Política

Los bancarios bloquearán el ingreso al BCRA en reclamo por despidos

Puja distributiva. El gremio realizará la medida el viernes por la reincorporación de 47 despedidos. Advirtieron que podría faltar dinero en los Tesoros regionales.

Martes 23 de Febrero de 2016

El gremio de los trabajadores bancarios decidió ayer endurecer su plan de lucha contra los despidos en el sector y en reclamo de la derogación del impuesto a las ganancias. Por eso, el titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, confirmo que el viernes "bloquearán la salida de camiones de caudales del Banco Central".

"Este viernes vamos a bloquear la salida de camiones de caudales del Banco Central para reclamar por la reincorporación de los 47 compañeros despedidos, por lo que podría haber faltante de efectivo" en los Tesoros regionales de la entidad, anunció Palazzo en declaraciones frente a la sede del Central.

Además el sindicalista anticipó que el primero de marzo en el inicio de las sesiones "los bancarios se movilizarán al Congreso para "rechazar los despidos, reclamar por paritarias libres y por una reforma fiscal", entre otras demandas.

Adelantó que la semana siguiente a la del primero de marzo los bancarios realizarán "un bloqueo de 48 horas a la salida de los camiones del Central", para reforzar sus demandas.

Por otra parte, advirtió que si sus reclamos no son satisfechos, La Bancaria iniciará una serie de "medidas de fuerza en todo el sistema financiero".

Palazzo realizó estas declaraciones durante un conferencia de prensa que ofreció frente a la sede del Banco Central en Capital Federal, donde los despedidos mantienen las carpas que montaron hace una semana cuando se anunciaron los despidos.

Además de los bancarios, y en medio del conflicto con los gremios docentes, el gobierno sumó ayer críticas de parte de los sindicatos de la Unión Obrera Metalúrgica, de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) y de la CGT cercana al kirchnerismo, que manifestaron su descontento por el inicio de las paritarias, por la actualización del impuesto a las ganancias que consideraron insuficiente, y por los despidos en algunos sectores.

 

Crisis en la construcción. El secretario general de la Uocra, Gerardo Martínez, advirtió que existe una ola de despidos en el sector y sostuvo que "ya casi hay más compañeros en la calle que trabajando", por lo que ya se analizan medidas de fuerza.

Manifestó que hay una gran cantidad de obras públicas paralizadas porque "no se pagan los certificados" a las empresas concesionarias, las cuales no dudas en suspender y despedir a los obreros.

Martínez no descartó que se adopten "medidas de fuerza y lucha en el lugar de trabajo", para que el gobierno comience a ver la situación en la que se encuentran miles de empleos. Y argumentó que la Uocra no va a permitir "que se paralicen obras cuando están debidamente justificadas", porque eso incrementaría la desocupación.

El gobierno promete revisar el impacto de Ganancias en jubilaciones

El gobierno nacional prometió ayer revisar el impacto de la nueva modificación del impuesto a las ganancias en las jubilaciones, después que se advirtiera que más de 100.000 jubilados que no estaban afectados por el tributo ahora tendrán que empezar a pagarlo.

Los gremios detectaron que los cambios efectuados en el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias suavizará los pagos para miles de activos, pero afectará sobremanera el bolsillo de los pasivos dado que cientos de ellos no pagaban y lo ahora.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, adelantó que la Administración Federal del Ingresos Públicos (Afip) analizará el tema, pero pidió a todos los sectores que sean "prudentes" sobre eventuales correcciones.

"El tema de los jubilados lo atenderemos, hemos recibido el informe (del Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino) y daremos una respuesta desde la Afip. Quiero ser prudente, porque es algo técnico. Lo irán comunicando Afip y Ansés para no cometer errores", precisó Peña.

El jefe de Gabinete también abordó otro punto polémico de los cambios en ganancias: la falta de actualización de las escalas, que el macrismo había prometido en campaña, pero que ahora quiere postergar para 2017.

"Queremos que se discuta en el Congreso y se pueda implementar en 2017. Se tiene que discutir en 2016, pero hay que ser conscientes de la frágil situación de la economía del país. Argentina tiene uno de los peores déficits de la historia, heredado del gobierno anterior", señaló.

Según dijo, la gestión Macri está "tratando de cuidar que el Estado pueda brindar los servicios y obligaciones que tiene" y defendió el anuncio realizado la semana pasada al sostener que tiene un "enorme impacto fiscal" por lo que representa "un esfuerzo por parte del Estado y las provincias, que también hay que contemplar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario