Política

Los afiches de la flamante campaña de Hermes Binner aparecieron intervenidos

A la frase "Un país normal" que acompaña a la foto del candidato a diputado nacional socialista se le agregó la letra "A" y la consigna cambió de sentido: "Un país anormal".

Domingo 23 de Junio de 2013

Antes de que se cerraran las listas de candidatos para las próximas elecciones legislativas, Hermes Binner lanzó su campaña de afiches callejeros con un eslogan simple y claro: "Un país normal", rezan los afiches con fondo naranja en los que se destaca una fotografía del rostro del dirigente socialista.

La elección de la frase cosechó adhesiones y rechazos entre las filas del Frente Progresista, pero no pasó inadvertida. Hubo quienes destacaron la contundencia de la apelación, que por omisión deja en claro que el país actual gobernado por el kirchnerismo, no es normal. También, que logra sintetizar la crítica y la expresión de deseo.

Los críticos destacaron que la "normalidad" es una categoría difícil de definir, acaso imposible. Lo que es normal para unos, es anormal para otros, y que en esa disyuntiva se hace difícil encontrar un lugar, un espacio que contenga a los unos y a los otros. Apuntan también que más que una Argentina normal lo que hay que construir es una Argentina posible.

Más allá de la discusión política, que fue intensa entre los militantes socialistas al desayunarse con los afiches que poblaron las carteleras rosarinas el fin de semana, la publicidad disparó el humor. En las redes sociales surgió la chicana, Martín Boix, allegado al ex gobernador de Santa Fe, ironizó: "En un país normal, Barone no escribe canciones". La broma, disparada desde el socialismo, no es más que una chicana.

La respuesta, claro, no se hizo esperar. Jorge Llonch, quien supo ser secretario de Cultura del gobierno de Jorge Obeid, disparó en su cuenta de Twitter: "Binner copió slogan. La utopía de ser un país normal" y agregó una nota publicada en La Capital el 2 de junio de 2013, con ese título, firmada por el historiador José Luis Romero, quien recuerda que fue Néstor Kirchner quien prometió "un país normal".

Lo cierto es que los reflejos de los militantes esta mañana le dieron una sorpresa a la campaña de Binner. Los afiches aparecieron intervenidos, con apenas una letra, la "A", que le cambiaba el sentido a la propuesta del líder del Frente Amplio Progresista: ya no quiere un país "normal" sino uno "anormal" y la humorada, la chicana, llamó la atención de los vecinos que salieron de paseo por la ciudad la mañana del domingo.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario