Política

Lagomarsino contrató como defensor a un abogado de Menem

El único imputado en el caso Nisman le pidió al reconocido penalista Maximiliano Rusconi que se ponga a cargo de su defensa. Estuvieron reunidos varias horas.

Miércoles 28 de Enero de 2015

El abogado Maximiliano Rusconi, quien asiste al expresidente Carlos Menem en la causa por contrabando de armas, será el defensor de Diego Lagomarsino, el único imputado en la investigación de la muerte del fiscal Alberto Nisman.
  Lagomarsino estuvo reunido con el reconocido penalista y le pidió que se haga cargo de su defensa luego de que fuera imputado por la fiscal de instrucción Viviana Fein, ya que le entregó el arma a Nisman de la que salió el disparo que terminó con su vida.
  Lagomarsino presentó una nota en la Fiscalía en la que pide que Rusconi sea su abogado. Rusconi estuvo reunido con el empleado de la Fiscalía Especial que conducía Nisman durante cinco horas y repasó los hechos que lo vinculan con la causa desde el primer momento ya que el sábado anterior a la muerte del malogrado fiscal llevó a la Torre Le Parc, la pistola homicida Bersa calibre 22 que obra en la causa como medida de prueba.
  Lagomarsino se encuentra con custodia dispuesta por la jueza Fabiana Palmaghini. La elección de Rusconi parece basarse entre otros aspectos, en el voluminoso curriculum del letrado, quien en 2003 fundó el estudio Rusconi, Abogados & Consultores y manifiesta probada experiencia penal.
  Es miembro fundador e investigador permanente del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de la República Argentina y profesor adjunto por concurso de Derecho Penal y Procesal Penal, de grado y posgrado, de la Universidad de Buenos Aires.
  Está vinculado con los Colegios de Abogados de San Isidro y de Neuquén, fue fiscal general de la Procuración General de la Nación, además de coordinador de la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos Tributarios y Contrabando (Ufitco) y representante del Ministerio Público en la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales.
  Además es asesor de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, del Ministerio de Justicia, de la Procuración Penitenciaria, de la Defensoría General de la Nación y de la Administración Federal de Ingresos Públicos, participó en proyectos de reforma judicial, publicó artículos de la especialidad en varios países y es miembro de la Asociación Argentina de Derecho Penal.
  En tanto, aún trascendió en qué aspectos basará la defensa de Lagomarsino, quien en su declaración reconoció su visita en dos oportunidades al departamento de Nisman en Puerto Madero y brindó detalles sobre los motivos que lo llevaron a dar el arma el sábado anterior a su muerte al fiscal.
  Rusconi pidió en la jornada de ayer al Tribunal Oral Nº 3 en lo Penal Económico que absuelva al ex presidente Menem, quien podría ser condenado a cumplir una pena de hasta ocho años de prisión por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador.
  En otro orden, el presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que la muerte de Nisman  fue “una emboscada a la presidenta Cristina Kirchner” y  consideró que “el imperio” está detrás de esa “agresión  política”.
  De esta forma el mandatario boliviano salió en defensa de su par argentina en medio de la conmoción nacional e internacional por la resonante y reciente muerte del fiscal que denunció a Cristina  Kirchner.

Otra denuncia contra el ex colaborador del fiscal

El ex colaborador del fiscal Alberto Nisman, Diego Lagomarsino, fue acusado de haberse "infiltrado" en una de las marchas de familiares de víctimas de Cromañón, lo que da peso a las versiones que lo sindican como un presunto agente inorgánico de inteligencia.

Así lo declaró José Iglesias, padre de uno de los jóvenes fallecidos en el incendio del boliche, ante la fiscal Viviana Fein el pasado lunes, trascendió hoy.

De acuerdo al relato del abogado, quien se presentó dos veces ante la titular de la Fiscalía que investiga la muerte de Nisman, Lagomarsino "participó en, al menos, una marcha de las víctimas de Cromañon, haciéndose pasar como fotógrafo aficionado" que estaba trabajando en un supuesto documental.

Asimismo, Iglesias contó que en aquella ocasión él y un grupo de padres se acercaron al excolaborador de Nisman y pidieron ver las fotos, ante lo cual el imputado alegó que tuvo un problema con la cámara y que debía repetir las tomas en otra oportunidad, publicó el portal Expediente Político.

Tras aquel contacto, los padres de víctimas de Cromañón no volvieron a ver al hombre que le prestó el arma al fiscal hasta la semana pasada, cuando su imagen tomó repercusión pública por la muerte del titular de la Unidad Especial Amia. Luego de la difusión del rostro de Lagomarsino, Iglesias concurrió inmediatamente a la Fiscalía Nacional en lo Criminal 45 para brindar su declaración, la cual fue ratificado el pasado lunes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS