Política

Lifschitz y Del Sel tuvieron un fuerte contrapunto camino a los comicios

 "Del Sel no está en condiciones de enfrentar seriamente la política", asestó el candidato a gobernador del Frente Progresista. El humorista retrucó: "Santa Fe está tomada por la delincuencia".  

Domingo 24 de Mayo de 2015

Miguel Del Sel y Miguel Lifschitz protagonizaron uno de los cruces más ásperos desde el inicio de la campaña provincial. "Del Sel no está en condiciones de enfrentar seriamente la política", asestó el candidato a gobernador del Frente Progresista. Rápidamente, el ex Midachi tomó la posta y acusó a su rival de ser uno de los responsables de que Santa Fe "sea señalada en todos lados cómo una provincia tomada por la delincuencia".

"Del Sel no está en condiciones de enfrentar seriamente la política", descerrajó Lifschitz y advirtió que él mismo reconoció "su incapacidad para manejar un gobierno" de cara a las próximas elecciones del 14 de junio. El postulante al Ejecutivo provincial aseguró que "coincide absolutamente" con las críticas de la Iglesia a la "farandulización" de la política ya que consideró "los dirigentes políticos pueden ser divertidos, saber cantar y bailar, o hacer bromas y ser muy graciosos" pero que "la política es una cosa seria que tiene que tener otros ámbitos".

En esta línea, Lifschitz subrayó que Del Sel "no puede enfrentar la política como una cosa seria" ya que "no está en condiciones" porque "no tiene formación, ni trayectoria ni sustento político para hacerlo. El es muy honesto y lo reconoce cuando dice «van a gobernar mis equipos». Es el reconocimiento de su incapacidad para manejar un gobierno. Yo también tengo un buen equipo, pero los equipos necesitan un buen conductor".

Por otra parte, el socialista cargó contra la gestión de la presidenta, Cristina Kirchner, a la que nombró como "fría" y de "confrontación".

"Con (el ex presidente) Néstor Kirchner la coordinación de políticas y el diálogo institucional fueron buenos. Con el primer gobierno de Cristina la relación empezó a hacerse más fría y en esta última etapa, ya muy conflictiva, con mucha confrontación", consideró.

Inmediatamente después, Del Sel, salió al cruce de las críticas que recibió de su competidor del Frente Progresista, al que acusó de ser uno de los responsables de que la provincia esté "tomada por la delincuencia".

"Los que me critican, son los responsables de que Santa Fe sea señalada en todos lados, en todos los ámbitos del país, cómo una provincia tomada por la delincuencia y los narcotraficantes", respondió el humorista luego de que el candidato a gobernador del oficialismo santafesino advirtiera que Del Sel "no está en condiciones de enfrentar seriamente la política".

El candidato del PRO afirmó que "en lugar de criticar, que se pongan a trabajar, que recorran la provincia, que hablen con los humildes, con los desprotegidos y así se enteren que las cosas tienen que cambiar, que así no se puede seguir".

"Aunque me critiquen yo seguiré sin contestar agresiones, seguiré yendo pueblo por pueblo, barrio por barrio, llevando la idea de que no hay que resignarse, no hay que bajar los brazos, de que se puede vivir mejor", agregó Del Sel, quien se impuso a al Frente Progresista por apenas 3.393 votos en las primarias.

En el mismo mensaje, el cómico sostuvo que en su espacio tienen "el mejor equipo para producir el cambio", junto con "las ganas, las ideas y la fuerza que se necesita".

"Tenemos a Mauricio (Macri), el futuro presidente de la Nación con el que vamos a trabajar para transformar la provincia de Santa Fe y dejar atrás esta triste realidad que nos deja el socialismo", concluyó.

Respaldo a Fein. Ayer, también hizo una encendida defensa de Mónica Fein, quien disputará la continuidad en la Municipalidad contra la macrista Anita Martínez, de acuerdo a los votos de las primarias. "Mónica que es una dirigente también distinta, no sólo por su condición femenina, a la que no estamos demasiado acostumbrado aquí en la ciudad, sino también porque tiene una gran sensibilidad y una gran capacidad de conducción distinta a la mía. Yo quisiera haber visto a otros que hoy pretenden estar en ese lugar, en ese lugar en estos años que han sido tan complicados para la ciudad. Quizás los más difíciles de los años de la democracia. Pero no por la ciudad en sí misma, sino por este fenómeno de la violencia, que terminó contaminando todo y oscureciendo el cielo".

Cuando se le preguntó a quién votaría en caso de ballottage entre Macri y Scioli, Lifschitz prefirió una respuesta alternativa: "Voy a votar a Margarita Stolbizer. En caso de segunda vuelta, tomaremos una resolución partidaria llegado el momento. Con cualquiera de los potenciales presidentes creo que la relación va a ser mejor que con este gobierno".

"Seré el gobernador que el rosarino necesita"

El candidato a gobernador por el Frente Progresista, Miguel Lifschitz, afirmó que "los rosarinos necesitarán alguien que los defienda desde el gobierno provincial", para poder equilibrar algunos desajustes que surgen de la "estructura institucional de Santa Fe".

"Yo soy de Rosario, viví toda mi vida aquí, fui intendente de esta ciudad, la conozco como pocos y tengo un compromiso muy fuerte con todo lo que es su recuperación. Rosario sigue siendo una gran ciudad, sigue estando allí, pero de alguna manera se ha oscurecido por el fenómeno de la violencia que hay que resolver. Y para eso, nadie mejor que quien la conoce profundamente y tiene un compromiso de historia con ella", afirmó.

"Creo que estamos en un momento donde Rosario necesita mucho de la provincia de Santa Fe, del gobierno provincial, para seguir adelante con el Plan Abre en todos los barrios, para resolver el tema de la seguridad definitivamente, y para que la ciudad vuelva a brillar como lo hizo hace tres o cuatro años atrás en el país y en el mundo. La necesita para completar obras fundamentales en los barrios de la ciudad y para hacer algunas obras estratégicas que tiene que ver con el futuro", aseguró.

Lifschitz destacó la necesidad de alcanzar "grandes acuerdos" para atacar temas fundamentales: "Particularmente el de la seguridad, pero también el de la educación, y el de la producción y el trabajo, por decir tres grandes temas que necesitan grandes consensos, grandes acuerdos políticos. Y creo que un gobierno que recién comienza es justamente aquel que tiene esa posibilidad de lograrlo", sostuvo.

"Estoy publicando, en los próximos días, mi propuesta, que son cien ideas o acciones para los cien primeros días. Porque yo apuesto a los cien primeros días. Me parece que un gobierno se define allí. Después, por supuesto, hay que continuar", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS