Política

Las empresas tendrán un tope de aportes de campaña a los partidos

Lo aseguró el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez. El objetivo es "garantizar que nadie pueda cooptar una campaña electoral".

Lunes 28 de Enero de 2019

El secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, afirmó ayer que el proyecto para modificar la ley de financiamiento político, que será tratado el mes que viene en sesiones extraordinarias del Congreso, responde a que "la legislación vigente demostró tener falencias importantes", y por eso propuso incluir un tope al aporte de las empresas de modo de "garantizar que nadie pueda cooptar una campaña".

En esa línea, Pérez, explicó durante una entrevista con una agencia de noticias que el gobierno propone "resolver esas falencias" de la ley (de 2009) y establecer que las empresas "puedan aportar como máximo un dos por ciento sobre el total de lo que les está permitido recibir a los partidos" de esas sociedades.

"Con eso se evita cualquier tipo de condicionamiento que pueda haber por parte de las empresas a los partidos políticos", aseguró el secretario de Asuntos Políticos, que depende del Ministerio del Interior y tiene a su cargo todo el proceso electoral de este año a nivel nacional.

Pérez fundamentó que con la nueva ley "se está garantizando que nadie pueda cooptar una campaña o que algunas empresas van a poder sostener el financiamiento de la campaña, es decir va estar atomizado".

En ese sentido, amplió que "la principal falencia que tiene la ley actual es que permite el aporte de dinero en efectivo" y sostuvo que "el 50 por ciento de las campañas se financian en efectivo".

"Esto ha impedido —puntualizó— conocer en forma fehaciente quiénes son los aportantes, por eso el principal punto del proyecto es la bancarización absoluta de los aportes y gastos, para identificar fehacientemente a quiénes están haciendo el aporte".

El funcionario explicó que de esa forma se va a poder "tener una trazabilidad sobre el dinero que se aporta en las campañas electorales" y saber de dónde provienen las donaciones y los aportes.

Pérez recordó que "las empresas hoy pueden aportar a la vida institucional, pero no a la campaña y nosotros planteamos que, a pesar de esa prohibición, durante los últimos años las empresas siguieron aportando y lo que creció es el financiamiento en negro, no registrado".

Explicó que "el sistema de aportes" que prevé la ley de financiamiento político es mixto: habrá aportes privados y públicos "garantizando a los partidos los espacios audiovisuales, los recursos para la campaña y la impresión de boletas".

También se busca establecer más controles sobre el financiamiento político y para ello se plantea "poner más auditores contadores para hacer auditorías sobre el funcionamiento de las campañas y la posibilidad de cruzar datos con la Justicia, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Procelac (Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos)".

Pérez apuntó que el financiamiento se proyectó originalmente en el marco de una reforma electoral y política que incluía el instrumento de votación, mediante el uso de una boleta única electrónica; iniciativa que se frustró en el Senado ante la oposición del PJ.

El funcionario nacional ponderó el hecho de que se pueda llegar a las elecciones de este año con una ley que permita "identificar fehacientemente a los aportantes".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});