Política

Las Marchas por la Vida piden entrada al Concejo Municipal

Gustavo Volpe se presenta como precandidato a concejal por la lista "Rosario Late", del partido Vida y Familia

Jueves 02 de Septiembre de 2021

El movimiento celeste tiene una lista que lo representa en Rosario. Gustavo Volpe, reconocido militante y organizador del movimiento provida se presenta como candidato a concejal por la lista “Rosario Late”, del partido “Vida y Familia”.

“Queremos que todos los provida y profamilia tengan en el Concejo Deliberante la representación que nunca han tenido”, afirmó el dirigente.

Volpe tiene 57 años y 7 hijos. “Quiero que Rosario vuelva a ser una ciudad para la familia”, asegura. Por eso busca plasmar en el Concejo Deliberante la experiencia que une a católicos y evangélicos en la Legislatura provincial, conducida por el diputado provincial Nicolás Mayoraz, a través del nuevo partido Vida y Familia.

“Sueño con una ciudad donde todos, sin excepciones, tengan derecho a vivir y a vivir dignamente”, sostiene Volpe. Nacido en el centro de Rosario en una familia de clase media, trabajó desde los 18 años y hace décadas participa en organizaciones solidarias.

“Empecé siendo voluntario de Gravida, una asociación civil que brinda atención y ayuda a mamás con embarazos vulnerables. Fui el primer hombre que se animó a atender ese teléfono de emergencia al que llaman mujeres desamparadas ante un embarazo inesperado”, recuerda, y agregó: “Aprendí a escuchar, a acompañar, a entender a la gente. Y te ponés a la orden de quien está del otro lado de la línea hasta encontrar soluciones”.

Con el tiempo empezó a dar charlas para prevenir embarazos no deseados. Así conoció al padre Santidrián y a la hermana Jordán, que confirmaron su camino y ampliaron su mirada sobre la lucha provida: “El sacó a jóvenes de las drogas a más no poder y ella llevó agua a un barrio entero. La solidaridad no tiene límites”.

Hace 11 años fundó “Rosario te quiero provida” y se puso al hombro la organización de las movilizaciones provida en la ciudad. “Las marchas se convirtieron en lugares de encuentro y cooperación. Las llenamos de gente joven, de familias, de música, murgas, arte y alegría”, señala y reflexiona: “El Día del Niño por Nacer del 2017 éramos 20 mil personas. Históricamente católicos y evangélicos conformábamos dos mundos aparte. Ese atardecer, me animé a pedir que durante un minuto rezáramos juntos, incluso los ateos, cada uno a su modo. En silencio, 20 mil personas…Estallamos en lágrimas. ¿Hasta dónde podemos llegar si nos unimos?”.

En 2018, después del rechazo del proyecto de ley de aborto, la marcha congregó a 80 mil personas frente al Monumento. No sólo fue un espacio de manifestación sino también de transformación social: “Muchos de los jóvenes del equipo hoy conducen otras organizaciones solidarias, que se multiplican y crecen”.

Con Nicolás Mayoraz, hoy diputado provincial y presidente del bloque Vida y Familia, apenas empezaron las restricciones por la pandemia, vieron que la gente de los barrios se había quedado sin comedores. Armaron “La Cocina Celeste”, que va de barrio en barrio repartiendo comida. “Ahí se palpa la diferencia entre lo necesario y lo urgente”, señala.

El invierno pasado fueron a repartir barbijos al barrio Tío Rolo. Miró para abajo y vio los piecitos de los chicos descalzos. Consiguieron una distribuidora, a través de la red provida, que donó cientos de pares de zapatillas.

Su proyecto tiene una visión que parece simple pero en la Argentina se vuelve compleja: “Quiero que los chicos de mi ciudad puedan volver a jugar a la pelota en la vereda”. Para eso hay que garantizar educación, trabajo, vivienda, familias fuertes, “desde las zapatillas hasta la seguridad”.

Con la lista “Rosario Late” quiere demostrar que son miles los rosarinos a los que el corazón les palpita con fuerza ante la injusticia y la necesidad. Y que sólo se calma cuando logran soluciones concretas. “Los rosarinos aprendimos a unirnos para lograr cosas increíbles. Es hora de unir a la sociedad con el Estado para lograr lo mucho que nos falta, para que todos puedan tener una vida

digna”, concluye Volpe.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario