Política

Los líderes del socialismo alistaron a su tropa para las batallas electorales del 2015

Binner, Bonfatti, Lifschitz y Fein compartieron escenario tras un almuerzo en Rosario junto a dirigentes y militantes del PS. El ex intendente de Rosario dijo que no hay agotamiento de gestión.

Lunes 25 de Agosto de 2014

El Partido Socialista (PS) comenzó ayer a cerrar filas en torno a sus figuras más convocantes y empezó a alistar a su tropa para las batallas electorales del 2015, con el desafío de seguir en el poder en Rosario y en la provincia.

Para ese objetivo, el PS reunió ayer a militantes y simpatizantes en un almuerzo que se desarrolló en Rosario, en el que fueron oradores Hermes Binner, Miguel Lifschitz, Antonio Bonfatti y Mónica Fein. El acto, al que asistieron más de 8.000 personas que colmaron la nave central del salón Metropolitano, en el parque Scalabrini Ortiz, fue convocado para presentar formalmente la nueva Junta Ejecutiva Provincial del PS santafesino.

El tono de los discursos apuntó al rescate del papel central que jugó la militancia en el crecimiento del socialismo como alternativa política en el escenario local, provincial y nacional, y como sostén de las gestiones de gobierno en la ciudad de Rosario y en la provincia de Santa Fe junto al resto de las fuerzas que integran el Frente Progresista.

"Hay una sola forma de que las cosas cambien: ser parte. Hay que participar para cambiar la realidad", rezaban las proyecciones sobre el telón del escenario.

Aperturas. La intendenta de Rosario, Mónica Fein, abrió la lista de oradores agradeciendo a los presentes y destacó el rol de la militancia activa y el esfuerzo compartido entre el municipio y la provincia a la hora de trabajar en la ciudad de Rosario, cristalizado en las obras que se llevan adelante en el marco del Plan Abre, "que significa abrir calles, puertas, abrir cabezas, abrir manos para agarrar al de al lado y juntos modificar la realidad barrio por barrio".

A su turno, el gobernador Antonio Bonfatti, tras reseñar los avances alcanzados por su administración en la mayoría de las áreas, "dando respuestas de tantas décadas de postergaciones, de tantos derechos incumplidos de esta provincia tan diversa, tan extensa", dijo, señaló la necesidad de afrontar la pobreza para resolver los problemas de la violencia.

"Nadie habla de la injusticia, nadie habla de la sociedad de consumo, donde pareciera que lo más importante es todos los días tener más y esto no es gratuito; hay muchos que buscan atajos. Atajos para resolver las cuestiones personales, atajos para no enfrentar la realidad", dijo el gobernador.

"Nos duele profundamente esta realidad y nos hacemos cargo de los problemas. Nos duele la violencia y por eso nos hacemos cargo y transformamos", afirmó. En ese sentido, Bonfatti reivindicó el trabajo que lleva adelante el gobierno provincial: "Estamos haciendo una profunda reforma policial después de décadas; estamos haciendo la reforma ejemplar de la Justicia. Pero no hay varitas mágicas. Es con la rutina diaria, con trabajo y decencia, como vamos a construir oportunidades para vivir mejor", afirmó.

El presidente del PS santafesino, Miguel Lifschitz, recordó por su parte que "cuando miramos hacia atrás tenemos la sensación del deber cumplido. De haber estado a la altura de las circunstancias, de haber cumplido con el mandato de los ciudadanos cada vez que nos eligieron, pero también de haber cumplido con ese mandato histórico que nos legaron los grandes hombres y mujeres del socialismo: los valores de la democracia, de la libertad, de la transparencia, siempre estuvieron en cada uno de los lugares en los que la ciudadanía nos dio algún tipo de responsabilidad".

Por otra parte, advirtió "a la oposición" que "no se hagan ilusiones" con el agotamiento del socialismo en el gobierno, que ellos pregonan. "Los proyectos sólo se agotan cuando se quedan sin utopías", afirmó.

El cierre del acto estuvo a cargo del diputado nacional y presidente del PS nacional, Hermes Binner. "El socialismo da un ejemplo de transparencia en el gobierno" y sus propuestas "no son recetas sino una lectura de las necesidades de la gente", afirmó el ex gobernador y candidato a presidente por el Frente Amplio Unen (FAU).

"Vemos que todas las recetas que se han aplicado en nuestro país hasta el momento han fracasado, y el manejo de la deuda externa, que este gobierno ha llevado adelante de forma irresponsable e incompetente, es el último ejemplo de esta situación. Por eso nosotros tenemos una mirada propositiva, que no se queda en las declamaciones, sino que está plasmada en programas que llevaremos adelante cuando seamos gobierno", aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS