Política

Las CTA anunciaron un paro nacional y esperan que la CGT se sume al reclamo

Las centrales gremiales se encaminan a confluir en medidas de fuerza en repudio al FMI y al veto del Ejecutivo a la ley de emergencia tarifaria.

Viernes 01 de Junio de 2018

La CGT postergó ayer el encuentro que tenía previsto mantener ayer con senadores peronistas en busca de respaldo político para activar un plan de lucha que contemplaría un paro general tras el veto presidencial. Más directa, la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky y la CTA Autónoma de Pablo Micheli anunciaron la convocatoria a un paro nacional con movilización para el viernes 8 de junio contra el acuerdo con el FMI y en repudio al veto de Macri, entre otros temas, mientras aguardan una definición de la CGT.

El jefe del bloque de senadores peronistas, Miguel Angel Pichetto, y otros legisladores peronistas reprogramaron la reunión convocada para ayer con la cúpula cegetista. La definición por la fecha de una eventual huelga tendrá lugar en los próximos días.

La CGT estuvo este miércoles con representantes de la Iglesia y hoy se sumará a la Marcha Federal de los movimientos sociales, que también reclaman un paro.

Por su parte, las dos CTA anunciaron ayer la convocatoria a un paro nacional con movilización para el viernes 8 de junio, según lo indicaron en un comunicado conjunto, en el que precisaron que realizarán un plenario el próximo lunes en el que votarán la moción de ir a una huelga.

"La CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma han resuelto convocar a un plenario nacional con el objetivo de proponer un gran paro nacional, con movilización en todas las plazas del país, para el próximo viernes 8 de junio", sostuvieron en el texto firmado por Yasky y Micheli.

Las CTA agregaron que "la iniciativa conjunta responde así al mandato unánime de millares de trabajadores que han decidido rechazar el ajuste, los despidos, el FMI y, particularmente, la decisión presidencial de vetar la ley contra los tarifazos".

Con esta movida las centrales de Yasky y Micheli buscan también presionar a la CGT para que anuncie un paro general tras el veto de Mauricio Macri, lo cual la entidad de la calle Azopardo analizará la semana próxima con senadores del peronismo.

Ayer Yasky advirtió que el veto presidencial debe motivar un "paro nacional" por parte de los gremios, en un mensaje que también busca obtener eco en la CGT.

"Si hay veto, hay paro nacional", consideró el también diputado del bloque kirchnerista Unidad Ciudadana, al tiempo que afirmó: "El sindicalismo está en un momento justo para responder con un paro general al veto de Macri".

Reclamo presidencial

A su vez, el presidente Macri instó ayer a los dirigentes de la CGT a ser "participantes activos" en el proceso para "bajar el costo argentino sin bajar el salario de los trabajadores", al tiempo que remarcó que "si hacen un paro, no cambia nada".

"Trabajemos en lo que sabemos hacer, que es mejorar todos los días nuestra competitividad, nuestra productividad. Por eso es importante que la CGT se sume a eso. La CGT tiene que pensar que si hacen un paro, ¿qué cambia? No cambia nada", sostuvo el mandatario, ante la posibilidad de una huelga general tras el veto a la ley que limitaba los aumentos de tarifas.

Desde Salta, Macri subrayó que "lo que sí cambia" la realidad del país "son las mesas de productividad y que ellos (por los gremialistas) sean participantes activos a bajar el costo argentino sin bajar el salario de los trabajadores".

"Tenemos que estar unidos en una mesa para trabajar en ver cómo somos más competitivos los argentinos, cómo hacemos más y mejor lo que estamos haciendo", añadió el líder del PRO, que pidió a los dirigentes gremiales a "poner la energía en construir, no en poner palos en la rueda".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario