Política

Los candidatos socialistas cerraron la campaña en el centro

Lifschitz, Fein, Bonfatti, Ghiradi y Cappiello se mostraron convencidos del triunfo. Críticas al PRO y a los “partidos de diseño”

Viernes 17 de Abril de 2015

Los precandidatos del sector oficialista del Frente Progresista, Cívico y Social (FPCyS) cerraron ayer la campaña electoral con un multitudinario acto en el microcentro rosarino (plaza Montenegro). En ese escenario y con el clásico cotillón partidario, los postulantes se mostraron convencidos del triunfo en las Paso del domingo, llamaron a “seguir profundizando los cambios logrados” por las administraciones socialistas de la ciudad y la provincia, y hasta hubo lugar para un reparto de críticas a sus adversarios políticos.
  En el centro de la escena, de espaldas al Centro Cultural Roberto Fontanarrosa, se ubicaron los precandidatos a gobernador Miguel Lifschitz, a diputado provincial Antonio Bonfatti, a intendente Mónica Fein, a concejal Horacio Ghirardi y a senador departamental Miguel Cappiello. Entre todos ellos también emergió Hermes Binner, convertido en una especie de figura tutelar, centro de los elogios de cada uno de los oradores, pero que sin embargo no pronunció discurso alguno frente a los militantes.
  “En estas elecciones se define el futuro o el pasado”, definió Lifschitz. El suyo fue el discurso más político y combativo, donde además de pasar cuenta de lo realizado en la etapa proselitista, dedicó algunos conceptos críticos para sus adversarios internos, pero focalizando en el PRO de Miguel Del Sel las palabras más dura de su verba inflamada.
  “Que no nos vengan con el color amarillo de ese proyecto paquete de la ciudad de Buenos Aires. Esta es la ciudad del celeste y blanco, cuna de la bandera, corazón del progresismo en la Argentina”, dijo Lifschitz, levantando una ovación que tronó fuerte en la plaza.
  Lifschitz reconoció que en estas elecciones, como nunca, el Frente Progresista tiene muchos adversarios (“incluso dentro del socialismo”, dijo). Y en una suerte de juego retórico, se preguntó y se respondió a sí mismo: “¿Qué nos ofrecen? Más populismo, más reutemismo, más kirchnerismo. Somos una propuesta genuinamente santafesina. Nosotros no dependemos de las decisiones que se toman en la Casa Rosada ni en la ciudad de Buenos Aires, no nos manejan por control remoto”, afirmó el ex intendente rosarino.
  En contraste, el precandidato a gobernador ofreció al Frente Progresista de Santa Fe como “una obra maestra de la política”, que empezó transformando a Rosario y luego a la provincia con los mandatos de Binner y Bonfatti. “El nuestro no es un proyecto improvisado; no gobernamos para las próximas elecciones sino para las próximas generaciones”, puntualizó Lifschitz.
  Consciente de que en Rosario se juega buena parte de sus chances para ser el candidato más votado, el actual senador provincial comenzó a rememorar el derrotero histórico que realizó el socialismo hasta alcanzar la cima del poder político. “Fue en esta ciudad donde plantamos el mojón hace 25 años, donde plantamos la bandera de la igualdad y la solidaridad con nuestras políticas públicas”, dijo.
  Luego reforzó su argumento con un mensaje directo a la militancia. “Acá está nuestra fuerza, vamos a hacer la mejor elección en Rosario, la vamos a ganar nuevamente, no nos van a sacar de la cancha a los codazos”, bramó Lifschitz, procurando contagiar su entusiasmo a la militancia, que le devolvió el gesto con agites de banderas y el coreo de su nombre.
  Sin menguar el tono del discurso, Lifschitiz los exhortó a seguir redoblando los esfuerzos para lograr el triunfo: “Aprovechemos estos dos días para ir casa por casa para dialogar con los vecinos que hay más votos por conseguir”.
  El de Lifschitz fue el discurso que coronó el mitin socialista, pero previamente hablaron Fein, Ghirardi, Cappiello y Bonfatti.
  Fein enfocó su disertación en la gestión, el trabajo en equipo y el proyecto colectivo. También advirtió sobre los peligros de “los proyectos improvisados”. En ese contexto, aseguró que “nosotros somos la opción más seria porque nos preparamos, porque sabemos hacia dónde vamos y tenemos planificada la próxima etapa para Rosario”.
  Bonfatti, a su turno, invitó a los santafesinos y santafesinas a que sigan acompañando “las transformaciones iniciadas en la ciudad de Rosario y en toda la provincia: tenemos que profundizar este proyecto que no sólo construye hospitales, escuelas y acueductos, sino que trabaja por una provincia en paz y convivencia”, afirmó.
  Ghirardi también asumió el compromiso de defender el modelo de gestión que lleva adelante el socialismo en la ciudad e instó a defender los logros frente a los “partidos políticos de diseño”.
  Antes de recalar en la plaza Montenegro, los candidatos realizaron una recorrida por varios puntos de la ciudad. Acompañados por Binner, Lifschitz y Fein encabezaron la recorrida saludando a los vecinos y agradeciendo el esfuerzo de los militantes. También participaron el diputado nacional Juan Carlos Zabalza y el ministro de Gobierno, Rubén Galassi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario