Política

Lifschitz: "Para gobernar se necesitan equipos, un plan y conocer a fondo el territorio"

El candidato a gobernador por el socialismo visitó Cañada de Gómez y mañana estará en Casilda, para reunirse con representantes de instituciones locales, en el marco de una gira provincial.

Martes 28 de Octubre de 2014

El senador Miguel Lifschitz afirmó que la tarea de “gobernar no es para improvisados, porque para llevarla adelante con eficiencia se requieren equipos calificados, un plan estratégico que ayude a abordar las prioridades con objetivos claros, y fundamentalmente un conocimiento cabal del territorio, de las instituciones y de la gente”. En ese sentido, el precandidato a gobernador por el socialismo realizó hoy su segunda reunión con representantes institucionales en Cañada de Gómez, en el marco de una recorrida por todo el territorio provincial que incluye visitas a las principales ciudades santafesinas.

La extensa gira comenzó la semana pasada en Esperanza, continuó en Cañada de Gómez y seguirá en Casilda, todas localidades gobernadas por el justicialismo. “Esta recorrida, el contacto con representantes de las instituciones y referentes sociales de cada localidad, nos ayuda a forjarnos una visión integral de las problemáticas y abordar las posibles soluciones para entablar un diálogo directo, respetuoso y proactivo, que siempre hemos promovido como base de una construcción política amplia que prioriza la participación”, afirmó Lifschitz.

“Siempre fui de caminar mucho, lo hice cuando era intendente de Rosario, recorriendo una y otra vez todos los barrios, todas las vecinales; lo hago ahora como senador y lo seguiré haciendo si me toca gobernar a provincia”, afirmó.

Las presentaciones que realiza Lifschitz tienen un formato de reportaje abierto, conducido por periodistas profesionales de destacada trayectoria, y se realizan ante un auditorio compuesto por actores representativos de las principales instituciones de la sociedad civil de cada localidad. La reunión de hoy tuvo lugar en el teatro Verdi, un emblemático espacio cultural recuperado por el actual gobierno provincial.

El ocho años intendente de Rosario confirmó su postulación por el Partido Socialista dentro del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), manifestó ser la continuidad de las transformaciones iniciadas por Hermes Binner y Antonio Bonfatti, y aseguró que pretende darle su "propia impronta" a la gestión, en caso que la ciudadanía le otorgue la responsabilidad de gobernar.

El encuentro, que fue el segundo de una serie en la que se desarrollan de a dos por semana, se extendió durante 40 minutos y versó sobre tres ejes: la historia de vida de Lifschitz; las transformaciones emprendidas por el Frente Progresista en sus siete años a cargo de la conducción política de la provincia; y sus proyectos futuros para Santa Fe.

"El objetivo de nuestra presencia hoy acá, es comunicarles formalmente a los vecinos y a los principales actores sociales de la ciudad, mirándolos cara a cara, nuestro deseo y nuestra vocación de ser quienes representen sus intereses tras las elecciones del año próximo", sintetizó el dirigente.

Ejes de Gestión

En lo que hace a los principales ejes de gestión, el candidato presentó algunas de sus principales temáticas a abordar con mayor prioridad, entre las que enumeró políticas de seguridad, de acompañamiento a la producción, inversión en obra pública más relacionada al mejoramiento de infraestructura vial e hizo un párrafo aparte para lo que él denomina como su principal desafío: la educación. "Pondremos mucho de nuestro esfuerzo en seguir mejorando la educación de nuestra provincia. Queremos elevar los índices de finalización del ciclo secundario, que más chicos y chicas completen sus estudios, promover más egresados con títulos técnicos en Santa Fe, y hacer de la escuela una escuela para el trabajo, para que los jóvenes puedan adquirir los hábitos de trabajos y se incorporen al mundo laboral con las herramientas suficientes que le permitan tener una personalidad emprendedora y proactiva", aseveró. Y completó: "Eso es algo que tiene que inculcar el Estado desde la educación secundaria, para que ésta funcione como la puerta de ingreso de los jóvenes a la inserción laboral".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario