Política

Los jueces le contestan a Cristina: "El Judicial no es un partido, sino un poder del Estado"

La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional contestó duramente a la presidente, que había dicho que la marcha de silencio del 18F fue “el bautismo de fuego del Partido Judicial” 

Lunes 23 de Febrero de 2015

La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) contestó duramente hoy la acusación de la presidenta Cristina Fernández respecto a que la Justicia es un partido político y, tras aseverar que “el Judicial no es un partido, sino un Poder del Estado”, advirtió que se está ante “un vulgar -no por eso menos peligroso- intento de presión y condicionamiento”.
 
“Quienes ahora acusan de partidización han pretendido, infructuosamente, partidizar al Poder Judicial y a la AMFJN. Lo ha intentado, incluso, desvirtuando los objetivos y el funcionamiento del Consejo de la Magistratura”, dijeron los jueces.
 
“Como no lo han logrado más que con una pequeña parte de sus integrantes, intentaron luego -con menos éxito aún- fracturarla. Pero sólo han conseguido fortalecerla aún más en sus convicciones democráticas y republicanas”, sostuvieron en una carta abierta que lleva el título de “Reafirmamos nuestro rol institucional”.
 
“No cabe sino repudiar el discurso maniqueo que bajo la apariencia de denunciar divisiones, en realidad pretende generarlas”, agregó la entidad en la carta firmada por su presidente, Ricardo  Recondo; el vicepresidente, Alejandro Sudera, y el secretario  general, Marcelo Gallo Tagle.
 
La Presidenta publicó este sábado una carta en su cuenta de la red social Facebook en la que sostuvo que la marcha del miércoles pasado en homenaje al fallecido fiscal Alberto Nisman fue “el bautismo de fuego del Partido Judicial”, al que calificó de “opositor  y destituyente del Gobierno”.
 
“El 18F no es el homenaje a un fiscal, ni siquiera un reclamo insólito de justicia, sino el bautismo de fuego del Partido Judicial. ¿Viste lo que te dije sobre el Partido Judicial? Porque además de ser Partido, es opositor y destituyente del Gobierno”, sostuvo la primera mandataria.
 
Para la AMFJN, “quien tenga una denuncia que formular por el desempeño de un magistrado o funcionario, debe realizarla si existe una violación a la férrea regla del art. 110 de la Constitución  Nacional”, pero “de no ser así, la reiterada y metódica amenaza -expresa o velada- resulta impropia de un sistema republicano, y sólo entendible como un vulgar -no por eso menos peligroso- intento de  presión y condicionamiento”.
 
La entidad sostuvo que quienes integran el Poder Judicial “participan de las más diversas ideologías, y se encuentran separados -y también, paradójicamente, unidos- por las más variadas diferencias”, por lo que es “mal material para constituir un 'Partido'”.
 
“No son destituyentes (tal el neologismo acuñado hace unos años) ni golpistas (arcaísmo que había sido remplazado por aquel neologismo, hoy resucitado a contramano de los datos más básicos de la realidad) los que opinan distinto o señalan errores”, agregaron,  y resaltaron que el único partido al que pertenecen “es el de la Constitución”.
 
"Los funcionarios judiciales no gobernamos ni deliberamos; nuestra misión, asignada en la oportunidad fundacional, es asegurar la vigencia de la Constitución y las instituciones que ella ha erigido. Esa es la única tarea que nos da sustancia, dirección y fin", concluyeron los magistrados.  
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario