Política

La UIA advierte que "las perspectivas no son buenas para 2019"

La entidad consideró desacertado el plan contra la inflación y pronosticó una fuerte baja de la actividad para el año electoral.

Domingo 10 de Febrero de 2019

El empresario y dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Urtubey, aseguró ayer que la política implementada por el gobierno nacional para bajar la inflación "no fue la acertada", advirtió que las perspectivas económicas para 2019 "no son buenas" y pronosticó una fuerte caída en la actividad industrial para el año electoral.

"Es correlato de una caída en los últimos tres años de las actividades industrial y económica, sobre todo en la actividad industrial, que el año pasado bajó 3 por ciento", fundamentó el dirigente.

Según Urtubey, "esto lleva a una fuerte pérdida del trabajo fabril, industrial, que es posible situar en casi 107 mil puestos de trabajo". Por eso, alertó: "Para 2019 las perspectivas no son buenas. Seguirá cayendo la actividad, tanto económica como industrial".

"No lo digo yo sino el Fondo Monetario Internacional (FMI) mismo, el Banco Mundial (BM) y la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Están advirtiendo que sus proyecciones de la caída actividad económica son de 1,9 por ciento. También en la actividad industrial, que le cuesta más arrancar, con lo cual será mayor. Yo la ubico cerca de 2,5 por ciento", agregó el hermano del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

"Si tocamos fondo o no, es relativo, porque veo que todavía seguimos con los mismos errores. Veo un año muy parecido a 2016, 2017, donde hay una suerte de paz cambiaria que hace confundir las cosas, pero la economía real todavía no tiene solucionados, ni en vista de solucionarse, los problemas que le afectan puntualmente", subrayó.

En ese sentido, agregó: "Hay un montón de casos que muestran que la política que se implementó para controlar la inflación no fue la acertada. Inicialmente, creo que el camino para controlar la economía fue equivocado. Sostuve que estábamos yendo a un precipicio. Ahora tienen menos margen de maniobra de lo que podían tener hace dos años, sobre todo con el acuerdo que firmaron con el FMI". Aludió, de ese modo, a las medidas implementadas por la Casa Rosada.

"No se establecen cuáles son las prioridades para que 2020 y 2021 no sean peores. ¿Cómo vamos a pagar las cuentas en esos dos años?", concluyó el vocal de la UIA.

El año pasado fue de retroceso para la actividad industrial y de estancamiento para la construcción. Los datos de diciembre reflejaron, para las fábricas, un derrumbe de 14,7 pro ciento y una baja en las obras —tanto públicas como privadas— de 20,5 por ciento, según reveló el Indec.

La industria manufacturera fue, de ese modo, uno de los sectores más perjudicados por la recesión económica ya que acumula ocho meses consecutivos con una caída en su actividad. El dato de diciembre (-14,7 por ciento), fue el peor desde junio de 2002, cuando había sido de 15,7 por ciento.

Los rubros que más sintieron el impacto fueron el textil, que terminó cayendo a ritmo de 36 por ciento en diciembre y 10,7 por ciento durante todo el año, equipos de informática, televisión y componentes electrónicos (-31 por ciento), muebles y colchones (-31 por ciento), maquinarias y otros equipos (-29 por ciento), vehículos (-25 por ciento) y plásticos e industria del metal, ambos con 21 por ciento de declive. En tanto, la fabricación de motocicletas llegó a tener hasta 76 por ciento de retroceso.

La construcción, por su parte, lleva cuatro meses seguidos con descenso en sus niveles de actividad. Incluso, el dato de diciembre fue peor que el de noviembre, cuando el declive había sido de casi 16 por ciento.

En ese caso, no es necesario ir tan atrás en el tiempo para encontrar una contracción de esta magnitud. En octubre de 2016, por ejemplo, hubo una caída en el indicador de la construcción de 20,7 por ciento.

Los datos del consumo de los insumos para la construcción en diciembre muestran, con relación a igual mes del año anterior, bajas de 40,3 por ciento en artículos sanitarios de cerámica, 39,8 por ciento en asfalto, 36,3 por ciento en pisos y revestimientos cerámicos y 32,2 por ciento en ladrillos huecos.

El informe del Indec también reflejó una destrucción de puestos de trabajo en el sector constructor. El último dato, hasta noviembre, marca una caída de 3,9 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior. Eso implica unos 18.000 empleados menos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario