Reforma previsional

Los colectiveros no adhirieron al paro y atenuaron su impacto

La UTA dijo que no está de acuerdo con la reforma, pero considera que esta debe ser tratada en el Congreso. También repudió hechos violentos

Martes 19 de Diciembre de 2017

El paro general de la CGT que se inició ayer, a las 12, y concluirá hoy a mediodía, finalmente tendrá un menor impacto de lo previsto porque que la UTA decidió no acatarlo y siguió prestando anoche los servicios habituales.

La conducción nacional de los colectiveros adoptó la medida para diferenciarse de la conducción nacional de la central obrera (que el gremio integra) y decidió garantizar el funcionamiento del servicio durante la jornada de hoy. En Rosario, la decisión fue confirmada ayer, pasadas las 19, por el secretario general de la UTA Rosario, Manuel Cornejo.

"La UTA no adhiere al paro general decidido por la CGT para el 19 de diciembre. Los servicios de transporte que brindan nuestros compañeros se prestarán en consecuencia normalmente, cumpliendo con los horarios preestablecidos", anunció en un comunicado firmado por su secretario general, Roberto Fernández.

El gremio, que mantiene una buena relación con el gobierno, aclaró que tomó la medida de no parar pese a que "en principio no está a favor del cambio de fórmula" que establece la reforma previsional. Fundamentó su sorpresiva decisión fundamentando que "la política se discute en el Congreso, sobre todo cuando se trata de aspectos que están directamente vinculados a la sanción de una ley. En el Congreso están los representantes del pueblo, quien muy recientemente, se ha expresado pacíficamente para renovarlo de acuerdo con lo que establece la Constitución nacional".

"También deseamos destacar nuestro repudio contra toda forma de violencia que se aparte de las reglas de convivencia que deben prevalecer en una comunidad organizada y en un estado derecho", concluyó la dirigencia de la UTA.

En medio del paro, que se sintió con mayor intensidad a media tarde, la conducción cegetista manifestó su repudio a "la violencia de un grupo de provocadores" en la manifestación que se realizó frente al Congreso en rechazo a la reforma previsional y que derivó en una violenta batalla campal. "La CGT siente la obligación de repudiar enérgicamente que, por intermedio de la violencia de un grupo de provocadores, se pretenda desvirtuar una manifestación", remarcó la central obrera en un comunicado emitido por la tarde, luego de que a la mañana activara su segunda huelga contra el gobierno macrista.

La entidad de la calle Azopardo lamentó que "la violencia de los grupos radicalizados impiden que los trabajadores organizados, jubilados y ciudadanos, descontentos con el proyecto de ley en tratamiento, pudieran expresar libre y pacíficamente su oposición".

En el texto firmado por los miembros del triunvirato, Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, la CGT aclaró que "no participa ni comparte la violencia como forma de protesta y deslinda toda responsabilidad con los hechos de público conocimiento".

Trenes

En el ámbito nacional, los gremios del servicio de trenes, Unión Ferroviaria, La Fraternidad y Señaleros, indicaron que iniciaron el paro con el primer minuto de hoy para "facilitar el regreso de los trabajadores y usuarios en general".

En el inicio del paro de la CGT, el transporte aéreo fue el que se vio más afectado, ya que Aerolíneas Argentinas canceló vuelos a partir de las 7.30 de ayer, afectando a 20 mil pasajeros.

A su vez, el paro también perjudicó a 20 mil usuarios de la compañía Latam, que informó que debió cancelar y reprogramar 127 vuelos, 73 de los cuales eran internacionales (12 mil pasajeros) y 54 domésticos (8 mil pasajeros), mientras que hoy al mediodía el servicio "se restablecerá paulatinamente", según se indicó.

Anoche aún no estaba claro el alcance del paro en las distintas provincias. Comenzó a sentirse con fuerza desde las primeras horas de la tarde con el cierre de los comercios, aunque al mantenerse la frecuencia de los ómnibus, el impacto quedó atenuado. Se estima que hoy habrá datos sobre la adhesión de mercantiles, albañiles, estatales, sanidad, metalúrgicos, mecánicos, bancos y docentes porque el acatamiento por parte de las organizaciones nacionales era dispar.

"La CGT no participa ni comparte la violencia como forma de protesta y deslinda responsabilidad" sobre los desmanes

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario