Política

Latorre acusó a sus colegas del Senado de querer echar a Cristina

Roxana Latorre vivió ayer un día de protagonismo nacional. Su retaceo a prestar apoyo al arco opositor para destituir a la presidenta del Banco Central posibilitó que el oficialismo se anote otra victoria en la Cámara alta. Pero la senadora santafesina fue más allá y acusó, sin dar nombres, que anida en muchos de sus colegas del Congreso un “espíritu golpista”.

Viernes 12 de Marzo de 2010

Roxana Latorre vivió ayer un día de protagonismo nacional. Su retaceo a prestar apoyo al arco opositor para destituir a la presidenta del Banco Central posibilitó que el oficialismo se anote otra victoria en la Cámara alta. Pero la senadora santafesina fue más allá y acusó, sin dar nombres, que anida en muchos de sus colegas del Congreso un “espíritu golpista”.
  En verdad, la actitud de ayer de Latorre no fue una sorpresa. La Capital dio cuenta hace una semana de que la legisladora rosarina, en el tema de las reservas del BCRA, no estaba cerradamente alineada con la oposición. Además, venía precedida de un dato no menor: haber aportado a favor del kirchnerismo la firma al despacho que habilitó la delegación de facultades extraordinarias (superpoderes) al Ejecutivo. Esto sucedió días después de las elecciones y detonó el alejamiento con Carlos Reutemann.
  La posición de Latorre también desnudó la fragilidad de la oposición, que no logró tampoco en el Senado el número suficiente para rechazar el pliego de Marcó del Pont. “No siempre vamos a reunir los 37 votos”, se sinceró el jefe de la bancada radical, Gerardo Morales.

Saltos. Latorre, luego de que fracasara ayer la sesión por falta de quórum, aclaró que su actual postura no tenía que ver con un pase definitivo a las filas del oficialismo. “Mi voto no está cautivo, está en beneficio del pueblo argentino y a mí no me compró nadie. Yo no salté al kirchnerismo”, aseveró la senadora en declaraciones al canal TN.
  Confirmó, además, que está “en contra de la destitución” de la designada titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont. “Adhiero a las ideas desarrollistas” de la titular del Central.
  Latorre advirtió que “muchos de la oposición tienen un espíritu golpista que no quieren que la presidente (Cristina Fernández de Kirchner) concluya su mandato en 2011”.
  Sostuvo que “Marcó del Pont es un chivo expiatorio” y afirmó que se está “cometiendo una gran injusticia” con ella.
  “Cuidado porque desde el arco opositor se respira espíritu golpista y no es mi caso”, alertó y remató: “Hay muchos legisladores que apuestan a la entrega anticipada” del gobierno por parte de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS