Política

Leonardo Fariña, con una pulsera electrónica y custodia las 24 horas

El protocolo del Programa de Protección a Testigos apunta a preservar la seguridad del financista liberado anoche y también a evitar una posible fuga.

Jueves 14 de Abril de 2016

Leonardo Fariña, el funancista arrepentido en la causa por la ruta del dinero K, fue liberado anoche e incluido dentro del Programa de Protección a Testigos e Imputados, por lo que deberá contar con protección permanente para preservar su seguridad y también evitar su eventual fuga.

El subsecretario de Política Criminal, Martín Casares, dijo que si el Fariña "no cumple con el programa de protección puede volver a la cárcel”, y explicó que el valijero fue liberado ya que “al ingresar a la protección de testigos, no existe riesgo de fuga”.

Fariña consiguió ayer el primer beneficio de su declaración en la causa por supuesto lavado de dinero en que quedó imputada la ex presidenta Cristina Kirchner, al obtener su excarcelación mientras espera juicio en otra causa por evasión impositiva agravada.

La decisión fue tomada por voto unánime el Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) de La Plata, que el mes pasado le había renovado la prisión por preventiva y varió su criterio ante una recomendación del Programa de Protección de Testigos e Imputados (PNPTI) del Ministerio de Justicia de la Nación, al que se acogió para declarar.

Según precisó hoy Casares, Fariña ingresó al programa el pasado 8 de abril, por orden del juez Sebastián Casanello, luego de declarar ante ese magistrado y dijo que el tribunal de La Plata impuso como requisito para su liberación que se presente a los tribunales cada vez que sea citado y sugirió que se le coloque una pulsera electrónica para su seguimiento.

“No vamos a atender a la confidencialidad y al ocultamiento de él, porque es una persona muy pública. Esto no es viable. Se van a tomar las medidas clásicas de protección, lo que implica un cuidado de un grupo especial de Perfectura las 24 horas del día en el domicilio que él nos proponga”, sostuvo Casares.

El protocolo especial para preservar su seguridad y al mismo tiempo evitar su fuga incluye el uso de una pulsera electrónica, realizar traslados bajo custodia y evaluar con el personal de seguridad los lugares potencialmente peligrosos para su integridad física ("es muy difícil que se garantice la seguridad del protegido en una cancha de fútbol, por ejemplo”, dijo Casares). Básicamente, Fariña tendrá seguridad 24 horas al día, los siete días de la semana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario