Juntos por el Cambio

Larreta alienta a López Molina y Corral a jugar en las Paso

El jefe de gobierno porteño se reunió el lunes por Zoom con ambos dirigentes. Buscan armar una línea moderada que impulse su candidatura en 2023

Martes 20 de Octubre de 2020

Lanzados de lleno al armado del larretismo santafesino, Roy López Molina y José Corral recibieron un guiño del jefe de Gobierno porteño para lanzar una línea moderada, que compita el año que viene en las Paso dentro de Juntos el Cambio.

El último lunes ambos dirigentes opositores compartieron un Zoom con Horacio Rodríguez Larreta. Según detallaron, el intendente pidió datos duros sobre la situación sanitaria de la provincia y se mostró muy atento al impacto de la pandemia en la economía y el entramado social.

Por supuesto, también se habló de política. Tras el decreto con el que Alberto Fernández retrotrajo el aumento de la coparticipación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que había dispuesto Mauricio Macri Larreta aceleró su construcción nacional con miras a 2023. El vicepresidente primero del Concejo y el ex candidato a gobernador quieren subirse antes que nadie a ese tren.

Desde el entorno de López Molina y Corral coincidieron en que se trató de una “muy buena charla, muy afectuosa”. Larreta, relataron, les pidió “trabajar por la unidad” y les planteó que las Paso son una herramienta para dirimir las diferencias.

Hace tiempo que el tándem López Molina-Corral viene orbitando alrededor del grupo liderado por Larreta. En ese sentido, ya hubo reuniones con Emilio Monzó y Rogelio Frigerio —defenestrados por Macri en su retorno a la escena pública— y con el vicejefe de gobierno, Diego Santilli.

La apuesta del titular del Ejecutivo porteño, deslizaron, es doble: consolidar Juntos por el Cambio en 2021 y ganar la provincia como trampolín a la Casa Rosada. Incluso, ampliando el espacio político.

En este camino Corral y López Molina buscan moldear “una oposición propositiva, que sin renunciar a la firmeza elabore propuestas”. “Tirar piedras tiene un límite”, advierten desde su entorno.   

También piensan el 2021 como una oportunidad para la emergencia y consolidación de nuevos liderazgos. En concreto, valoran a Macri pero creen que el futuro tiene la cara de Larreta.

Algo similar vienen pensando algunos dirigentes que responden al diputado nacional Federico Angelini, el rival interno de López Molina en el PRO Santa Fe.

Sin embargo, las coincidencias terminan ahí. De hecho, el concejal rosarino se abrió de la elección interna de autoridades por diferencias de construcción con el vicepresidente nacional del partido, elogiado por Macri en una de sus entrevistas televisivas.

Cerca de López Molina se entusiasman con el canal de diálogo que abrieron con Larreta. Consideran que Angelini se apropiaba del nexo con las instancias nacionales. “Basta de monopolios”, reclaman.

Lo cierto es que el vicepresidente del Concejo viene de sufrir una ruptura en su propio espacio. La concejala Renata Ghilotti rompió con López Molina y armó un bloque unipersonal.

La edila planteó dos argumentos: la pulseada con Angelini y el acuerdo de gobernabilidad que López Molina selló con el oficialismo municipal y otras fuerzas. Entre ellas. la Cámpora.

Un dirigente de vínculo estrecho con López Molina le bajó el precio a la renuncia. “Pasa por debajo del radar —minimizó— Lo que está en juego en Juntos por el Cambio tiene que ver con cuestiones mucho más profundas que una renuncia en el Concejo de Rosario”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario