Política

Lifschitz aseguró que trabajan para enfrentar cualquier contingencia en la provincia

El gobernador se reunió con funcionarios de su gabinete para analizar la situación ante las inundaciones y la  creciente de los ríos. Afirmó que se puso el foco en Santa Fe y localidades vecinas. 

Miércoles 13 de Abril de 2016

El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, se reunió esta tarde con funcionarios de su gabinete para tratar la altura de los ríos en la zona del gran Santa Fe y las inundaciones en el territorio santafesino, en el marco de la crisis hídrica agravada por las últimas lluvias registradas durante los últimas días en la región.
 
“Analizamos todas las alternativas posibles, con la intención de estar preparados frente a cualquier contingencia que pueda ocurrir”, dijo Lifschitz, quien agregó: “Vamos a tener un Comité de Emergencia permanente durante estos días. Estamos reforzando la infraestructura necesaria y la disponibilidad de elementos ante la posibilidad de evacuar a más familias”.
 
En tanto, el gobernador hizo referencia al pronóstico de lluvias para este fin de semana, ante lo que expresó: “Tenemos la expectativa de que la lluvia no sea tan intensa y no produzca mayores dificultades”.
 
Además, mencionó que “el río Paraná viene en baja, aunque va a seguir arriba de los seis metros, lo que es un valor considerable ya que levanta las napas y complica la situación”.
 
Por su parte, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, junto con el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo, brindaron una conferencia de prensa para dar a conocer detalles de lo analizado por las autoridades provinciales de las distintas áreas que integran dicho comité de emergencia.
 
Rutas y accesos
 
“La situación es grave por la cantidad de agua caída en los últimos días, sus efectos en el caudal del río Salado, más la altura del río Paraná”, explicó Farías.
 
“Hay muchas localidades afectadas y, fundamentalmente, la red de caminos naturales, es decir, los caminos de tierra. De la red de 9 mil kilómetros que conforman esa red, está afectada la transitabilidad de un alto porcentaje. No ocurre lo mismo en la red pavimentada donde, salvo el corte de la ruta provincial N° 6, a la altura del río Salado, y algunas otras situaciones que se monitorean permanentemente, no hay cortes en este momento”, describió el ministro.
 
“Continúan monitoreándose la autopista Santa Fe – Rosario, a la altura del arroyo Colastiné; las rutas provinciales N° 1 -en la cercanía de Colonia Teresa, que estuvo cortada hace poco-, y la N° 4 que también tuvo problemas. En el resto, las situaciones tienen que ver con los caminos naturales, con los accesos a los pueblos”, precisó Farías.
 
En ese marco, Farías destacó que “el gobernador (Miguel Lifschitz) decidió que destinemos más recursos al área de Vialidad provincial, por lo cual vamos a tener que revisar toda la red de caminos naturales y las distintas situaciones que afectan los caminos”.
 
 
 
Producción agropecuaria y tambos
 
“Estuvimos analizando particularmente cómo afecta esta crisis a la producción”, expresó el funcionario, y destacó que “en términos económicos y de emergencia agropecuaria hoy está afectada toda la provincia. Sólo pudo retirarse no más de un 15 % de la cosecha de soja; el resto está en los campos con dificultades para salir”, indicó.
 
En tal sentido, anunció que “mañana el ministro de la Producción, Luis Contigiani, va a convocar al Comité de Emergencia Agropecuaria. Vamos a solicitar la ampliación de la emergencia en toda la provincia, ya que la declaración nacional alcanza sólo a los departamentos de la costa y a General López”, aclaró el titular de Gobierno.
 
En tanto, en relación a la situación que atraviesa el sector tambero, Farías admitió que “es el más afectado, porque necesita diariamente que sea retirada la leche y la mayoría está afectado, sobre todo aquellos tambos que tienen su acceso por caminos naturales y que no pueden sacar su producción”.
 
Situación social y sanitaria
 
Respecto de la situación social y sanitaria, el Ministro señaló que “la situación está contenida. Se continúa con la distribución de alimentos y asistencia permanente a evacuados y en centros de evacuados. Hoy tenemos cerca de 2.000 evacuados en toda la provincia y un número similar de auto evacuados”. 
 
Asimismo, Farías precisó que “permanecemos en contacto permanente con autoridades nacionales para ponerlos al tanto del estado de situación y demandando distintas cosas”.
 
En cuanto a la asistencia económica para los afectados, el ministro consignó que “en estos días transferimos alrededor de $ 6 millones del fondo de emergencia de obras menores, y continuamos trabajando para realizar nuevos aportes”.
 
“Además –prosiguió– estamos entregando fondos alimentarios de emergencia a través del Ministerio de Desarrollo Social y de la Secretaría de Protección Civil; y destinando recursos a todas las localidades afectadas para el alquiler de bombas, grupos electrógenos y movimientos de maquinarias, según las contingencias que deben enfrentar”.
 
“Por su parte, Escajadillo confirmó que “están dispuestas todas las áreas operativas de los distintos ministerios y existe un contacto permanente con los intendentes y presidentes comunales para conocer las necesidades o apuntalar los refuerzos de bombeos que cada uno pueda requerir”.
 
La zonas más afectadas
 
Al ser consultado sobre los lugares más afectados de la provincia, Escajadillo afirmó que son “los departamento Vera y San Cristóbal, además de localidades como Cañada Ombú, Los Amores e Intiyaco en la ruta 3, Aguará Grande, y todas las zonas rurales”.
 
Respecto de la situación de la capital provincial, el secretario de Protección Civil indicó que “tenemos alrededor de 600 evacuados” y que “la crecida del río Salado afecta especialmente a la población que está por fuera del anillo de defensa”, además de los problemas ocasionados por las intensas lluvias registradas en las últimas horas.
 
“Participaremos de la reunión del Comité Operativo de Emergencia que tiene la Municipalidad, y estamos en permanente contacto con Mariano Cabal -de la Dirección General de Gestión de Riesgo- y con otros funcionarios, suministrando grupos electrógenos y refuerzo de bombeo, de acuerdo a las necesidades”, enfatizó Escajadillo.
 
“De acuerdo a lo que se nos viene informando, abril va a ser un mes lluvioso, de variada intensidad en la provincia. Hoy está afectando el centro-norte pero el sur también tuvo algunos inconvenientes ayer”, agregó el funcionario.
 
“Afortunadamente, a pesar del corte de luz que hubo ayer, los equipos de grupos electrógenos instalados en lugares sensibles aseguraron que el sistema de bombeo siguiera funcionando”, destacó.
 
Del encuentro, realizado en el despacho del ministro de Gobierno y Reforma del Estado, participaron también los ministros de  Desarrollo Social, Jorge Álvarez; de Seguridad, Maximiliano Pullaro; y de Educación, Claudia Balagué; la secretaria de Estado de Energía, Verónica Geese; y el presidente de la empresa Provincial de la Energía (EPE), Raúl Stival, junto con funcionarios de los ministerios de Salud, Aguas, Infraestructura y Tranporte; entre otros.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario