Cuadernos de las coimas

Macri a empresarios: "No hipotecaré mi gobierno para defender a nadie"

En el marco del affaire de los cuadernos, el presidente les dijo a los ejecutivos que si reciben pedidos de coima, hagan la denuncia.

Viernes 17 de Agosto de 2018

En medio del escándalo por la causa de los cuadernos, Mauricio Macri aseguró ayer ante los integrantes de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) que si alguno recibe un pedido de coimas "tienen un presidente" y un "equipo de gobierno ante el cual denunciarlo". También intentó minimizar la fuerte crisis económica y financiera que enfrenta el país al sostener que está atravesando una "tormenta de frente" pero que "están pasando cosas importantes para el futuro de los argentinos".

"No tengo pensado hipotecar mi gobierno ni el futuro de los argentinos para defender a nadie que actúe fuera de la ley", enfatizó Macri al hablar en la apertura del encuentro anual empresario.

Y agregó: "Si alguno de ustedes se encuentra con un pedido indebido, acá tienen un presidente al cual acudir y a un equipo de gobierno ante el cual denunciarlo".

El jefe de Estado se expresó de este modo al hablar ante más de 200 directivos de las más importantes compañías del país en el hotel Sheraton porteño, donde pidió "terminar con los comportamientos mafiosos", y reclamó: "Ustedes lo tienen que denunciar"

Acompañado por el presidente de AEA, Jaime Campos, y por el subsecretario de Asuntos Institucionales de la Jefatura de Gabinete, Matías García Oliver, Macri les pidió además ayudar a "controlar el gasto público, que —destacó— también tienen que denunciar para crear empleo de calidad".

En su mensaje, Macri les dejó en claro a los empresarios que "hay un Estado que los va acompañar" y que "ya no hay un Estado que los quiera aplastar, que pone trabas, sino un Estado que allana el camino para que puedan crecer y aumentar su productividad, porque ahí está el eje".

"Ustedes son los creadores de riqueza, los generadores de riqueza, y necesitamos que vayan para adelante", alentó.

Precisó además que este "es un Estado que no cambia las reglas de juego, ni aún en las tormentas para que haya previsibilidad y poder apostar a largo plazo", y advirtió: "Más allá del momento que está transcurriendo, en esta tormenta que atravesamos de frente, están pasando cosas importantes para el futuro de los argentinos".

"No se trata de negar para nada la agenda de dificultades que tenemos por delante para resolver, especialmente hasta que no lleguemos a un equilibrio fiscal", porque sin ello y sin "un sistema financiero potente nos hace depender del financiamiento externo", lo que significa "que vamos a estar expuestos a las volatilidades que está viviendo el mundo", apuntó.

El jefe del Estado insistió, al respecto, en que compartía "las preocupaciones y las dudas del momento", pero remarcó que "también es importante no perder el foco ante tantos pronósticos catastróficos, como que este país no tiene destino o que no tenemos futuro".

"Sí tenemos futuro, y hay muchos ejemplos que lo demuestran: Vaca Muerta es uno de ellos", apuntó, y prometió que "en el próximo verano la Argentina va a exportar gas a Chile". Además, estimó que "en 3 o 4 años se exportará medio millón de barriles de petróleo, que equivale a 15.000 millones de dólares, y en 7 años 30.000 millones".

Aplausos y reclamos

Los popes empresarios aplaudieron de pie al presidente y escucharon con atención sus palabras, donde habló de la "una tormenta de frente" y de las oportunidades del país. Pero durante la Jornada de la Asociación Empresaria Argentina, los número uno de las principales compañías argentinas no se guardaron sus demandas y reclamos al gobierno menos presión impositiva, menos déficit fiscal, reducción de los costos laborales y un modelo de país exportador más definido y consensuado entre todos los sectores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario