Miguel Lifschitz

Lifschitz: "La provincia encaró un plan integral para resolver los problemas de los barrios en Rosario"

El gobernador recorrió las obras del Cordón Ayacucho y destacó que el Plan Abre está presente en 33 barrios de la ciudad, llevando mejoras de infraestructura

Miércoles 20 de Septiembre de 2017

El gobernador Miguel Lifschitz recorrió hoy en Rosario las obras que, en el marco del Plan Abre, están haciendo la provincia de Santa Fe y la municipalidad de Rosario en el denominado Cordón Ayacucho, en la zona sur de la ciudad, en Ayacucho desde Uriburu a bulevar Seguí y hasta el río Paraná.
"Este es un asentamiento irregular que tiene décadas de existencia, con familias trabajadoras que están aquí desde hace 20 o 30 años, y era un lugar donde las calles no estaban abiertas, llenas de pasillos, sin servicios, en condiciones de vida muy precarias y en décadas no hubo respuestas de parte del Estado", explicó Lifschitz.
"Este gobierno provincial encaró un plan integral para resolver este tipo de problemas en Rosario", resaltó.
Tras recorrer la prolongación de Ameghino en su intersección con Ayacucho, Lifschitz explicó que en este momento se están abriendo calles, relocalizando vecinos, ordenando los lotes de manera tal que la gente pueda tener las escrituras de sus casas y pueda convertirse en un barrio más de la ciudad e integrarse a la trama urbana. "Es una gran inversión (más de 200 millones de pesos) que estamos haciendo y es parte del Plan Abre que implementamos en más de 33 barrios de Rosario".
Las obras en ese sector están siendo ejecutadas por la empresa Disur S.A., la cual obtuvo la licitación para la construcción de viviendas en el exBatallón 121, en cuyo pliego figuraba la obra del Cordón Ayacucho como contraprestación y la construcción de 254 viviendas para relocalizar a las familias.
Los detalles de los trabajos son: la apertura de 13 cuadras; ejecución de las redes troncales de infraestructura: agua, cloacas, desagües pluviales, electricidad y alumbrado; conexiones domiciliarias de todos los servicios; y regularización dominial de todos los lotes a fin de asegurar la tenencia a sus ocupantes.
La primera etapa de las obras consiste en la apertura de las calles Ameghino y Patricias Argentinas, que implicó reubicar 90 familias en viviendas aportadas por la provincia y el municipio, en el marco del Plan Abre. Conforme avancen los trabajos de apertura de más calles, se relocalizarán otras 320 familias.
"En total aquí viven más de mil familias, de las cuales 300 tenemos que relocalizarlas e ir abriendo las calles y poner infraestructura; es un trabajo que hemos comenzado este año y que esperamos en los próximos dos años poder finalizarlo. Es una obra compleja y lenta sobre todo desde lo social, pero va a dar buenos resultados y estamos seguro de que va a constituir una transformación de alto impacto urbano en todo este sector de la ciudad", señaló el mandatario provincial.
Uno de los funcionarios que acompaño al gobernador fue el secretario de Estado del Hábitat, Diego Leone, quien destacó: "El desafío que plantea este proyecto es garantizar el derecho al hábitat, brindando mejor calidad de vida a los vecinos. Para nosotros, el ciudadano está en el centro de las políticas públicas y es por eso que queremos que sea partícipe y protagonista para seguir construyendo una mejor ciudad".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario