Cumbre del G20

Macri busca colar su agenda en medio de una disputa entre gigantes

El encuentro de líderes del G20 comienza hoy en Buenos Aires con la guerra comercial entre Estados Unidos y China como telón de fondo.

Viernes 30 de Noviembre de 2018

La histórica cumbre del G20 que se inicia hoy Buenos Aires, y que pondrá a la Argentina durante dos días en el foco mundial, tendrá como telón de fondo las fuertes disputas comerciales entre Estados Unidos y China y la amenaza de ruptura de Gran Bretaña con la Unión Europea. En esa pelea de fondo, Argentina tratará de imponer su propia agenda con las reuniones bilaterales que mantendrá el presidente Mauricio Macri con los líderes de las principales potencias mundiales. Todo esto, en medio de un fuerte operativo se seguridad, con una ciudad literalmente blindada, y con manifestaciones en contra de grupos y organizaciones políticas anti-G20.

La posibilidad de que la cumbre del G20 transite sin mayores conflictos y que se logre consenso para un documento final, aunque más no sea de "compromiso", parece ser un buen resultado a obtener por el gobierno de Mauricio Macri, además de los acuerdo bilaterales que suscriba.

Esta cita de mandatarios se llega con antecedentes que no son promisorios. Ya el año pasado, durante la presidencia alemana del G20, no hubo acuerdo en lo relativo a la protección del medio ambiente y se terminó firmando un documento de 19 1, en el que todos los países excepto Estados Unidos, ratificaron su compromiso con el Acuerdo de París.

Además, en junio de este año, el presidente Donald Trump retiró su firma del documento consensuado del G7 y fue la primera vez que no se logró un comunicado conjunto de los países mas desarrollados.

La disputas comerciales entre Estados Unidos y China generan incertidumbre sobre cuál será el crecimiento de la economía multilaterales, y solo los esfuerzos del presidente francés, Emmanuel Macron, y de la canciller Angela Merkel, en favor de que se respeten los lineamientos de la Organización Mundial del Comercio, generar ánimo positivo.

Sin embargo, Merkel está cumpliendo su último año al frente de Alemania, y el "Brexit" amenaza con una ruptura que afectaría seriamente las relación de Gran Bretaña con la Unión Europea.

En ese marco, se espera un encuentro bilateral entre Trump y su par de China, Xi Jinping, que estaba previsto para anoche, antes del inicio de la Cumbre, pero con la llegada del mandatario norteamericano en la noche del jueves, debería trasladarse para mañana, durante la primera jornada de la Cumbre.

Y como si las contiendas económicas no fueran lo suficiente, las peleas políticas también amenazan el "normal" desarrollo de la Cumbre.

Antes de arribar a Buenos Aires, Trump adelantó vía twitter que canceló la reunión que tenía prevista con su par de Rusia, Vladimir Putin, debido al ataque de esa nación contra Ucrania en el Mar Negro (ver página 12).

En medio de este panorama, Argentina tiene "otra agenda" y es la de lograr la mayor cantidad de acuerdos comerciales y de inversión posible. Ya ayer recibió de parte de China financiamiento por más de us$ 1.000 millones para la reconstrucción del ferrocarril San Martín de Cargas (ver aparte).

Pero esto son solo dos ejemplos. Argentina confía en mayores resultados en la reunión bilateral que mantendrán Macri y Trump para lograr inversiones de parte de los Estados Unidos, en especial en la explotación de gas y petróleo no tradicional de vaca Muerta.

En la previa a la cumbre, Macri comenzó con sus reuniones bilaterales a medida que los jefes de Estado arribaban al país. Ayer se reunió con Macron, donde abordaron la posibilidad, aún muy verde, de un acuerdo Mercosur-Unión Europea. Hizo lo propio con su par italiano, Giuseppe Conte, además de compartir una actividad con la reina Máxima de Holanda y con directivos del BID.

encuentro. En la previa al inicio formal de la cumbre, Macri se reunió en la Rosada con Emmanuel Macron.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});