Política

Las Paso afianzaron nuevos liderazgos en la izquierda, que ya es la quinta fuerza

El FIT llevará como candidato a presidente al diputado del PTS Nicolás del Caño, quien se impuso al histórico líder del PO, Jorge Altamira.

Lunes 24 de Agosto de 2015

Tras las primarias nacionales de 9 de agosto pasado quedaron definidos aquellos que tienen la posibilidad de presentarse a las elecciones definitivas del 25 de octubre. Además de los favoritos, estos comicios consagraron como única opción en su tipo al Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), con Nicolás del Caño del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) a la cabeza de la fórmula presidencial y candidatos en el resto de las categorías.

Este no es un hecho menor considerando el largo camino recorrido por este sector de la izquierda nacional desde la implementación de la ley de las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (Paso), aprobada en 2009. Esta norma, que supo ser tildada de “proscriptiva” por muchos de los representantes de esta fuerza política, dado que exige un piso electoral para presentar candidatos en las elecciones generales, les permitió a todos los partidos tener acceso a espacios publicitarios gratuitos en medios masivos de comunicación, hecho que quizás haya sido determinante a la hora de llegar a amplios sectores de la población.

En ese marco y años después, el panorama parece diferente. Desde las primeras elecciones Si bien el Frente de Izquierda y de los Trabajadores es la única alianza de izquierda tradicional que tendrá candidatos en las elecciones generales del 25 de octubre, esta no fue la única que se presentó a las primarias. De hecho, la elección del pasado 9 de agosto dio por finalizada la carrera de distintas fuerzas de la izquierda trotskista y la centro-izquierda no kirchnerista, incapaces de superar el piso del 1,5 por ciento de los votos exigidos por la ley. Así, apenas alcanzando el medio punto, quedó afuera el Frente Popular, que contaba con el apoyo de Carlos del Frade en Santa Fe y que llevaba como precandidatos a presidente y vice al dirigente presidenciales bajo este sistema electoral, en 2011, la izquierda no ha hecho más que crecer y ganar notoriedad. Ya en las legislativas del año 2013 y tras unificarse como fuerza bajo el nombre de Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) integrando al Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y la Izquierda Socialista (IS), lograba duplicar la cantidad de votos de los comicios anteriores. Para ese entonces, la figura que amalgamaba era la de Jorge Altamira, histórico dirigente del PO.

En estas últimas internas abiertas, el FIT superó holgadamente el piso de 1,5 por ciento exigido en todas las categorías, consagrándose como la quinta fuerza más votada a nivel nacional de cara a las generales. Es así como el Frente tendrá, además de candidato a presidente en octubre, referentes que competirán por bancas a Parlasur (por el distrito nacional y regionales) y a la Cámara de Diputados y Senadores, cerrando los comicios con un gran resultado.

En tanto, la gran ganadora en las internas del FIT fue la fórmula presidencial Del Caño-Miryam Bregman, quienes, según ellos mismos sostienen, encabezan la renovación de la izquierda tras el intento fallido de presentar una lista de unidad que incluyera al sector de Jorge Altamira (Partido Obrero).

Si bien para muchos aparece como una cara nueva, Del Caño es un político de 33 años, referente del Partido de los Trabajadores Socialistas, que fue la sorpresa en las elecciones de 2013 en Mendoza, en las que se hizo de una banca de diputado. Mostrándose como la alternativa joven y nueva de este sector supo captar la atención de propios y ajenos que no vieron en el tradicional referente del Partido Obrero, Altamira, ni en el resto de los candidatos a presidente, la posibilidad de un cambio.
 
En Santa Fe. En la provincia, el FIT superó el piso electoral y el triunfo que tuvo a nivel nacional la lista “Renovemos el Frente”, también se replicó en este distrito. Así, la fórmula presidencial Del Caño-Bregman será secundada en octubre por Octavio Crivaro como candidato a diputado nacional, Virginia Grisolía como candidata al Parlasur (regional) y Franco Casasola y Constanza Villanueva como candidatos a senadores nacionales.
 
Si bien son nombres nuevos en el mapa político de la provincia, Crivaro y Grisolía son figuras que se han sabido posicionar en poco tiempo gracias a su participación en las elecciones provinciales. El primero se postuló a gobernador de Santa Fe tras superar cómodamente el piso electoral de las Paso provinciales, logrando cierta notoriedad tras su participación en el debate de candidatos. La joven estudiante y trabajadora de un call center, por su parte, fue candidata a concejal de la ciudad de Rosario, quedando a una mínima cantidad de votos de obtener una banca en el Concejo Deliberante.
 
Ya habiendo superado las primarias, y a pesar de no tener posibilidades reales de acceder a la Presidencia, el gran logro de los candidatos del Frente de Izquierda es haber marcado el camino de la consolidación de esta fuerza para que se constituya en una opción a futuro para muchos ciudadanos que no encuentran representación en los partidos mayoritarios, sin perder el valioso lugar ya ganado en la discusión legislativa en el Congreso de la Nación.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario