Política

Lifschitz: "Contigiani nunca fue socialista"

"Contigiani nunca fue socialista", respondió tajante y breve el gobernador Miguel Lifschitz sobre la decisión que tomó en los últimos días el ex ministro de la Producción y actual diputado nacional de desvincularse definitivamente del partido que lo llevó a ocupar una banca en el Congreso de la Nación.

Sábado 01 de Septiembre de 2018

"Contigiani nunca fue socialista", respondió tajante y breve el gobernador Miguel Lifschitz sobre la decisión que tomó en los últimos días el ex ministro de la Producción y actual diputado nacional de desvincularse definitivamente del partido que lo llevó a ocupar una banca en el Congreso de la Nación.

La ruptura, de hecho, se había producido en las primeras semanas de junio, cuando la Cámara de Diputados trató y aprobó el proyecto de ley que legalizaba el aborto, luego rechazado en el Senado.

En esa oportunidad Contigiani renunció al bloque Socialista y creó su propia bancada unipersonal bajo el nombre de Frente Progresista Cívico y Social. Esa "formalidad" fue negociada con las autoridades partidarias para que socialismo no quedara en el registro histórico de haber aportado su voto en contra del proyecto sobre el aborto.

Aquel portazo vino precedido de declaraciones durísimas de dirigentes socialistas contra Contigiani, a quien incluso le pidieron la renuncia de su banca.

Contigiani, de extracción radical, formó parte de la administración de Antonio Bonfatti y siguió cuando Lifschitz tomó la posta, ocupando el Ministerio de la Producción. Desde ese lugar y en acuerdo con el resto de los partidos que componen el Frente Progresista fue impulsado para encabezar la lista de diputados nacionales en las legislativas de octubre pasado.

Siendo el candidato oficialista en la provincia gobernada por Lifschitz, apenas asumió, en diciembre de 2017, tuvo sus primeras diferencias con el gobernador en la votación de varias leyes que el titular de la Casa Gris había comprometido su apoyo al gobierno nacional, pero Contigiani siempre fue en sentido contrario a esa voluntad.

El quiebre sobrevino con el proyecto sobre el aborto y nunca más se recompuso esa relación.

"Necesito desvincularme del socialismo", declaró Contigiani en las últimas horas, aunque se mantendrá por ahora dentro del Frente Progresista. Pero ayer Lifschitz fue enfático y tajante con su ex funcionario. "Nunca fue socialista", recordó el gobernador.

Contigiani avisó que no será él el que tome la decisión de irse de Frente Progresista, pero sí dejó entender que rompió todo tipo de contacto con Lifschitz y la militancia socialista, a la que en su momento acusó de intolerante por no comprender su posición en contra del proyecto de la legalización del aborto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario