Política

Lifschitz relanzó su gestión y volvió a la carga con la reforma constitucional

"Estoy convencido de que el futuro de la provincia y de la Argentina es progresista", sentenció el titular de la Casa Gris en un multitudinario acto celebrado en Metropolitano.

Sábado 24 de Febrero de 2018

Bajo la consigna "Santa Fe es futuro", Miguel Lifschitz encabezó anoche en Rosario un multitudinario acto de relanzamiento de su gobierno de cara a los dos años que le restan para completar el mandato, marco en el cual disparó contra la administración nacional de Mauricio Macri y la gestión previa del kirchnerismo. Además, el socialista volvió a la carga con la necesidad de reformar la Constitución provincial y, a modo de prenda de cambio para concretar ese objetivo, sugirió: "Si la traba es la reelección (del jefe de la Casa Gris), que incluyan una cláusula que lo impida y listo".

Pasadas las 21, y frente a unas 3.500 personas congregadas en el salón Metropolitano, Lifschitz aseguró desde un amplio escenario que en la provincia hay "tres reformas pendientes: una política, otra del Estado y la de la Constitución".

"Si la traba para la reforma de la Constitución es la reelección del gobernador, que incluyan una cláusula que lo impida y listo. ¿Cuál es el problema?", se preguntó el socialista al volver a poner en el centro de la escena un objetivo que los desvela y que ha deparado hasta cortocircuitos internos en el oficialismo.

En ese sentido, el mandatario provincial destacó: "Vivimos tiempos de reformas que son importantes. Ser progresistas es ser reformistas, y de esas reformas dependen la calidad de vida de muchas personas, de hoy y del futuro". Sentados frente al escenario aplaudían los ex gobernadores Hermes Binner y Antonio Bonfatti (actual titular a nivel nacional del Partido Socialista, PS) y la intendenta Mónica Fein, entre otros.

"Tenemos que lograr una reforma que nos permita dejarles a los santafesinos una Constitución del futuro", subrayó Lifschitz. Días atrás, el gobernador había admitido que le "gustaría" ser reelecto, instancia que la Carta Magna santafesina prohíbe. Anoche, y por lo bajo, no pocos dieron por cierto el avance de un acuerdo con otras fuerzas políticas en ese sentido.

Al momento de defender su administración, alabó "un plan que tiene un sentido reparador en relación a las asimetrías territoriales, porque sólo así tenemos autoridad moral y política para reclamarle al gobierno nacional que deje de concentrar los recursos en el Gran Buenos Aires y distribuya con equidad en las provincias".

"Y de paso, que nos paguen la deuda por coparticipación. ¿O se piensan que un fallo de la Corte Suprema de Justicia se puede incumplir alegremente?", desafió Lifschitz a la Casa Rosada.

Además de fustigar a la administración macrista por su modelo económico, como también a la anterior gestión kirchnerista por no haber contribuido a la reducción de la pobreza en el país, Lifschitz aseguró estar "convencido de que el futuro de Santa Fe y la Argentina es progresista".

"El futuro sólo es posible si es ecológico, inclusivo y feminista", prosiguió, procurando darle proyección al modelo provincial. Y concluyó: "Santa Fe tiene un gran destino. Fue siempre parte de la historia grande de Argentina y creo que el verdadero cambio vendrá de esta provincia. Para ese cambio, cuenten conmigo".

A la convocatoria, que comenzó pasadas las 19, confluyeron la totalidad del gabinete santafesino, legisladores nacionales y provinciales, intendentes, presidentes comunales, concejales, dirigentes del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), empresarios e integrantes de organizaciones intermedias, entre otros sectores que a diario trabajan junto a la Casa Gris.

La puesta en escena (un amplio escenario con tres enormes pantallas LED) buscó marcar un quiebre respecto de movidas previas de la dirigencia frentista. Uno de los objetivos fue priorizar la gestión provincial, sumando a los actores sociales con los que viene trabajando, por sobre la movilización militante.

Influido por las últimas campañas presidenciales en la Argentina, el acto tuvo un formato televisivo y fue transmitido vía Facebook. También se utilizó el hashtag #SantaFeEsFuturo para amplificar la convocatoria en Twitter e Instagram.

A modo de apertura, se difundió material audiovisual que aludió a los puntos clave de gestión, según el oficialismo. Las imágenes también fueron reflejadas por otras dos pantallas gigantes laterales destinadas a aquellos que quedaron ubicados al fondo del salón.

Antes de las palabras de Lifschitz, subieron al escenario ocho representantes de la sociedad santafesina para dar cuenta de sus respectivas experiencias con las políticas impulsadas por la Casa Gris en los últimos años.

Tras un 2017 adverso en las urnas, la convocatoria en Rosario apuntó a potenciar el FPCyS y a avanzar en la construcción de un espacio opositor refractario al macrismo y al kirchnerismo por igual.

En esa línea, Lifschitz y Margarita Stolbizer (GEN), Ricardo Alfonsín (UCR) y Martín Lousteau (Evolución) se reunieron el martes pasado en la Capital Federal para evaluar las chances de conformar un espacio de impronta progresista.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario