Política

Los cambios en las metas de inflación pueden complicar la puja salarial

Las expectativas de inflación subieron tras los cambios en las metas anunciados por el gobierno nacional y el Banco Central, lo cual no es "positivo" y puede "complicar" las negociaciones salariales de este año, alertó un informe privado.

Lunes 29 de Enero de 2018

Las expectativas de inflación subieron tras los cambios en las metas anunciados por el gobierno nacional y el Banco Central, lo cual no es "positivo" y puede "complicar" las negociaciones salariales de este año, alertó un informe privado.

"La decisión del gobierno, anunciada el 28 de diciembre, apunta a neutralizar los efectos no deseados de la política de estabilización, particularmente el enfriamiento del consumo y el deterioro de las cuentas externas, señaló el análisis de la Fundación Mediterránea.

En ese sentido, consideró que "metas inflacionarias más laxas dan cierto margen para la reducción de las tasas de interés, con efecto sobre el nivel de actividad y el mercado cambiario".

Sin embargo, aclaró "para que este rediseño arroje resultados, la inflación esperada no debería aumentar demasiado ya que, de hacerlo, la baja de tasas de interés podría interrumpirse".

Según sostuvo, a partir de los anuncios "las tasas de interés por depósitos y créditos no se han modificado en forma significativa", pero las expectativas de inflación "han subido un par de andariveles, lo que puede complicar la negociación de las paritarias de 2018".

Puntualizó que "el mayor impacto, hasta ahora, se advierte en el precio del dólar".

"Así como la corrección parcial de atraso cambiario puede ayudar a morigerar el desequilibrio de las cuentas externas, no es positivo que las expectativas de inflación se hayan corregido al alza", alertó.

Resaltó que "en un mes y medio, el tipo de cambio nominal subió 12 por ciento, cuando en 11 meses de 2017 lo había hecho sólo 9 por ciento".

Evaluó que ese comportamiento "redujo a la mitad el atraso cambiario estimado, de acuerdo con la paridad de poder de compra ajustada por productividad".

"Una señal preocupante del último período es la suba del riesgo país y la ampliación de la brecha con el resto de los emergentes", advirtió, sin embargo, la Fundación desde su informe dado a conocer ayer.

Sube el déficit comercial

El rojo de las cuentas externas "se agravará" este año, no sólo en términos nominales, sino también como porcentaje del PBI, advirtió un informe privado. Ecolatina alertó que la situación se dará impulsada por "el atraso cambiario y el crecimiento económico".

"En el último año, el déficit comercial de bienes rozó los 8.500 millones de dólares, revirtiendo el superávit alcanzado en 2016", indicó y señaló que ese cambio de signo fue "una constante a lo largo de 2017".

De ese modo, resaltó que "se trató de un hecho inédito para la economía argentina de la postconvertibilidad todos los meses del año arrojaron un saldo negativo".

"Esta dinámica respondió a las dispares velocidades de crecimiento que mostraron las exportaciones y las importaciones ya que mientras que las primeras treparon 1 por ciento a lo largo del último año, las importaciones saltaron 20 por ciento", puntualizó.

Según Ecolatina, "la flexibilización del régimen de administración del comercio, un dólar barato y la recuperación de la actividad, fueron las principales razones detrás de esta dinámica". Durante 2017, "la participación de bienes finales representó 22,8 por ciento de las importaciones totales, el valor más alto desde la crisis del Tequila, superando en más de 5 por ciento al promedio 2003-2015 y en línea con el período 1992-2001".

"El avance de las importaciones no es consecuencia del crecimiento económico, sino más bien del proceso de apertura comercial", estimó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario