Política

La representación femenina, cada vez más relevante en el Concejo

Tendencia que crece. De 28 escaños, 12 les corresponden a mujeres. Además, por primera vez una edila fue electa por un período ordinario al frente del Legislativo local.

Lunes 11 de Abril de 2016

Luego de la renovación de bancas en el Poder Legislativo de la ciudad, el pasado 10 de diciembre Daniela León fue elegida para ejercer la presidencia del Concejo Municipal. Tras una larga jornada de debate, la representante de la UCR se impuso por una diferencia de 17 votos sobre la otra candidata en pugna, María Eugenia Schmuck, perteneciente al sector Radicales Progresistas.

Esta votación configuró un escenario inédito para la historia democrática de la ciudad. No solo se eligió por primera vez a una mujer para estar al frente del Palacio Vasallo por un período ordinario sino que esa elección se dio entre dos candidatas. En adición, quedó como tercera autoridad la concejala Caren Tepp, una de las más jóvenes del recinto. Es así como dos de las tres autoridades máximas del organismo quedaron en manos de concejalas.

Haciendo un repaso, encontramos que ya hubo mujeres a cargo del órgano legislativo local, pero todas llegaron a la presidencia reemplazando a varones que no cumplieron con el período ordinario. La primera de ellas fue Marta Sánchez, del Partido Justicialista, quien asumió (sin ser electa) en mayo de 1989 para completar el mandato de Carlos Ramírez, que había renunciado. Una situación similar se dio en 2002, cuando el que renuncia es Norberto Nicotra. En este caso sí se dio una votación y la elegida fue Luisa Donni, quien continuó por los siguientes cuatro meses que restaban del período legislativo.

Que por primera vez haya sido electa como presidente del Concejo por un período ordinario una mujer muestra a las claras una tendencia que se va marcando cada día más en la ciudad y que tiene que ver, en principio, con el aumento del grado de participación femenina en política pero, sobre todo, con la creciente posibilidad efectiva de que las mujeres obtengan cargos electivos.

Para apreciar el avance en la representación femenina hay que remontarse casi sesenta años atrás, más precisamente a 1958, cuando asumía la primera concejala, María Esther De Lorenzi, en un hecho histórico que no se repetiría hasta 1963, cuando son electas María Mortellaro de Capillo y Felisa Cosgrove. De todas maneras, las mujeres ocupando escaños no serían una tendencia hasta la recuperación de la democracia, en 1983.

Hoy por hoy, 12 de las 28 bancas del Concejo Municipal corresponden a mujeres. Esto constituye un 42 por ciento de la totalidad y un salto en relación a la proporción de varones y mujeres en el recinto que se venía dando desde 1995, cuando el género femenino no superaba el 30 por ciento.

Otro hecho destacable es que este porcentaje de representación es superior al establecido por la ley de cupo femenino (la tercera parte del total), que si bien legisla el armado de listas, es útil como parámetro de lo esperado o deseable cuando hablamos de presencia femenina en los cuerpos legislativos.

El número de concejalas no es el único indicador a tener en cuenta al analizar la participación femenina en el Palacio Vasallo. Es preciso también conocer cuántas de ellas están al frente de las comisiones, aquellos espacios en los que se discute la agenda legislativa de la ciudad.

Al respecto podemos decir que de un total de 11 comisiones, el 45,5% está presidido por mujeres. Estas son la comisión de Presupuesto y Hacienda, cuya titularidad está a cargo de Verónica Irizar; Salud y Acción Social, que dirige Agustina Bouza; Obras Públicas, que tiene al frente a Lorena Giménez Belegni; Cultura y Educación, con Marina Magnani a la cabeza, y Derechos Humanos, comandada por Celeste Lepratti.    Vale aclarar que en los períodos 2014 y 2015 fueron solamente 4 las comisiones presididas por concejalas.

Este breve repaso por la actualidad y la historia de la representación femenina en el Palacio Vasallo deja entrever que tuvieron que pasar muchos años (58 exactamente, desde la elección de la primera concejala), elecciones y luchas para que las mujeres se encuentren por primera vez al frente del recinto. Lo deseable, de ahora en más, es que la presencia femenina en los dos cargos políticos más importantes de la ciudad, la presidencia del Concejo y la Intendencia, se reflejen en una mayor atención y compromiso con el abordaje de los problemas inmediatos que afectan a todo el género, relacionados fundamentalmente con la violencia y la desigualdad de oportunidades.

Pluralidad de voces

La actual composición del Concejo se destaca por la pluralidad de voces, y la representación femenina no es una excepción. Es así como las 12 concejalas en funciones se encuentran distribuidas en todos los bloques, representando a distintos espacios políticos. Ellas son: Daniela León (UCR), a cargo de la presidencia del cuerpo; Caren Tepp (Ciudad Futura), vicepresidenta segunda; Renata Ghilotti y Agustina Bouza (Unión PRO); Verónica Irizar (Partido Socialista); Carola Nin (Compromiso con Rosario); Norma López (Frente para la Victoria); María Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular); Lorena Giménez Belegni (Partido del Progreso Social); María Eugenia Schmuck (Radicales Progresistas); Marina Magnani (Unidos y Organizados), y Celeste Lepratti (Frente Social y Popular).

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario