Política

Lorenzino será el ministro de Economía y Cristina dio un fuerte respaldo a Moreno

Hoy se anunció la conformación del nuevo gabinete, en el que la presidenta optó por la continuidad. Siguen Randazzo, Timerman, De Vido, Tomada, Alicia de Kirchner y Giorgi. Lorenzino reemplazará a Boudou, Norberto Yahuar irá a Agricultura y Juan Manuel Abal Medina será jefe de Gabinete. La presidenta dijo que el secretario de Comercio "cuida los intereses de los argentinos".

Martes 06 de Diciembre de 2011

El vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, anunció hoy la conformación del nuevo gabinete del gobierno nacional que acompañará a Cristina Fernández en su segundo mandato. La designación de Hernán Lorenzino y de Norberto Gustavo Yauhar en los ministerios de Economía y de Agricultura, junto a la ratificación de Julio De Vido y Débora Giorgi en Planificación Federal e Industria, marcan la continuidad de las políticas llevadas adelante hasta el momento por la presidenta.

Además, Cristina Fernández dio un fuerte respaldo al secretario de Comercio, Guillermo Moreno, al asegurar que el funcionario "cuida los intereses de los argentinos", aunque finalmente su ratificación formal en el cargo será responsabilidad de Lorenzino.

Lorenzino reemplazará en el cargo a Amado Boudou, quien el 10 de diciembre jurará como vicepresidente de la Nación, mientras que Yauhar hará lo propio en Agricultura, ante la asunción como legislador nacional de Julián Domínguez, quien pasará a presidir la Cámara de Diputados.

El ministro De Vido seguirá al frente de la estratégica cartera de Planificación, donde llevará adelante la quita gradual de subsidios a los servicios públicos anunciadas durante el último tiempo, además de las obras públicas y la promoción de infraestucura, comunicaciones, energía, transporte y minería.

Arquitecto de profesión, De Vido va por su tercer administración al frente de la cartera desde que asumió por primera vez durante el gobierno de Néstor Kirchner.

En tanto, Lorenzino (un abogado nacido en Puerto Madryn) seguirá los lineamientos de la gestión de Boudou, con los temas pendientes de la renegociación de deuda con el Club de París, que él mismo piloteó hasta el momento como secretario de Finanzas; el nuevo indicador de precios nacional; la política de desendeudamiento y el uso de reservas; la integración regional, y la posición argentina ante la Unasur y el G20 de cara a la crisis internacional.

Por su parte, el designado ministro de Agricultura, Norberto Gustavo Yauhar, es oriundo de Río Negro. Entre otros cargos, fue jefe de campaña y funcionario del ex gobernador chubutense Mario Das Neves hasta que se distanció en el 2008, en plena crisis con el sector agropecuario. También se desempeño como director de Enarsa, mientras que su cargo más reciente fue al frente de la Subsecretaría de Pesca.

Según fuentes del Ministerio de Agricultura, no habría cambios a nivel de las Secretarías, salvo por la salida de Andrea García, quien dejó la Secretaria de Relaciones Institucionales para asumir su banca de diputada.

La presidenta también ratificó en su cargo a la ministra de Industria, Débora Giorgi.

Un aval para Moreno

Mientras tanto, la presidenta sostuvo en la clausura de la rona de negocios Argentina Exporta Audiovisual, en la Casa Rosada: “Estamos contentos con lo que hace el secretario de Comercio Interior, que busca siempre el equilibrio entre importación y exportación, y siempre cuidando los intereses de los argentinos”.

En este marco, la jefa del Estado advirtió que “cuando el gobierno debe cuidar algunos intereses, puede resultar antipático para otros intereses”.

Con estas palabras, Cristina dejó en claro su apoyo al secretario de Comercio, aunque su ratificación formal en el cargo será responsabilidad del designado ministro de Economía.

Previo a su discurso, Cristina Fernández hizo una recorrida por las mesas de trabajo ubicadas en el Museo del Bicentenario y observó uno de los cortos ofrecidos por los productores.

En la visita, la jefa del Estado estuvo acompañada por Moreno, el secretario de Cultura, Jorge Coscia; y la directora del Instituto del Cine, Liliana Mazure.

En su mensaje, frente a un auditorio conformado por gente del cine, Fernández ratificó su calidad de “cinéfila extrema” y resaltó especialmente la necesidad de dar más impulso a la producción nacional. “El Estado en este gobierno está profundamente involucrado en los contenidos culturales”, enfatizó.

Entusiasmada por el tema, la presidenta resaltó la importancia de un cine nacional que pueda ser exportado y recordó artistas y productores que admiró durante toda su vida y señaló que a Néstor Kirchner “le gustaban las de Lolita Torres”.

Mencionó a Isabel Sarli, que “forma parte del surrealismo argentino”, y bromeó con Moreno al señalar: “Seguramente usted veía sus películas”. (Télam y DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario