Política

La Rosada y el sciolismo bajan decibeles a la interna

Aníbal Fernández terció en la disputa y mandó señales de unidad luego de los duros cruces entre Scioli y Randazzo en los últimos días.

Jueves 12 de Marzo de 2015

El sciolismo y la Casa Rosada salieron ayer a bajar el tono de la polémica desatada en los últimos días entre los principales precandidatos oficialistas, Daniel Scioli y Florencio Randazzo, en el marco de una dura interna entre el peronismo y el ultrakirchnerismo por el armado de listas de cara a las próximas elecciones.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, intentó desentender a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de la puja al afirmar que Scioli y Randazzo "pagarán los costos cuando la sociedad se harte de escuchar estupideces", y "flaco favor le están haciendo a la sociedad argentina" al "tirarse con papeles de un lado para el otro".

El sciolismo, en tanto, salió a responder a través de la ministra de Gobierno bonaerense y precandidata a gobernadora, Cristina Alvarez Rodríguez, quien aseguró que "no le sirve a nadie" los enfrentamientos y señaló que "el verdadero adversario" para Daniel Scioli "está fuera del Frente para la Victoria y es Mauricio Macri".

Según se supo, Scioli ordenó ayer a sus funcionarios bajar el tono a la polémica con Randazzo, luego de que Cristina los juntara el martes en un acto en el aeropuerto de Ezeiza y lanzara gestos de aprobación para ambos precandidatos a sucederla, en el marco de la cada vez más tensa interna entre el peronismo ortodoxo y la agrupación La Cámpora.

La polémica, con duros cruces en los medios, surgió luego de que la presidenta echara la semana pasada de la Casa Rosada al operador histórico del PJ Juan Carlos Mazzón, quien trabaja en el armado electoral de Scioli.

Randazzo viene cuestionando a Scioli por su relación con los medios, los sectores económicos y su llegada a la política desde el menemismo, y pese a que el gobernador insistió en varias oportunidades con que no iba a entrar "en provocaciones", el sciolismo salió en los dos últimos días a través de su jefe de Gabinete, Alberto Pérez, y sus hermanos José y Nicolás Scioli, a acusar a Randazzo de hacer "el juego a (el candidato del PRO, Mauricio) Macri" para que gane las elecciones presidenciales de octubre.

Arremetidas. En una nueva arremetida, Pérez vinculó ayer a Randazzo EM_DASHa través de su cuenta oficial en TwitterEM_DASH con el libro "Wikileaks", en el que se señala a Randazzo como un dirigente con "doble discurso" y "un contacto útil" de la embajada estadounidense en Argentina.

"No voy a participar de este tipo de cosas, no voy a andar canibalizando a mis compañeros. No lo hice nunca. Si a ellos les gusta, que hagan lo que les parezca, tendrán todo su derecho y pagarán los costos cuando la sociedad se harte de escuchar estupideces respecto de los agravios hacia los otros", señaló el jefe de Gabinete.

Aníbal Fernández reclamó "que cada uno se ponga a trabajar para ver cómo hace para contarle a la sociedad qué va a hacer a partir del 10 de diciembre si tiene la oportunidad de conducir los destinos del país".

Quien salió a responder fue la ministra Alvarez Rodríguez. "El verdadero adversario está fuera del Frente para la Victoria y es Mauricio Macri", dijo, y agregó que "para que haya peleas internas tienen que haber dos, y Daniel Scioli es un líder integrador".

En ese marco, la ministra y precandidata a gobernadora eligió como principal blanco a Macri: "Es un candidato con doble estándar que se opone a todo" señaló, e instó al electorado a "no volver atrás".

La mujer descartó, además, la posibilidad de un acuerdo entre Scioli y Eduardo Duhalde, ante los rumores de que el ex presidente estaría convocando a un congreso nacional del PJ para dar pelea al ultrakirchnerismo en caso de que la presidenta le vede lugares en las listas de candidatos del FpV-PJ al gobernador bonaerense.

"El único espacio que Scioli representa desde hace doce años es el Frente para la Victoria", remarcó Alvarez Rodríguez, y aseguró que la candidatura presidencial del mandatario bonaerense "tiene el apoyo de muchos gobernadores" del PJ.

Antes que Fernández cuestionara esta situación, el legislador porteño Jorge Taiana había sido otro dirigente kirchnerista que también se quejó de los cruces entre Scioli y Randazzo al asegurar que "es hora de hacer propuestas y dejar las chicanas de lado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS