Política

“Los datos de Edward Snowden ponen a muchos espías en peligro”

Según el diario inglés The Sunday Times, China y Rusia decodificaron la información que facilitó el ex agente estadounidense. EEUU quiere que sea juzgado por traición.

Lunes 15 de Junio de 2015

El Reino Unido debió sacar a espías del servicio secreto de “países hostiles”, después de que Rusia y China descifraron información clasificada de los archivos publicados por el ex agente estadounidense Edward Snowden. Lo afirmó el dominical The Sunday Times. El hecho es gravísimo desde el punto de vista de la seguridad nacional británica y evidencia el daño que siguen haciendo las filtraciones de Snowden, acogido por Rusia.
  El servicio secreto MI6, que opera en el exterior, ha debido retirar agentes de varios países, dijo del diario, que usó fuentes no identificadas del despacho del primer ministro David Cameron, el Ministerio del Interior y los servicios de seguridad. Snowden, un espía que decidió publicar miles de archivos y huir a China —luego Rusia le dio asilo— tuvo acceso a más de 1,7 millones de documentos clasificados de las agencias de seguridad de Estados Unidos y Gran Bretaña en 013, y los filtró, dando a conocer los programas estadounidenses de vigilancia telefónica e internet. Se cree que programas similares o aún peores existen tanto en China, donde la vigilancia online es continua y explícita, como en Rusia.
  Estados Unidos quiere que Snowden sea juzgado por traición. Filtró documentos clasificados y puso en peligro la seguridad nacional siendo un agente secreto.
  Snowden llegó a Rusia a través de Hong Kong. Aunque declaró en 2013 que los documentos encriptados seguían siendo seguros, Gran Bretaña está segura de que Rusia y China lograron descifrar los archivos, que contienen detalles que podrían llevar a la identificación de espías estadounidenses y británicos.
  Una fuente del Ministerio del Interior dijo al diario que el presidente ruso, Vladimir Putin, no concedió asilo a Snowden “por nada. Sus documentos estaban encriptados pero no eran completamente seguros”, manifestó la fuente. Una fuente de inteligencia británica dijo que Snowden había infligido un “daño incalculable”. “En algunos casos las agencias se ven forzadas a intervenir y a retirar a sus agentes de misiones para evitar que sean identificados y asesinados”, dijo la fuente.
    La agencia de seguridad británica GCHQ declinó emitir declaraciones y representantes de otros servicios de inteligencia del país no respondieron a consultas, como es de rigor en casos similares. Las revelaciones sobre el impacto de la filtración de Snowden se producen días después de que un organismo regulador británico dijera que las normas vinculadas a la autoridad de los servicios para espiar a los ciudadanos deben ser reformuladas. Un legislador conservador, Andrew Mitchell, sostuvo que la publicación del Sunday Times “no era un accidente. Hay un enorme debate. Vamos a tener que discutir una nueva ley sobre la forma en que las libertades individuales y la privacidad son invadidas en el interés de la seguridad nacional colectiva”, declaró a la radio de la BBC. “Es un debate que ciertamente debemos tener”, sostuvo.
 

Greenwald

El periodista Glenn Greenwald, quien publicó las revelaciones de Snowden, afirmó que el artículo del Sunday Times es “un ejemplo de mal periodismo”. Greenwald dijo en Twitter que la investigación estaría llena de datos falsos. En un artículo  añade que no hay pruebas que demuestren ninguna de las cosas que afirman las fuentes anónimas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS