Política

Macri y Alberto F, con línea de diálogo "abierta y directa"

La conversación entre ambos, que se dio a primera hora de la tarde, fue anunciada por el jefe del Estado en redes sociales.

Jueves 15 de Agosto de 2019

El presidente Mauricio Macri anunció a través de su cuenta de Twitter que mantuvo ayer una "buena y larga conversación telefónica" con el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, con quién acordó "tener una línea abierta y directa", aunque por ahora sin encuentro entre ambos, según confirmó horas después el ex jefe de Gabinete.

"Recién tuvimos una buena y larga conversación telefónica con Fernández. El se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos", tuiteó el presidente.

En un segundo mensaje, Macri reconoció: "(Fernández) Se mostró con la vocación de intentar llevar tranquilidad a los mercados respecto de los riesgos de una eventual alternancia en el poder y quedamos en mantener una línea abierta directa entre los dos".

La conversación entre ambos dirigentes se dio a primera hora de la tarde, cuando Fernández llegó a sus oficinas de la calle México, en el barrio porteño de San Telmo, tras haber dado clases de Teoría General del Delito y Sistema de la Pena en la Facultad de Derecho de la UBA, cátedra de la que es titular.

Una hora después de la charla, Fernández dio una rueda de prensa en la que reconoció que mantuvo "una buena charla" con Macri y aseguró que lo que le hace falta a Argentina es que ambos tengan "un diálogo franco".

"Queremos que los argentinos estén tranquilos. Fue una buena charla y lo hicimos para llevar tranquilidad. Lo que hace falta es que ambos tengamos un diálogo franco", dijo.

El candidato aseguró que tanto él como Macri tienen "miradas distintas sobre el futuro", pero que entendieron que "debe hablar para superar el trance" que atraviesa la economía argentina.

"Le di mi opinión sobre lo que creía que estaba ocurriendo, le manifesté mi voluntad de ayudarlo en lo que estuviera a mi alcance, teniendo en cuenta que solo soy un candidato a jefe del Estado. El manejo de la economía y el país lo tiene el presidente", consideró Fernández.

Al respecto, resaltó: "Todos queremos preservar la institucionalidad y que todo transcurra en paz, que los argentinos estemos tranquilos. Por eso le expresé a Macri mi voluntad de ayudarlo en lo que pudiera, dentro de esos límites".

"Yo, encantado de hablar con el presidente. Pero lo que él tiene que entender es que los resortes están en sus manos, no en las mías", aseveró el candidato.

El primer contacto entre ambos se dio a la mañana, cuando Macri le envió un mensaje a Fernández con el siguiente texto: "Hablemos porque eso le hace muy bien al país".

"Estaba dando clases. Cuando subí al auto vi el mensaje que me había mandado el presidente, llegué a la oficina y le respondí", contó Fernández.

Por la mañana, Macri aseguró que ya había hablado "con algunos candidatos" y que iba a insistir con los que todavía no había podido contactar.

Sin embargo. Fernández relativizó la posibilidad de concretar un encuentro entre ambos, argumentando que para él no tenía mucho sentido hacerlo.

"Lo que sí tiene sentido es que yo hable y que todos tengan tranquilidad de que lo que queremos es una Argentina tranquila" , argumentó.

Acerca del aporte que podría realizar el candidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna, Fernández aclaró que "quien debería llamarlo es el presidente".

En ese sentido, agregó: "Todos saben la opinión que tengo de Lavagna. Si él opinara, me parecería muy bien, pero por lo que lo conozco debe tener una mirada muy parecida a la mía".

Acerca de las medidas económicas anunciadas horas antes por la Casa Rosada, Fernández sostuvo que son como "el Padre Nuestro que rezan los ateos antes de morir".

También indicó que el primer mandatario "intenta mover el consumo" con esas medidas, pero advirtió: "Lo hace tardíamente y sin tener en cuenta las consecuencias. Puede ser riesgoso".

Bolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo ayer que la Argentina “se hundirá en un caos” porque los “bandidos izquierdistas” que triunfaron en las Paso del domingo “seguirán el camino de Venezuela”, que enfrenta una profunda crisis económica. Bolsonaro volvió a hablar de la Argentina ante una multitud en el estado de Piaui.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario