Política

Lifschitz destacó la actitud de Del Sel de reconocer la derrota y desearle suerte

Decisión 2015. “Es lo correcto y no esperaba menos de él”, dijo el gobernador electo respecto de su rival del PRO, aunque admitió que todavía no lo llamó.

Viernes 26 de Junio de 2015

El gobernador electo de Santa Fe, Miguel Lifschitz, rescató ayer la actitud que asumió su contrincante del PRO, Miguel Del Sel, al  reconocer la derrota y desearle suerte en su futura gestión.
  “Es lo correcto y no esperaba menos de Miguel Del Sel. Más allá de las diferencias en lo político, siempre se ha portado con corrección en el trato personal y estaba seguro de que esta decisión iba a llegar”, afirmó el socialista.
  De todos modos, dijo que aún no recibió un llamado de Del Sel felicitándolo personalmente por su triunfo, algo que sí hicieron los ex candidatos Omar Perotti (Frente Justicialista para la Victoria) y Oscar Cachi Martínez (Frente Renovador).
  La Capital pudo saber que desde el círculo íntimo de Del Sel se comunicaron con los asesores de Lifschitz pidiéndole el teléfono para pasárselo al ex Midachi, pero ese llamado personal hasta ayer no había sucedido.
  Por otra parte, Lifschitz dijo sentirse “con tranquilidad” tras el resultado del escrutinio definitivo que lo consagró como gobernador para los próximos cuatro años.
  “El escrutinio fue con mucha transparencia y flexibilidad por parte del Tribunal Electoral, donde todas las objeciones de los fiscales fueran contempladas”, destacó, e incluso agregó que “muchas urnas no tendrían que haber sido recontadas, pero igual se hizo para evitar sospechas”.
  El lunes pasado el Tribunal Electoral informó que Lifschitz finalmente fue electo gobernador de Santa Fe por una diferencia de 1.776 votos respecto del candidato del PRO. “Fue una diferencia exigua, pero diferencia al fin”, reconoció el socialista. En ese sentido volvió a defender la “legitimidad” del resultado y enfatizó que el Frente Progresista tiene la fortaleza política para garantizar la gobernabilidad en la provincia.
  Respecto de su futuro equipo de gobierno, Lifschitz dijo que será “un gabinete representativo de la diversidad territorial” y que buscará conformar “un mix” entre algunos ministros actuales y nuevos que se incorporarán a partir de diciembre, aunque evitó adelantar nombres.
  En otro orden, el gobernador electo afirmó que tiene “relación previa” con la mayoría de los candidatos presidenciales, con la excepción del postulante del PRO, Mauricio Macri.
  “Con la mayoría de los candidatos presidenciales tengo una relación previa de muchos años, menos con Macri, pero mucho más con (Daniel) Scioli. Con (Sergio) Massa igual. Pero no tengo dudas de que con cualquiera de ellos podría tener una muy buena relación de trabajo”, enfatizó Lifschitz.
  Además, indicó que al igual que Del Sel, Macri no lo llamó luego de que se confirmara oficialmente su triunfo en los comicios provinciales.

Lamberto deslizó que no sigue

El ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto, deslizó ayer que no desea formar parte de la cartera en el próximo gobierno de Miguel Lifschitz. Dijo que se trata de un área “desgastante” y consideró que se necesita una “renovación”. Sin embargo, advirtió que está disponible y que respeta las decisiones colectivas. “Es (el área de Seguridad) muy desgastante, excesivamente estresante y tiene que renovarse para seguir siendo un proyecto exitoso”, señaló.

Boasso evalúa hacer una presentación por su cuenta

El concejal radical Jorge Boasso no se resigna. Pese a que Miguel Del Sel ya reconoció su derrota y dijo que no va a “judicializar” el resultado, su ex compañero de fórmula avisó ayer que analiza presentar por su cuenta una medida judicial. “No soy del PRO, y si me quedo solo no importa, es mi postura”, disparó.
  Boasso reveló incluso que el PRO había contratado a un profesional rosarino para interponer ante la Justicia un recurso de inconstitucionalidad del escrutinio definitivo, que dio ganador al candidato del Frente Progresista, Miguel Lifschitz, por apenas 1.776 votos.
  “Había mucho que pelear todavía. Ya se había encargado el recurso de inconstitucionalidad a un profesional de Rosario. Estaba escrito”, se lamentó el ex candidato a vicegobernador.
  En ese sentido, el edil radical detalló que un abogado de Rosario “estuvo toda la noche laburando” en redactar el recurso, y agregó: “Le pedí al mismo abogado que me informe si como candidato a vicegobernador tengo legitimidad para interponerlo”.
  La actitud de Boasso se contrapone con las que están tomando los referentes locales del PRO, quienes prefieren cerrar la historia y enfocarse en el futuro político de la fuerza que a nivel nacional conduce Mauricio Macri.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS