Política

Macri "repiensa" su candidatura a presidente y tiene en vilo a la oposición

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, admitió que está "repensando" su candidatura presidencial, pero evitó confirmar si buscará la reelección en la ciudad de Buenos Aires en las elecciones...

Jueves 05 de Mayo de 2011

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, admitió que está "repensando" su candidatura presidencial, pero evitó confirmar si buscará la reelección en la ciudad de Buenos Aires en las elecciones del 10 de julio. "Leí los diarios, pero no tengo nada para comentar", respondió a una consulta periodística al ingresar al edificio donde vive, pero evitó confirmar o desmentir que se vaya a bajar de la pelea por la Casa Rosada.

"Estamos todos repensando, pero no tengo nada para anunciar", afirmó el mandatario comunal, quien luego suspendió las actividades públicas que tenía programadas para la mañana de ayer.

El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que "en un par de días" Macri "va a anunciar" si decide buscar su reelección en la ciudad o si persiste en la elección de octubre. "Es una decisión muy personal de él, que la tiene que comunicar él", sostuvo el funcionario, quien agregó que aun en el caso de que Macri no dispute la presidencia, (en el PRO) "estamos trabajando para construir una alternativa nacional" porque, evaluó, "la Argentina quiere un cambio, necesita un cambio".

Ayer, el jefe de Gobierno sólo habló sobre los eventuales rivales que tendrá el PRO para la elección del 10 de julio. Cuando se lo consultó por la decisión del diputado de Proyecto Sur Fernando Pino Solanas de inclinarse por competir en Capital Federal y no en la Nación, respondió: "Me alegro que haya muy buenos y nuevos proponentes para ver cómo sigue avanzando la ciudad. No tengo nada para declarar, pero bienvenidos todos los que quieran competir".

Macri debía encabezar la apertura del vigésimo octavo congreso anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (Iaef), en el hotel Sheraton del barrio porteño de Retiro, pero pocos minutos antes del inicio del encuentro canceló su presencia. Oficialmente, no se indicó la razón por la cual el mandatario comunal no concurrió a la inauguración del evento, tal como se anunciaba en el programa oficial.

Los diarios Clarín y La Nación informaron en sus ediciones de ayer que Macri no será candidato presidencial del PRO ya que habría decidido buscar su reelección en el distrito porteño.

El senador Daniel Filmus, tras conocerse la versión de la renuncia a la competencia nacional, acusó a Macri de buscar la reelección "sólo por descarte", como una "alternativa de segunda" o un "premio consuelo", y agregó: "Me parece que es una decisión por la negativa".

En tanto, otro precandidato a jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra, también se refirió a la decisión de Macri: "Lo dije cuando anunció las elecciones para el 10 de julio. Así como separó las elecciones de la ciudad con las nacionales, para que el efecto Cristina no se lo devorara, se asegura ser el candidato en la ciudad y esperar cuatro años para buscar la Presidencia".

Mientras, el radicalismo porteño intensificó los contactos con el socialismo y Proyecto Sur para buscar una confluencia electoral hacia el 10 de julio y reiteró su rechazo a brindar su respaldo al PRO.

Según comentó el titular de la UCR de Capital Federal, Carlos Más Vélez, también hubo un acercamiento con la Coalición Cívica, pero la fuerza que comanda Elisa Carrió dejó en claro su intención de competir sin alianzas.

La diputada Silvana Giúdici fue designada por consenso como candidata a la Jefatura de Gobierno porteño por la UCR, pero el bajo nivel de intención de voto haría naufragar su postulación si se logra un acuerdo superador con otros partidos porteños.

Torpeza infinita

“La pésima estrategia de sectores empresarios y políticos es creer que con dos candidatos gana el de la oposición. Si la oposición tiene un candidato único, Cristina gana en primera vuelta, y eso es una torpeza infinita. Para que la oposición saque el 60% y Cristina menos del 40%, debe haber tres candidatos”, advirtió Elisa Carrió.

Todos juegan para el kirchnerismo

(Por Mauricio Maronna / La Capital). _  Las candidaturas en la oposición caen como la hojarasca de otoño. De aquel festival de postulaciones que asomaba en la superficie cuando el calendario electoral estaba todavía demasiado lejos queda muy poco en pie, casi nada. Ahora, más que nunca, el desafío para cualquier postulante ya no es absorber masa crítica para poder ganar en segunda vuelta, sino lograr apoyos suficientes para poder llegar a algo que se parezca al 30 por ciento de los votos.
  Las dos únicas candidaturas solidificadas (al menos por ahora) son las de Raúl Alfonsín, en la UCR, y la de Elisa Carrió, en la Coalición Cívica. Lo demás es un laberinto de salida incierta. La doble bajada de Ernesto Sanz y la caída en la consideración popular de Julio Cobos despejaron el camino del hijo del ex presidente, que apunta a quedarse solo en el espinel ucerreísta. Pero a partir de ahí empiezan los problemas para el centenario partido.
  Los radicales no le van a permitir a Alfonsín ningún flirteo con Mauricio Macri (demasiado corrido a la derecha para los de boina blanca) pero, a la vez, Margarita Stolbizer y Hermes Binner no avalarán ningún coqueteo con Francisco De Narváez, su sempiterno rival en la provincia de Buenos Aires.
  Por las dudas, Fernando Pino Solanas, otro baluarte de la progresía, bajó de un plumazo su autoproclamada vocación presidencial y decidió ser candidato a jefe de Gobierno porteño antes de sermonear a los socialistas por los diálogos entre Binner y Alfonsín. La deserción de Solanas cae como una patada en el hígado a Proyecto Sur Santa Fe, que de ahora en más no sólo deberá competir sin candidato a gobernador sino que tampoco tendrá una referencia nacional a presidente.
  El brumoso panorama de la centroizquierda tiene su calco en el otro andarivel. Macri dirá en pocas horas que se terminó la ilusión presidencial y que son tiempos de defender el territorio porteño. El Peronismo Federal fue debidamente auscultado por Eduardo Duhalde cuando habló de “papelón”.
  Ante semejante escenario, Cristina Fernández de Kirchner debería festejar y animarse a canturrear aquella canción de Charly García: “Todo se construye y se destruye tan rápidamente que no puedo dejar de sonreír”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario