Política

Las escuchas telefónicas entre D'Elía y Khalil exponen cercanías

Ayer se difundieron algunos audios entre el ex piquetero y el supuesto representante iraní. Allí queda en evidencia la proximidad de ambos a los gobiernos de Irán y Argentina.

Sábado 24 de Enero de 2015

La denuncia que tenía preparada el fallecido fiscal Alberto Nisman estaba basada esencialmente en una gran cantidad de escuchas. Ayer se conocieron algunos de esos audios, los cuales exhiben el grado vincular que poseen dos de los imputados, el ex piquetero Luis D'Elía y el dirigente islámico Jorge Alejandro Yussuf Khalil, con funcionarios argentinos de primer nivel, y las tareas de coordinación que establecían ambos con el gobierno iraní.

En los audios se escucha a D'Elía y Yusuf Khalil hablar sobre negociaciones para firmar el Memorándum de Entendimiento por la causa Amia, y funcionar como una "embajada paralela" con "canales alternativos de comunicación".

En este sentido, D'Elía expuso más de una vez la cercanía que mantiene con la Casa Rosada y con el entonces secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Las conversaciones entre ambos dirigentes están fechadas en noviembre de 2012, antes de firmarse el pacto, y en el marco de una marcha de apoyo a Palestina. También el 27 de enero de 2013, el día que se firmó el acuerdo con Irán; en mayo de 2013 y, por último, el 26 de septiembre de 2013, un día después de la presentación de Cristina Fernández ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Primera escucha - Jugando para la Rosada

Khalil: Bueno, ¿qué me querías comentar vos?

D'Elía: Vino ayer a verme Juan Salinas. ¿Qué opinión tenés de él?

K.: Creo que cambió un poquito Juan. Mejor.

D.: Tiene un material interesante.

K.: Me comentaste algo.

D.: Quiere ver si interesa. Yo le dije que le iba a preguntar a Yussuf. Si Yussuf está de acuerdo, vamos a ver a quien vos ya sabés...

K.: Sí, sí, está muy bien. Pero aparte yo ya te había dicho que me había ido ahí, a Corrientes, a la subsecretaría, que avances con eso, que vayas con los cosos, ¿te acordás? Con los dvds esos que me mostraste.

D.: Sí, sí.

K.: Eso es bueno.

D.: Dale.

K.: Bueno Luis, disculpame que te molesté, loco.

D.: ¡Qué me vas a molestar, boludo!

K.: Lástima que no viniste, porque estaba con la persona que te quiero presentar, con el iraní este... que es el que anda en Venezuela con las casas esas.

D.: Yo tengo que hacer el juego de la Rosada, papá. Si tengo orden de no ir, soy un soldado, ¿entendés?

Segunda escucha - El mejor cumpleaños

K.: Luisito.

D.: Yussuf.

D.: ¿Te enteraste?

K.: ¿De qué?

D.: No sabés nada, me llamó Parrilli recién, se firmó el acuerdo Argentina-Irán.

K.: Sí, sabía, salió en todos lados. Hoy a la mañana.

D.: Ah, estoy en Babia yo.

K.: En serio, boludo. Hoy a la manaña.

D.: Pero estoy en el campo.

K.: Cada vez que te iba a llamar, qué lo voy a llamar si ya debe saber.

D.: No, no, no, impresionante.

K.: Pero yo pensé que sabías, campeón del mundo.

D.: No, boludo, me dijo Parrilli recién. Me quiero... Que esto se haya firmado el día de mi cumpleaños.

K.: Uh, feliz cumpleaños, Luisito, querido. Cuchame, firmó Timerman y Salehi. Yo te voy a contar algo, entre nos, el Memorándum ese lo hemos escrito hace seis años con una persona, lo presentamos y nos dijeron "es inviable". Hoy se firmó. [Se escucha su risa]. [Hace] Seis años lo presenté ese documento yo. "No, es inviable". Hoy se firmó ese Memorándum, yo me quiero matar.

D.: Es un éxito político increíble.

K.: Y, no sé, vos fijate, lo que te fustigaron durante siete años y van a tener que hacer fila para chuparte la p...

D.: Impresionante, ¿no?

K.: Aparte lo tuiteó la presidenta en Facebook y en Twitter. Lo puso ella.

D.: Impresionante. ¿Y en qué se basa?

K.: Dos representantes legales por cada país, cinco tipos que sean veedores y un jurista que tenga garantía de comportamiento ético impecable, elegido por ambos países. Esa es la comisión que va a dictaminar si es culpable o no. Es todo el piripipí este.

D.: Parecido a lo que nos propusieron en el primer viaje a Teherán, ¿te acordás?

K.: Y, parecido, claro. Sabés quién me lo escribió ese día el Memorándum ese, ¿quién lo escribió? Fernando. Hoy se está firmando ese Memorándum. Muy contento, muy contento.

D.: El mejor regalo de cumpleaños que me podrían haber dado en toda mi vida.

Tercera escucha - Con perfil bajo

D.: Hola.

K.: Hola Luisito, Yussuf.

D.: Ahhh, Yussuf, ¿cómo te va?

K.: Bien, ¿vos?

D.: Bien, muy bien, Yussuf.

K.: Bien, mirá, escuchame, mañana nos vamos a juntar, ¿tenés para anotar?

D.: Sí, dame, a ver.

K.: Bonpland 1828.

D.: Bonpland 1828.

K.: Palermo, es Bonpland y El Salvador.

D.: Che, y ¿qué piso?

K.: No, no, es una casa. Ahí vamos a almorzar. Al mediodía, ¿a la una te parece?

D.: A la una estoy ahí, dale.

K.: Listo, y el otro punto, escuchame, por la dudas que te llamen hoy los medios o alguno. Tené perfil bajo por diez días por lo menos.

D.: Bueno.

K.: Yo sé por qué te lo digo. Después, mañana, te lo explico.

D.: No, no, no, me dijo Parrilli recién también.

K.: Porque me acaban de llamar y me dijeron porque están medio enardecidos los de la vereda de enfrente, ¿viste? Y no queremos [interrumpe DSINGLE_RIGHT_QUOTEElía].

D.: Yo sólo tengo un problema hoy, tengo programa y no puedo no hablar, ¿entendés?

K.: Sí, pero no queremos que nuestros jugadores corran riesgo, de nada, ni que les rompan las bolas.

D.: Bueno perfecto, listo, dale, dale.

K.: Listo, perfecto, a la una nos vemos ahí, un abrazo.

D.: Dale, un abrazo.

K.: Chau.

Cuarta escucha - ¡Vamos los pibes!

D.: Hola.

K.: Qué hacés Luis, Yussuf habla.

D.: Hola Yussuf.

K.: ¿Cómo andás, león?

D.: Bien, bien, bien. ¿Cómo te fue en Irán?

K.: Bien, muy bien. Gracias a Dios muy bien. Escuchame, ¿Cómo estuvo el acto en All Boys?

D.: Hasta las bolas.

K.: Hasta las bolas, ¿no? ¿Los pibes de la hinchada acompañaron?

D.: Sí, sí. Les tiré unos manguetes, eh.

K.: Ah, ¿sí?

D.: 25 lucas les di...

K.: Se portaron bien...

D.: De primera.

K.: Joya, joya, joya. Porque estaba viendo. Como vi las fotos, digo, estos a ver si dijeron algo...

D.: No, no, no... Se portaron bien.

K.: Escuchame, Luis. Bueno, nos tenemos que juntar en algún momento, che.

D.: Bueno, decime, Yussuf...

K.: Eh, bueno, no sé, hoy es medio difícil. Pero el lunes sí, juntémonos.

D.: ¿Vamos a almorzar a lo de tu primo?

K.: Bueno, dale. Juntémonos porque tenemos algunas tareas para hacer.

D.: Ah, bueno, bueno, dale, dale, dale, dale.

D.: Che, ¿por qué está demorado todo?

K.: Y... Hay un poquito de... esto entre nosotros... Hay un poquito de desazón. De allá, de allá. No sé por qué. Hay desazón.

D.: ¿Desazón?

K.: Desazón, sí, sí. No gustó algunas palabras que se dijeron. Me parece que el ruso este de mierda se mandó alguna.

D.: Ah, ¿si?

K.: Sí, sí...

D.: ¿Qué dijo?

K.: No. Estaba firmado algo donde estaba el tema de las cautelares también parece. Pero bueno, lo hablamos personalmente.

D.: Bueno, dale, dale.

K.: Lo hablamos personalmente. Y bueno, nada. Y aparte tampoco gustó ¿te acordás el comentario

ese que dijo "a ver si

ustedes se piensan que a mí me gusta negociar con fulanito..." Con los iraníes, ¿viste?

D.: Ah, ah, bueno, bueno, bueno.

K.: Eso quedó para el orto. Pero igual, yo te lo voy a transmitir bien, cosa que vos lo transmitas por abajo, ¿entendés lo que te quiero decir? Como quien no quiere la cosa...

D.: Sí, sí, sí...

K.: Yo te lo explico bien. Bueno, el lunes entonces nos juntamos al mediodía ahí.

D.: Sí. Ahí a la una. ¿Qué calle era esa?

K.: Borges y Charcas.

D.: Bueno, ahí a la una.

K.: Listo, un abrazo Luis.

D.: Un abrazo Yussuf, chau, chau.

K.: Chau chau.

Quinta escucha - Mensajería de urgencia

D.: Yussuf.

K.: ¿Cómo andás?

D.: Bien. Tengo un mensaje urgente del gobierno argentino que pasar para allá, pero urgente, antes de mañana.

K.: Antes de mañana, ¿dónde están?

D.: Estoy en la Casa de Gobierno.

K.: Bueno, voy para aquellos lados.

D.: Escuchame, vayamos a la embajada, ¿querés que nos veamos ahí a las 12.30?

K.: Bueno, esperá que llamo al embajador a ver si va a estar. Ni lo llamé...

D.: Yo llamé hace un ratito, está en un reunión. Pero planteémoslo ahí porque no hay asunto más importante que este, creémelo.

K.: Dejame que yo voy para allá. Ahora te llamo en un minuto.

D.: Bueno, dale dale.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS