Política

Le dictaron cadena perpetua para el padre que tiró al novio de su hija por el balcón

Norberto Fabián Núñez recibió hoy esa condena, tras ser hallado culpable del homicidio del joven Iván Hortiguera.  El asesino mató "con alevosía" al chico cuando lo encontró durmiendo en su departamento  

Viernes 14 de Marzo de 2014

El vigilador Norberto Fabián Núñez (46) fue condenado a reclusión perpetua por el homicidio de Iván Jesús Hortiguera (16), quien era novio de su hija, al tirarlo de un balcón tras encontrarlo durmiendo con la joven, de 14 años.

El Tribunal Oral en lo Criminal 1 avaló el reclamo del fiscal Nelson Mastorchio y los abogados de la familia de la víctima para que el imputado reciba la pena máxima por el delito de "homicidio agravado por alevosía".
 
Los padres del adolescente celebraron el fallo. "Se hizo justicia", dijo conmovido el padre de Iván, Juan Hortiguera, en declaraciones a la prensa. Reconoció, sin embargo, que el fallecimiento de su hijo hará que "la herida siga abierta de por vida".
 
Hortiguera afirmó que el hecho de que el homicida "no estuviera presente (en el juicio) demuestra lo que es". "Que se encargue Dios de él", clamó. Y subrayó: "Aunque parezca mentira, el apellido Núñez lo tengo que borrar de mi cabeza".
 
La madre también expresó su sentir al terminar el proceso judicial: "Tengo un poco más de tranquilidad, pero el dolor va a seguir siempre, porque él (por Iván) no va a volver. Pero se hizo justicia, que es por lo que luchamos tanto tiempo".
 
El fatal episodio ocurrió el 6 de enero de 2012 en un departamento del séptimo piso de Goyita Salas 440, en Pergamino, cerca de la Ruta Nacional 8. Allí  vivía la novia de Iván, en ese momento de 14 años. Estaba sola y a las 3 lo llamó para que fuera a su casa porque su padre había salido.
 
El desenlace se precipitó cuando el padre llegó a las 8 de la mañana al departamento. Núñez ingresó a la habitación de su hija y encontró a los novios durmiendo juntos. Entonces comenzó a insultar a Iván, lo golpeó y le dijo que se fuera de la casa. "Andáte de acá, te voy a matar, si no te tirás, te tiro yo", declararon los vecinos que amenazó Núñez al adolescente.
 
El chico, que luego se comprobó que estaba inconsciente cuando fue arrojado por Núñez, murió minutos después de caer sobre el césped que rodea al complejo, pese a que los médicos que llegaron poco después al lugar del hecho intentaron reanimarlo.
 
En la investigación, resultaron claves los testimonios de dos vecinas que dijeron haber visto el momento en el que Núñez tomaba del cuello y arrojaba al vacío al chico. El asesinato terminó de comprobarse cuando el peritaje forense determinó que la víctima tenía fractura de mandíbula y tabique antes de caer por el balcón.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario