Política

Lorenzetti sostuvo que el combate contra el narcotráfico debe ser prioritario

El presidente de la Corte Suprema de Justicia exhortó a los jueces de las "zonas más calientes" a cooperar con otros poderes del Estado para "una acción efectiva" contra el flagelo.

Jueves 06 de Marzo de 2014

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, advirtió hoy en la apertura del año judicial que el combate contra el narcotráfico "debe ser prioritario" porque la venta ilegal de estupefacientes en el país "está afectando el estado de derecho".

En su discurso en la apertura del Año Judicial, Lorenzetti sostuvo que “nos tenemos que poner de acuerdo” sobre la cuestión del narcotráfico y exhortó a los jueces de las zonas más calientes a que “cooperen con otros poderes del estado para que haya una acción efectiva”.

"La agenda del narcotráfico debe ser prioritaria", subrayó el titular del máximo tribunal, luego de advertir que esta problemática está "afectando el estado de derecho". Y agregó: "La patria, la región y el mundo estero están afectados por este problema gravísimo. No hay que discutir sobre estos temas sino ponernos de acuerdo en cuestiones básicas e implementarlas".

Ante toda la plana mayor del Poder Judicial, incluida la procuradora general Alejandra Gils Carbó, y funcionarios políticos como el ministro de Justicia, Julio Alak, Lorenzetti convocó a un "cambio de paradigma incluso en la gobernabilidad" porque en los tiempos que corren "el problema es cómo se gobierna con paradigmas diferentes, cómo se gobierna la diversidad, cómo se definen instituciones capaces de contener la diversidad".

"Hay que promover una cultura del encuentro; no significa que no tengamos discusiones ni conflictos, pero el encuentro sobre algunos principios básicos es importante, porque de lo contrario vamos por mal camino si no logramos tener unos consensos básicos, que son los que están en la Constitución Nacional", exclamó.

Lorenzetti fijó también tres "facetas de la diversidad" sobre las cuales, en su opinión, son necesarios los consensos: el "derecho a la autodeterminación, el derecho a criticar y el fortalecimiento del debate público".

Sobre la autodeterminación, pidió: "Dejemos tranquilas a las personas para que viva y decidan cómo quieren vivir, que nadie pretenda regular la vida privada"; sobre el derecho de criticar, reivindicó el derecho de los periodistas "al acceso a la información"; en cuanto al debate público, fustigó que "cuando alguien expresa una idea no se le contesta el argumento sino que se ataca la persona, se lo agravia, se demoniza a personas y a grupos".

"Está generalizado, todos lo sufren. Aun los temas más difíciles pueden ser debatidos y discutidos, las sociedades declinan cuando toleran lo que es intolerante", subrayó.

A los jueces, varias decenas de ellos presentes en el salón de actos de la Corte, los convocó a comprometerse con la calidad de la justicia. En ese sentido, les espetó: "No crean que el poder judicial está de maravillas" y los llamó a "estar en la vanguardia del cambio".

En ese sentido, propuso la creación de "jueces de pequeñas causas, mediadores, en pequeños barrios, barrios pobres, que den soluciones concretas a la gente, porque eso pacifica y le da un derecho a quien no lo tiene".

Además, reclamó la creación de "jueces móviles, que se trasladen en las regiones grandes del país" y pidió un “cambio en la celeridad" con que tramitan los expedientes.

También hizo hincapié en lo que llamó "los problemas del pueblo", entre los que enumeró "el temor de los que tienen algo ahorrado y pueden perderlo crisis tras crisis, el miedo que tienen los que están excluidos de la sociedad y no tienen futuros, el temor de los niños afectados por la droga, el de los jubilados a quienes les cuesta mucho hallar soluciones concretas a los problemas que tiene, o los que piensan que la ley no es igual para todos y hay impunidad".

"Debemos respetar el funcionamiento de la democracia, la Corte está muy comprometida", destacó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario