Política

Larreta y Bullrich buscan un acuerdo en el distrito porteño

La ex ministra dejaría que Vidal encabece la lista de diputados. En cambio, ella se queda con la "lapicera" para ordenar las nóminas en el interior

Sábado 03 de Julio de 2021

Las principales referencias del PRO negocian un acuerdo político para las listas de candidatos en el distrito porteño y evitar seguir desangrándose en una disputa que se volvió demasiado pública. Las negociaciones de última hora podrían alumbrar un pacto que satisfaga a los dos sectores en pugna: el que encabeza Horacio Rodríguez Larreta y el que comanda Mauricio Macri, de vacaciones por Europa.

  Es que el larretismo ultima las negociaciones con la titular de PRO, Patricia Bullrich, para que María Eugenia Vidal encabece la lista de Juntos por el Cambio en la Capital Federal. Así, la ex ministra de Seguridad, según indicaron fuentes porteñas, declinaría su postulación a diputada nacional para encargarse del cierre de las nóminas electorales en todo el país para las próximas legislativas. Si bien una fuente cercana al jefe de Gobierno porteño dijo que el acuerdo estaba “cerrado”, con el correr de las horas bajaron un mensaje más cauteloso y remarcaron que aún no está definido.

  Allegados a Bullrich niegan que un pacto con Larreta para que la ex ministra de Macri baje su candidatura. “No hay nada. No se coman operaciones”, resaltaron muy cerca de la presidenta de PRO, según publicó el diario La Nación. Vidal tampoco confirma su postulación en el terruño porteño. “La negociación la estaba llevando Horacio y él todavía no lo dio como cerrado”, comentó un ladero de la ex gobernadora. En el vidalismo sospechan que alguien se precipitó en contar que las tratativas estaban encaminadas. La filtración —que genera lecturas suspicaces en ambas facciones— hizo resurgir las tensiones en el seno de PRO.

  “No renuncio a acompañar a cada argentino para que cumpla sus sueños”, escribió la titular de PRO en Twitter, en medio de la ola de trascendidos sobre su futuro político. En su tropa interpretaron el mensaje como una señal de que Bullrich se enfocará en trabajar para su candidatura presidencial. “Va por arriba a 2023 y se queda con el partido nacional”, apuntan colaboradores de la ex funcionaria.

  Larreta y Bullrich se reunieron a solas durante las últimas horas en el restaurante Pizza Cero, sede de mitines políticos del alcalde. “Fue una charla personal. Hablaron del futuro de ambos”, graficó uno de los nexos entre el intendente y la ex funcionaria.

Debilidades

Según esa misma fuente, publica La Nación, Bullrich entiende que podría debilitar al único gobernante de PRO en el país y no estaba convencida de volver a ocupar una banca en el Congreso. A su vez, la “entusiasma” mantener su “rol nacional” como titular del partido fundado por Mauricio Macri. También, dicen en la cúpula del PRO, planea estar activa en la campaña en la provincia de Buenos Aires, donde Larreta impone como candidato a su vicejefe, Diego Santilli.

  Tras la cumbre entre Macri y Larreta en la casa del ex jefe del Estado en Acassuso, Bullrich se mostró dispuesta a negociar con el alcalde por el armado de las listas en la Ciudad, pero exigía que Larreta cediera algo. En concreto, pedía que el PRO quedara “equilibrado” y que todos los sectores del partido estuvieran representados. “Larreta no se puede quedar con todo”, señalaban los alfiles de la titular de PRO.

  Uno de los factores que empujaron a Bullrich a negociar con Larreta fue el “plantazo” de Macri, quien le pidió a Larreta consensuar la estrategia en la Capital con la ex ministra de Seguridad, antes de viajar a Europa. Durante los últimos días, la titular de PRO no ocultaba en la intimidad su malestar con el ex presidente. Se sintió “dolida” cuando escuchó al ex mandatario pedir que sus aliados “contengan los egos” para evitar las internas. “No quiero ser diputada por ego. Estamos discutiendo cómo se representa a la sociedad argentina”, les dijo la ex ministra a los suyos.

  La presidenta de PRO pensaba que Larreta había “desordenado” el armado de Juntos por el Cambio con su intento de mudar a Santilli como candidato en la provincia y de poner a Vidal como cabeza de la nómina porteña. Lo acusaba de haber adelantado la discusión por el liderazgo de la fuerza. “Horacio no puede imponer por las malas”, reprochaba en privado.

  Si bien nunca la movilizó volver al Congreso, Bullrich ansiaba ocupar el primer lugar de la lista de la coalición opositora en la Capital porque especulaba con que un triunfo en el bastión de PRO la catapultaría a la mesa de los aspirantes presidenciales del espacio para 2023 o la perfilaría como posible sucesora de Larreta en la Ciudad.

  Por eso, Bullrich reclamaba “barajar y dar de nuevo” para saldar la discusión con Larreta. “En una negociación política todas las fichas se mueven. Todos tienen que estar dispuestos a ser o no ser, desde Santilli hasta Vidal”, repetían allegados a la ex funcionaria.

  Quienes hablaron con la titular de PRO durante las últimas horas notaron un cambio en ella: “Hay un principio de acuerdo con Larreta. Patricia entendió que su rol no pasa por estar en una interna del PRO y debitarlo a Horacio”, resalta una fuente del círculo de confianza de Bullrich.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario