Política

Macri jugó de local y cosechó apoyo en su rápido paso por la Expoagro

La muestra del campo. El presidente dijo en Ramallo que cumplió sus promesas con el campo y anunció un acuerdo con Lifschitz para realizar obras en rutas y accesos.

Jueves 10 de Marzo de 2016

Jugando más de local que en la mismísima Bombonera, Mauricio Macri se reencontró ayer cara a cara en la Expoagro con el sector productivo que con más contundencia contribuyó en las urnas para convertirlo en presidente de la Nación. Sabedor de la inmejorable sintonía con los productores que lo vivaban, Macri les endulzó los oídos: "Las promesas que les hice cuando vine acá, las hemos cumplido".

Desde temprano se notó en la muestra organizada en el kilómetro 204 de la Autopista Rosario-Buenos Aires un clima de empatía con los nuevos gobernantes. La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, recorrió stands entre aplausos, selfies y diálogos con productores.

Macri mostró buena sintonía con el gobernador santafesino, Miguel Lifschitz, con quien recorrió las instalaciones de la Expoagro en un carrito acondicionado para la ocasión. En su breve discurso, el jefe del Estado anunció que "con el gobernador de Santa Fe nos hemos puesto de acuerdo para realizar obras en los accesos al puerto de Rosario, las circunvalaciones, la ruta 33 y 34, que son tan necesarias porque son el polo exportador del sector". En verdad, la cuestión fue una de las promesas de campaña del primer mandatario.

Sí, se puede. La recorrida de Macri EM_DASHel primer presidente que visitó la muestraEM_DASH provocó que los asistentes mostraran su euforia. "¡Gracias Mauricio!", repetían al paso del vehículo. Ese cántico era mixturado por el "sí se puede", hit macrista de los tiempos de la campaña.

El presidente indicó que "a estas materias primas valiosas que hacemos tenemos que lograr agregarle valor, porque el sueño es ver que el país se llene de fábricas en toda su geografía y producir alimento para el mundo entero, para que el país vaya en el sentido en que nos hemos comprometido, el de pobreza cero".

Además, sostuvo que "juntos vamos a hacer una verdadera revolución productiva en el campo argentino y esto el Ministerio de Agroindustria lo tiene claro: tenemos que empezar a ocuparnos de los pequeños productores para que sean en el tiempo medianos y los medianos sean grandes, porque esto es una familia".

En ese contexto, y cuando algunas nubes le dieron tregua al chirriante sol del mediodía, Macri dijo estar muy "alegre" de encontrarse en la feria. "Apostamos a lo que ustedes puedan hacer, pero, lamentablemente, sabemos que hay problemas en nuestras economías regionales y que tenemos que seguir trabajando porque cada uno de ustedes reclama una solución y tenemos que tratar de conseguirla".

La satisfacción de los asistentes sólo mutaba en decepción cuando circulaban por los stands de gastronomía y consultaban los precios: una botellita de agua mineral de 500 cc, 50 pesos; choripán, 60 pesos, y una porción de vacío, matambre o bondiola, 110 pesos.

Al tiempo que hubo una foto conjunta de la Mesa de Enlace con el presidente al pie del podio donde se cortó la cinta de inauguración oficial, el ex titular de Federación Agraria Eduardo Buzzi recorría los corredores destinados a los medios de comunicación. El otro referente gremial que hizo pata ancha fue Gerónimo Momo Venegas, titular de Uatre, a cuyo stand se dirigió Macri durante la recorrida.

Durante el tradicional corte de cintas, el jefe del Estado fue secundado por Lifschitz, Vidal, Claudio Escribano (La Nación) y José Antonio Aranda (Clarín), empresas organizadoras de la exposición realizada en el establecimiento El Umbral, de Ramallo. Por allí también estuvieron el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

Rutas argentinas. Macri aseguró que "también sé que hay una enorme deuda en materia de infraestructura y todo nuestro equipo de gobierno está abocado a este trabajo, para construir las rutas y autovías que necesitamos, no solo para sacar la producción".

"No podemos ser indiferentes ante 9.000 muertes por año en las rutas", dijo el presidente, tras enumerar que también "hacen falta muchísimas inversiones", proyectos pendientes en materia de trenes, hidrovías y puertos.

"Pido paciencia y tener confianza en lo que somos capaces de trabajar juntos; el «se puede» entró en el corazón de la mayoría de los argentinos", sostuvo el líder de Cambiemos. Rápidamente, el auditorio volvió a entonar el cántico preferido.

Mientras el aroma a carne asada se filtraba en el ambiente, Macri lamentó tener que subirse de inmediato al helicóptero: "Me gustaría quedarme a comer asado con ustedes, pero ya me llevan a otro lado".

Era el final de una visita en la que el presidente sólo tuvo que escuchar adhesiones y aplausos. Pareció aprovechar ese mediodía al costado de la Autopista, sabedor de que no siempre le tocará jugar de local.

Lifschitz buscó seducir a los industriales santafesinos

El gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, acompañado por el ministro de la Producción, Luis Contigiani, promocionó el Plan de Desarrollo Industrial lanzado por el gobierno ante los empresarios santafesinos presentes en la edición 2016 de Expoagro.
  “Queremos una provincia de Santa Fe competitiva, moderna, integrada al mundo, que agrega valor, genera trabajo y desarrollo, e integra a las economías regionales y territorios. Todo esto está expresado en el plan que presentamos en Las Parejas, que es bien concreto y ya está en marcha”, afirmó Lifschitz.
  En el stand oficial que la provincia montó en la muestra agroindustrial dialogó con expositores, y con pequeños y medianos empresarios santafesinos que exhiben sus productos y servicios en la feria. “Trabajamos con todas las herramientas que tiene el Estado provincial para potenciar y acompañar el desarrollo de la producción”, sintetizó  el gobernador Lifschitz, al tiempo que reconoció la capacidad de los industriales santafesinos “para encontrar oportunidades, sortear las dificultades y ser competitivos”.
  El Plan de Desarrollo Industrial tiene como ejes centrales aumentar la competitividad, mejorar la infraestructura industrial, fortalecer a las pymes y modernizar el Estado. A tal fin, el Ministerio de la Producción diseñó un esquema conformado por 14 programas que destina 1200 millones de pesos al sector, combinando préstamos con tasas bonificadas por  600 millones; un presupuesto de 400 millones de pesos para ejecutar obras de infraestructura en parques, áreas y distritos industriales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario