Política

Los trabajadores de Vicentin celebran la intervención estatal

Leandro Monzón, de la comisión interna, dijo sentir "alegría" porque se aseguran las fuentes de trabajo. Aval de la CGT de Reconquista.

Jueves 11 de Junio de 2020

Un día después de que un centenar de pobladores de Avellaneda salieran a manifestar su oposición a la intervención del Grupo Vicentin por parte del gobierno, puertas adentro de la empresa los ánimos parecen ser diferentes, con la dirigencia gremial avalando la medida oficial comunicada el lunes por el presidente Alberto Fernández por entender que defiende los puestos de trabajo.

El integrante de la Comisión Interna de Vicentin y de la conducción de Sindicato de Aceiteros de Reconquista, Leandro Peky Monzón, aseguró ayer sentir "alegría" tras haber escuchado a Alberto Fernández "que van a continuar las fuentes laborales" y que "se pare un poco la incertidumbre" en torno a la empresa.

"Tenemos la alegría de haber escuchado del presidente que van a continuar las fuentes laborales y que se pare un poco la incertidumbre, que se empezó a ver hace dos años, cuando cerraron dos procesos productivos, y se profundizó con la cesación de pagos en diciembre", dijo Monzón.

El dirigente contó que la empresa adeuda el bono de fin de año y no cumplió con los acuerdos salariales de 2020; y precisó que el conflicto por salarios incluye "el aumento que salió a partir del 1º de mayo, la gratificación de fin de año y el retroactivo de abril a enero".

Sobre las expectativas que se abren para los trabajadores a partir de la intervención y del proyecto de expropiación, Monzón dijo que refieren a "la posibilidad de abrir sistemas productivos para la región, que se nos mantengan las condiciones laborales y la libertad sindical".

Monzón adelantó que mañana habrá una reunión en la sede Reconquista de la Secretaría de Trabajo, donde los trabajadores esperan encontrar respuestas a sus demandas.

En ese sentido, dijo que "hay una bronca acumulada con los gobiernos tanto de Reconquista y como de Avellaneda, porque hace "dos años cerraron dos sistemas productivos de Vicentin y nadie de la casta política salió a responderle al pueblo".

"En ese momento hubo despidos, compañeros que agarraron el retiro voluntario y otros que se fueron al frigorífico Friar, del grupo Vicentin", completó.

El dirigente señaló además que la posibilidad de que los trabajadores tengan una silla en el directorio de la firma "sería bienvenida".

Por su parte, el secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT) de Reconquista, Santa Fe, Ramón Acosta, afirmó que sus afiliados "por supuesto están a favor de la intervención de Vicentin" dispuesta por el gobierno porque "es la garantía de continuidad de los puestos de trabajo".

Acosta señaló que la determinación oficial "representa una esperanza para los trabajadores" y destacó que también "serán favorecidos" los productores, a quienes Vicentin dejó de pagar los insumos.

También el titular del gremio de aceiteros de Reconquista, Dionisio Alfonso, afirmó que la intervención generó "tranquilidad" en los trabajadores, que en los dos últimos años vivieron "mucha incertidumbre" en el proceso que llevó al concurso de acreedores de la empresa.

"La decisión nos brinda tranquilidad y esperamos que todo lo que está pasando llegue a buen puerto. Como Sindicato vemos estas medidas como una ayuda que viene bien", ponderó Alfonso.

El sindicalista explicó que "había mucha incertidumbre: en noviembre de 2019 hubo 60 despidos tras el cierre de la fraccionadora y la refinería, después se llegó al concurso (de acreedores) y a esta crisis financiera".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario