Política

Lifschitz ratificó su predisposición al diálogo y le pasó la pelota a Perotti

Encomendó a su gabinete priorizar las consultas que surjan del mandatario electo, cuyo entorno objetó otra vez el manejo del presupuesto 2020.

Martes 12 de Noviembre de 2019

A menos de un mes del traspaso del mando en la Casa Gris, el gobernador Miguel Lifschitz ordenó ayer a sus colaboradores "priorizar sus agendas para ponerse a total disposición de las personas que sean enviadas o designadas" por el mandatario electo, Omar Perotti, en el marco de la transición. Aunque, esta vez sin decirlo, también pareció apurar al rafaelino para que oficialice su futuro gabinete.

"El ritmo de la transición no lo podemos marcar nosotros sino que depende de las demandas, necesidades y definiciones políticas del nuevo equipo de gobierno. Estamos a total disposición del gobernador electo y su equipo para resolver todas las cuestiones de aquí al 11 de diciembre" próximo, consignó Lifschitz. Y lanzó un convite a su sucesor: "Estamos dispuestos a reunirnos nuevamente, aquí o en otro lugar".

Sobre la confección del presupuesto 2020, motivo de asperezas entre el gobierno saliente (que finalmente resolvió enviarlo en noviembre) y el entrante (Perotti reclamaba se hiciera luego del 11 de diciembre), Lifschitz dijo: "Está trabajando el ministro de Economía (Gonzalo Saglione) para elevarlo este mes, como me lo solicitaron las Cámaras legislativas, como ya lo explicité oportunamente y a pesar del pedido que me hizo Omar de que sea remitido después del traspaso, al cual yo había accedido contraviniendo en todo caso lo que prescribe la Constitución provincial".

Pero el senador provincial Alcides Calvo, una de las principales espadas perottistas, salió a desmentir "nuevamente" que, junto a otros legisladores justicialistas, haya firmado y acompañado el pedido al Ejecutivo para que remitiera el presupuesto "antes del 10 de diciembre".

El anuncio de Lifschitz fue realizado en una rueda de prensa ofrecida en la Casa Gris, luego de presidir la habitual reunión de los lunes del gabinete provincial.

"Repasamos la situación en las distintas áreas y, en particular, les pedimos a todos los ministros y las ministras que, de aquí en más, tengan la mejor predisposición y prioricen su agenda para recibir a las personas que sean enviadas, o que en el futuro sean designadas como integrantes del gabinete por el gobernador electo, para brindarles toda la información requieran y ponerlas al tanto de los temas que están en gestión y las cuestiones que hay que ir resolviendo en lo que resta del año", explicó el socialista.

Luego precisó que la puesta a disposición de sus funcionarios pretende que "no haya ningún tipo de dificultades en la prestación de los servicios básicos a la población a partir del 11 de diciembre, particularmente en Salud, Seguridad, Educación y las políticas sociales".

"En este tiempo hemos acercado a la comisión (de transición) toda la información que nos solicitaron en distintos momentos", continuó, para luego admitir que "hace varias semanas que no hay nuevas reuniones". Y añadió: "Lo hemos intentado, pero por diversos motivos no se concretaron".

Lifschitz tampoco se privó de ensayar un sutil tiro por elevación a la administración entrante: recordó los dos encuentros privados que mantuvo con Perotti. "Uno fue en mi domicilio particular de la ciudad de Santa Fe y el otro en mi despacho de la delegación Rosario", indicó.

Lo propio hizo con las reuniones mantenidas en el marco de la comisión de transición y varios encuentros bilaterales y puntuales entre ministros de su gabinete, como el de Gobierno, Pablo Farías; de Educación, Claudia Balagué, y Saglione, con los enviados Rubén Michlig y Ricardo Olivera (titular del PJ provincial).

Acerca de los tiempos de Perotti para designar a sus colaboradores, sentenció: "Es una facultad de Omar, no tengo por qué opinar sobre eso. El sabrá cuándo es el momento adecuado para tomar esa decisión".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario