Elecciones 2019

Macri: "Tuvimos una mala elección y eso nos obliga a redoblar esfuerzos"

El presidente dijo que no baja los brazos pese al duro traspié y que en octubre "se van a definir tal vez los próximos 30 años de la Argentina".

Lunes 12 de Agosto de 2019

Mauricio Macri esbozó una leve sonrisa. El gesto del presidente era elocuente. No terminaba de digerir la abultada diferencia que le había sacado el Frente de Todos, pese al esfuerzo que hacía el mandatario para mantener la compostura frente a sus votantes en el búnker de Unidos por el Cambio ubicado en Costa Salguero. “Tuvimos una mala elección”, fue la primera frase del presidente.

   Todavía no se conocía ningún dato oficial y Macri subía al escenario, pasadas las 22, acompañado por su compañero de fórmula, Miguel Angel Pichetto, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la vicegobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, la vicepresidenta Gabriela Michetti y la diputada Elisa Carrió. La seriedad en los rostros de cada uno de ellos era inocultable.

   “Tuvimos una mala elección y eso nos obliga a partir de mañana a redoblar los esfuerzos para que en octubre logremos el apoyo que se necesita para continuar con el cambio”, dijo Macri.

   De inmediato atronó el grito de “sí se puede” de parte de los presentes. El ambiente en el interior del búnker no era el mejor, pero ninguno de los que estaba allí se resignaban. Y sacaban fuerzas de donde fuera para mostrarse optimistas. Arriba, sobre el escenario, los referentes reflejaban una cosa bien distinta.

Embed

   “Quiero agradecer a todos los que creemos que hay que ir hacia el futuro, a los que queremos vivir en un sistema donde se fortalezcan aún más la institucionalidad y nuestra democracia”, manifestó Macri .

   “Trabajemos juntos para la elección de octubre, que es donde se van a definir tal vez los próximos 30 años de la Argentina”, agregó.

   En esta ocasión faltaron los globos amarillos, un símbolo del oficialismo. Varias horas antes de que el mandatario hablara frente a su gente, los globos fueron guardados en bolsas negras de consorcio y retirados del recinto. Es que no eran necesarios. No había ningún motivo para festejar.

   Macri trató en todo momento de mostrarse estoico, pese a que la sociedad argentina en su mayoría le dio la espalda. “Escuchamos a la gente, creemos en la democracia y en la expresión de la gente, y el nivel de dificultades que hemos tenido en estos últimos años ha llevado a que haya mucha angustia, mucha duda. Pero estoy acá para ayudarlos. Amo a este país”, dijo.

   “Es muy importante que sigamos dialogando en este país y explicarle al mundo qué queremos, porque aislados no tenemos futuro, tenemos que ser parte del mundo. Si no tenemos un mensaje claro para que nos ayuden, va a ser difícil construir ese país que queremos”, señaló.

   Macri insistió con que el único proyecto viable es el del actual gobierno, que es el único capaz de garantizar el respaldo de las potencias mundiales. “Si no tenemos un mensaje claro para que nos puedan ayudar, va a ser muy difícil construir ese país que todos nos merecemos”, sostuvo.

   Macri destacó “el esfuerzo” de Maria Eugenia Vidal, y dijo que espera “en octubre los bonaerenses no se la pierdan”. Y a continuación felicitó al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta por la gran elección que hizo en Caba. “Es un ejemplo muy lindo para todos los argentinos. Es alguien a quien nadie le regaló nada”, subrayó.

   En ese momento, hubo gritos y aplausos. En un día aciago para el oficialismo, Rodríguez Larreta había sido el único triunfador y los votantes de Juntos para el Cambio expresaron así su agradecimiento.

   “Estamos acá, dejando todo por nuestro querido país. Duele que no hayamos tenido todo el apoyo que esperábamos, pero a partir de mañana seguiremos trabajando, haciéndonos responsables. Todos somos más responsables de que este país salga adelante”, continuó Macri. “Voy a seguir dejando todo. La Argentina tiene un gran futuro. Nunca estuvimos tan cerca de cruzar el río. Espero que todos colaboren para que eso suceda”, dijo.

La invitación de irse “a dormir”

En medio de la polémica porque no aparecían los datos del escrutinio provisorio, el presidente Mauricio Macri concluyó su alocución en el búnker de Juntos para el Cambio con una frase que llamó la atención: “A dormir y a empezar a trabajar desde mañana”. Lo sorprendente es que todavía no se conocía ningún dato sobre el desarrollo de las Paso, más allá de las versiones extraoficiales, y el mandatario daba por concluida la jornada, invitando a todos a que se vayan “a dormir”. En el búnker del Frente de Todos, los presentes entonaron en sorna el tema de Kapanga “El mono relojero”.

Reunión de urgencia del presidente con su gabinete

La mala elección en las Paso llevó a que el presidente Mauricio Macri convocara anoche de urgencia a su gabinete, a colaboradores, al jefe de Gobierno porteño Rodríguez Larreta y al gobernador de Jujuy Gerardo Morales, en uno de los salones de Costa Salguero. Durante la reunión se analizaron desde cambio de nombres en el gobierno hasta la conformación de un comité que siga la repercusión que tendrá en los mercados las elecciones celebradas ayer. Según trascendió, por ahora no hay nada en concreto sobre la salida de algún integrante del equipo presidencial. De todos modos, hay una figura que quedó en el centro de las miradas y es muy cuestionado, el jefe de Gabinete Marcos Peña, responsable de la estrategia de campaña.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario