se quejó porque el Frente Renovador es un espacio "muy misógino".

En tanto Alberto Roberti, jefe de la bancada massista en Diputados y marido de López, ratificó su pertenencia a esa fuerza pese a la salida de su esposa, aunque admitió que han sido "muy malos" en el armado político, y que hubo "destrato" a varios dirigentes.

Por su parte, el dirigente del Frente Renovador Fernando Galmarini aseguró que el pase de López al kirchnerismo tiene "nula" consecuencia para el massismo, mientras que la candidata a intendenta de San Isidro y suegra de Massa, Marcela Durrieu, ironizó que "seguramente (Daniel) Scioli o Karina (Rabolini) le habrán comprado muchos zapatos" a la legisladora.

"Voy a vencer al látigo y la chequera que usa el kirchnerismo contra mí", desafió Massa, quien agregó que "no" lo "doblan moviendo dirigentes porque los cambios los construye la gente".

En su primera declaración pública tras la salida de López, el jefe del Frente Renovador protestó, a través de un comunicado de prensa, por los "obstáculos" que le pone el oficialismo en su carrera a la Casa Rosada.

López, quien abandonó el massismo a poco más de tres semanas de las elecciones generales, confesó que tras oficializar su pase al kirchnerismo se "parecía Yiya Murano, una asesina serial de la política", y remarcó que "realmente son decisiones políticas que uno toma".

"Tanto el gobernador (Scioli) como Alberto Pérez (jefe de Gabinete bonaerense) tuvieron la gentileza de convocarme y darme un valor que en mi espacio no me habían dado", agregó López, quien confirmó su renuncia a la candidatura para el Parlasur y su continuidad como legisladora provincial hasta que se termine su mandato.

Sin embargo, Fernando Galmarini, suegro de Massa, recordó que Mónica López hablaba "muy mal de Daniel Scioli", y aseguró que "hubiera sido bueno" que la legisladora bonaerense "hubiera empezado diciendo «me voy de la boleta, o me voy del cargo que me han otorgado»".

Galmarini resaltó que, a pesar de la salida de López, Massa "hoy está creciendo", y aseguró que llegará al ballottage en los comicios del 25 de octubre.

En tanto, la candidata a intendenta Marcela Durrieu aseguró que López "le restaba" políticamente al massismo porque —afirmó— "ha sido un fastidio todo el tiempo" que estuvo en esa fuerza.

"No tiene ninguna importancia. Lo único que hizo dentro del Frente Renovador fue un fastidio porque quería ser candidata a gobernadora a toda costa", expresó la madre de Malena Galmarini, la esposa de Massa.

La "saga" del marido. Alberto Roberti, por su parte, rechazó las críticas a su esposa y advirtió que la salida de López es "una más de la saga" que se inició con el "destrato" que hubo a varios dirigentes en el armado político. "Massa en algún momento reconoció cuando habló del barro de la política. Bajando y subiendo a la gente, ese destrato terminó en portazos. El de Mónica es uno más de esa saga", aseveró y, de paso, ratificó su adhesión a la candidatura de Massa como también su cargo al frente del bloque massista.

Por su parte, el economista Roberto Lavagna, asesor de Massa, reflexionó que el caso de López "forma parte del deterioro de la política argentina, de la debilidad de los partidos, que no contienen" a sus dirigentes.

A su vez, el diputado Facundo Moyano, aliado de Massa, señaló que López debe dar "explicaciones" por su pase al sciolismo y expresó que "volver al Frente para la Victoria significaría avalar eso que critiqué tanto tiempo, sería una incoherencia enorme".

Desde el gobierno nacional la mayoría hizo silencio, pero el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, evaluó que "no es ilógico que (López) quiera regresar a su partido de origen" porque "son dirigentes que, básicamente, proceden del peronismo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS