Política

Lifschitz anunció un amplio proyecto de reforma política en la provincia

El gobernador se propone terminar con los partidos truchos que se alquilan a candidatos sin anclaje partidario, entre otras cuestiones a cambiar

Martes 06 de Marzo de 2018

El gobernador Miguel Lifschitz reveló que en los próximos días presentará un proyecto de reforma política que terminará con la acción de los partidos políticos "truchos" y que aumentará los controles para las campañas electorales. Lifschitz, además, observa de buena forma el llamado de Ciudad Futura a un acuerdo político en Rosario, priorizando que se traslade a un pacto programático.

"En las próximas semanas presentaré un programa de reforma política para transparentar la acción de los partidos en la provincia y evitar la reaparición de partidos políticos truchos que aparecen y desaparecen", manifestó el titular de la Casa Gris.

En ese sentido, explicó que la idea es terminar "con esas agrupaciones truchas que se alquilan para candidatos sin partido. Y vamos a establecer mecanismos de control del funcionamiento de campañas electorales. Esto lo hacemos para que los que participen de las competencias sean partidos políticos reales, que representen a un sector de la sociedad y no a ellos mismos".

A la hora de dar a conocer otros ítems de la propuesta, Lifschitz adelantó al programa En Profundidad, de Canal 4 Express, que avanzará en un proyecto de reforma del Estado, implementando más tecnología y transparencia en la administración pública. "Como un contenedor de estos procesos es la reforma de la Constitución, que ojalá tenga resultados positivos en el 2018", sintetizó.

Lifschitz En Profundidad

A propósito de la modificación de la Carta Magna, fue taxativo: "Si la Asamblea Constituyente decide que el actual gobernador no debe ser reelegido, yo no pondré obstáculos. No voy a impulsar mi propia candidatura, pero tampoco me voy a excluir si hay consenso para que siga por un período más. Pero es un tema marginal, secundario. Hay consenso en la necesidad de la reforma, pero después entra en juego la especulación política".

También el gobernador respondió dichos del diputado socialista Eduardo Di Pollina, quien estableció el 2020 como año de la reforma constitucional. "Yo lancé la reforma en el 2016; empezamos a trabajar sobre el tema, hubo foros, debates, pero el 2017 era un año electoral y no era bueno mezclar los temas. El 2018 es el mejor año, pero ahora lo plantean para el 2020, que es tirar a pelota afuera de la cancha", sentenció.

Admitió el mandatario que "hoy hay poco control del Estado sobre los partidos truchos; no hay control del Tribunal Electoral, no hay Justicia electoral, y en eso estamos en mora. Es lo que propongo para la reforma constitucional: un juzgado electoral que se ocupe del control del financiamiento de campañas".

"Si la Constituyente decide que el actual gobernador no debe ser reelegido, yo no pondré obstáculos"

A la hora de ser consultado sobre el llamado de Ciudad Futura a un frente a intendente de Rosario con el socialismo y el peronismo, Lifschitz argumentó: "Es una propuesta para conversarla, para estudiarla. Con Ciudad Futura o con otro sector político hay que arribar a acuerdos programáticos; tiene que ser eso, no un rejunte. Hay que darles confiabilidad a los rosarinos. Rosario no se merece dar un salto al vacío", sostuvo.

Lifschitz recordó que el 31 de marzo vence el plazo para que la Nación haga una propuesta para el pago de la deuda con Santa Fe. "Hay muy pocas novedades. Conversé el tema con (Rogelio) Frigerio, y se comprometió a hacernos una propuesta. Espero que efectivamente se concrete en estos días y que termine en un buen acuerdo para las dos partes. Estamos dispuestos a buscar alternativas que no comprometan las finanzas del gobierno nacional", apuntaló.

Aunque Lifschitz no lo dijo, una de esas alternativas sería el pedido de cesión de tierras fiscales en la provincia, puntualmente en Rosario.

Respecto de los cánticos en las canchas de fútbol contra el presidente Mauricio Macri, el ex intendente de Rosario tomó distancia y criticó esa situación: "No es bueno, no me subo a eso. Hay que ser respetuoso de la política, de las instituciones. Hay elecciones cada dos años, ahí hay que decidir, premiar y castigar. El presidente merece ser respetado, aunque la cancha de fútbol es un medio para expresar posicionamientos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario