Política

Los ataques misóginos de Iglesias volvieron a tensionar los ánimos en Juntos por el Cambio

Los socios de la coalición habían acordado un tregua, pero la actitud del diputado del PRO con Flor Peña metió ruido en la interna porteña

Domingo 08 de Agosto de 2021

Las polémicas descalificaciones del diputado Fernando Iglesias (Juntos por el Cambio-Ciudad de Buenos Aires) a la actriz Florencia Peña por su visita a la quinta presidencial de Olivos metieron esta semana más ruido en la interna de la coalición opositora, a pesar de la cumbre partidaria del lunes pasado en la que se había intentado calmar los ánimos.

  La polémica generó incomodidad en la lista de precandidatos de JxC en la Caba, que encabeza la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y en la que el propio Iglesias figura en cuarto lugar de la nómina, en una semana que había comenzado con una reunión de su mesa nacional en la que se había establecido un pacto de no agresión entre los distintos referentes de la oposición.

  El encuentro había sido convocado por el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, quien transmitió el enojo radical por los ataques de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, contra el precandidato Facundo Manes, apuesta clave del radicalismo para la provincia de Buenos Aires.

  En un primer momento, los cruces entre los distintos sectores habían derivado en un hecho insólito para una alianza electoral, como la redacción de un “compromiso ético” consistente, en los hechos, en un manual o reglamento escrito con 10 puntos que incluían preceptos como “no mentir” o “actuar con respeto y lealtad por los oponentes internos”.

  La peculiar idea, finalmente, se desechó y se optó por establecer un acuerdo político para moderar los posicionamientos y reproches cruzados, no sin antes habilitar críticas como las del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien llegó a decir que la propuesta de acordar una suerte de código de convivencia por escrito era “para un jardín de infantes”.

  Estos cortocircuitos, pero sobre todo los dichos de Iglesias sobre Peña y todo lo que generaron después, causaron malestar tanto en el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como también en Vidal, quienes sintieron que la campaña volvía a ser copada por los sectores “duros” del espacio, los “halcones” históricamente cercanos a Mauricio Macri y referenciados en Patricia Bullrich.

  La saga de condenas y pedidos de expulsión del Parlamento tuvo como disparador un texto que Iglesias emitió desde Twitter en relación a la visita que la actriz hizo a la residencia presidencial en mayo del año pasado, durante el aislamiento, en el que se refirió a ese hecho como un “escándalo sexual”.

  “Para mí, la señorita iba a ayudarlo (al presidente) a encontrar la perilla que enciende la economía para poner a la Argentina de pie”, señaló Iglesias respecto del ingreso de Peña a Olivos, que se realizó en el marco de una serie de reuniones en las que se analizó la situación del colectivo de actores.

  En una de las respuestas al posteo de Iglesias, el diputado nacional Waldo Wolff (JxC-Buenos Aires) se preguntó: “¿Pero ella de rodillas, no?”.

  En tanto, el abogado Fernando Burlando denunció tanto a Iglesias como a Wolff por “incumplimiento de los deberes de funcionario público” y solicitó en una carta elevada a la presidencia de la Cámara de Diputados que se proceda a la “inmediata suspensión” de ambos legisladores.

   Wolff pidió disculpas por la situación en una aparición televisiva y aclaró que su tuit no fue “contra persona alguna”.

  Iglesias, en cambio, no pidió disculpas e incluso llegó a decir que “los escándalos sexuales en Olivos son exclusividad peronista”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario