Política

Lifschitz dijo que "prácticamente se dio un empate" con el PRO

El candidato del Frente Progresista Cívico y Social fustigó a los dirigentes opositores que armaron "un escándalo" con los errores del escrutrino provisorio en las Paso. 

Lunes 04 de Mayo de 2015

El candidato a gobernador de Santa Fe por el Frente Progresista, Cívico y Social, Miguel Lifschitz, aseguró hoy que su proyecto es “genuino”, pensado en las necesidades de los santafesinos, y no “un eslogan publicitario” como el del PRO, que lleva como postulante en la provincia a Miguel Del Sel.

“Nuestro proyecto es genuino, con experiencia en la gestión de gobierno en Santa Fe, es programático, identificado con las ideas progresistas en términos de políticas sociales, públicas y de los derechos humanos”, dijo Lifschitz en una entrevista con radio El Mundo.

Consideró que del otro lado está la propuesta del PRO, “vaciada de contenidos, ideas y proyectos”, y que “se resume en un eslogan publicitario”, prometiendo “un gobierno similar al de la ciudad de Buenos Aires”.

“Son dos modelos bien distintos que se van a discutir en Santa Fe en los comicios del 14 de junio”, dijo Lifschitz, ingeniero civil y desde hace 25 años vinculado a la gestión pública de la mano del socialismo.

Respecto a los resultados de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) que ya tuvieron lugar en la provincia de Santa Fe, el candidato sostuvo que “fue prácticamente un empate” con el PRO y que de ahora en adelante van a tratar de “estirar la distancia”.

Lifschitz dijo también que “el escándalo” en torno a los votos que no habían sido computados en el escrutinio provisorio “lo armaron los opositores” y que en realidad se trató de “un error mínimo de información que no fue aclarado en ese momento” en el marco de “una interna”, y no de “una competencia entre partidos como sería un comicio”.

“Si hubiera pasado en las elecciones generales hubiera sido un tema, pero pasó en una interna”, consignó el candidato del Frente Progresista, Cívico y Social, que dejó claro que “no hubo ninguna intencionalidad” y que el sistema es “transparente”, y “ni aún queriendo se pueden manipular los datos”.

“Se trató de un error técnico”, dijo, y recordó que esa equivocación le costó el puesto a un técnico, que luego renunció.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS