Política

Lifschitz hace causa común con los gobernadores del peronismo

El gobernador santafesino se reunió ayer con sus colegas del PJ para llevar una "agenda común" al encuentro del lunes con el presidente Macri

Viernes 27 de Octubre de 2017

El gobernador santafesino, Miguel Lifschitz, fijó ayer con el resto de los mandatarios provinciales de la oposición, integrantes del PJ en su gran mayoría, una "agenda común" de cara al encuentro que mantendrán el lunes próximo con el presidente Mauricio Macri, en el marco de las reformas multisectoriales que puso en marcha la Casa Rosada después de las elecciones legislativas del domingo último.

"Queremos tener una posición común en defensa del federalismo y los recursos provinciales, porque si la discusión la realiza cada uno por su lado es probable que terminemos perdiendo todos", declaró Lifschitz a La Capital al término de la reunión en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI), ubicada en el microcentro porteño.

La "agenda" incluyó un posicionamiento conjunto sobre el reclamo de actualización del Fondo del Conurbano bonaerense hasta un pedido de mayor "distribución" de recursos para las provincias.

La idea de los gobernadores, compartida por Lifschitz, es enfrentar en sintonía la serie de propuestas "reformistas" que planteará un gobierno nacional fortalecido electoralmente por el resultado de las urnas del domingo pasado.

La reunión estuvo comandada por los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Uñac (San Juan) y Juan Manzur (Tucumán), aunque también se sumó la santacruceña Alicia Kirchner, quien no venía participando de este tipo de convocatorias.

Lifschitz, después del cónclave, declaró que es muy probable que el lunes el gobierno de Macri haga un planteo general de las reformas que impulsará, mientras que el encuentro con los gobernadores a solas con el presidente se realizará dentro de dos semanas. El objetivo, sin embargo, es ir preparados con posiciones que ya vienen siendo consensuadas en reuniones previas entre los mandatarios.

Uno de los planteos centrales tiene que ver con el reclamo que hizo ante la Corte Suprema la gobernadora María Eugenia Vidal para reactualizar el Fondo del Conurbano bonaerense. "Nosotros pensamos que en este tema tiene que haber una solución política. Entendemos la necesidad de que la provincia de Buenos Aires mejore sus finanzas, pero esto no se puede realizar en desmedro de los recursos del resto de los gobiernos provinciales", argumentó el jefe de la Casa Gris.

Otros de los puntos a discutir, según Lifschitz, tiene que ver con la cuestión tributaria. En este aspecto, enfatizó que hay una presión del gobierno central para disminuir los impuestos de los gobiernos provinciales, como Ingresos Brutos y Sellos. "Pero esto es variable, porque no todas las provincias tienen la misma carga tributaria. Santa Fe, por ejemplo, tiene una de las más baja de la Región Centro. Y, casualmente, los dos distritos con más carga tributaria están administrados por Cambiemos, que son la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires", precisó el mandatario santafesino.

Lifschitz dijo que todos los gobernadores están dispuestos a poner en debate todas estas cuestiones y lo que formule la Casa Rosada, pero en la medida también que se pongan en discusión los recursos nacionales y cómo se distribuyen de forma equitativa.

En ese aspecto, los gobernadores también quieren ser parte de la discusión sobre el reparto de la obra pública y de los Adelantos del Tesoro Nacional (ATN), que —a juicio de Lifschitz— el gobierno de Macri hoy "los distribuye muy discrecionalmente".

Tras los recientes comicios legislativos, Macri lanzó una iniciativa multisectorial que se concretará el próximo lunes en el Centro Cultural Kirchner (CCK), destinada a los sectores políticos, empresariales, sociales y sindicales, con el objetivo de consensuar reformas laborales, previsionales y tributarias en búsqueda del "equilibrio fiscal" y la generación de trabajo.

Los mandatarios provinciales coincidieron que algunas de las reformas que impulsa el oficialismo constituyen "discusiones que hay que dar", en referencia a la "excesiva presión impositiva y la cuestión laboral, a la que hay que aggiornar a la realidad".

Pero insisten en advertir sobre la "concentración de fondos crecientes en Nación y decrecientes en las provincias", lo que genera "preocupación" entre los mandatarios del interior.

Por eso, la reunión tuvo como objetivo establecer un "planteo institucional" para llevar a la reunión con Macri, aunque sin "afectar el diálogo" con el poder central.

"Queremos participar en esta nueva etapa de ordenamiento socioeconómico, para que sea de crecimiento de la economía, generación de empleo genuino y reducción de la pobreza e inflación", dijo Schiaretti en un comunicado.

Del cónclave participaron también los gobernadores Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja), Omar Gutiérrez (Neuquén), Gildo Insfrán (Formosa), Hugo Passalacqua (Misiones) y Domingo Peppo (Chaco), además del jefe del bloque de senadores del PJ-FpV, Miguel Angel Pichetto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS