Política

"La reforma debe aprobarse a lo largo de mayo próximo", avisó Lifschitz

Pese a las señales de consenso, las fuerzas políticas prometieron abrir una etapa de discusión interna que no coincide con los tiempos del oficialismo.

Miércoles 11 de Abril de 2018

"Es unánime el consenso en torno a la reforma. Para poder cumplir todo el proceso dentro de 2018, la iniciativa debe aprobarse a lo largo de mayo". Con esa premisa, el gobernador Miguel Lifschitz les presentó ayer a los partidos con representación parlamentaria el proyecto de necesidad de modificación de la Constitución santafesina, que tiene previsto elevar la semana próxima a la Cámara de Diputados provincial. Sin embargo, no todas las fuerzas políticas coincidieron con los tiempos pautados por el jefe de la Casa Gris ya que, antes de abrir la instancia de discusión en las bancas, someterán a debate interno los alcances de la iniciativa oficial.

En la sede de Gobernación y frente a los jefes partidarios Ricardo Olivera (PJ), Julián Galdeano (UCR), Federico Angelini (PRO), Enrique Estévez (PS), Gabriel Real (PDP), Ariel Bermúdez (ARI-CC), Gustavo Gamboa (SI), Verónica Benas (Pares), Cesira Arcando (FE), Alejandra Vucasovich (Partido Federal), Carlos del Frade (FSyP), Demetrio Alvarez (Tercera Posición), Héctor Cavallero (PPS) y Mercedes Meier (PCR), Lifschitz puso sobre la mesa el proyecto que, entre otros puntos, contempla la limitación de mandatos para todos los cargos electivos. Y hoy hará lo propio en la capital provincial con intendentes y presidentes comunales.

Los partidos de la oposición, que tienen los votos necesarios para aprobar en la Legislatura la propuesta, habían reclamado mayores precisiones sobre los contenidos a discutir. La iniciativa fue elaborada por la administración socialista después de un año y medio de consultas, en el marco del programa denominado Bases para la Reforma.

Al caer la tarde, y pocos minutos después de terminado el cónclave, Lifschitz enfatizó: "Me quedé con una impresión muy positiva porque es unánime el consenso en torno a la necesidad de una reforma constitucional. Obvio que hay matices, que tienen que ver con los tiempos en que se debe desarrollar este proceso."

"Tras unos últimos retoques, presentaremos el proyecto de ley la semana próxima", prosiguió el socialista, que destacó: "Para poder cumplir todo el proceso reformista dentro de 2018 la iniciativa debe aprobarse a lo largo de mayo. Si no fuera así, habrá que buscar algún mecanismo para hacerlo a lo largo de 2019, obviamente con las complicaciones que implica el calendario electoral prefijado".

Entre los principales puntos de la reforma se destaca la decisión de Lifschitz de incluir el ballottage y la limitación de poder para todos los cargos electivos.

En ese sentido, la apuesta pasa por mandatos de ocho años para el gobernador, legisladores, presidentes de comuna e intendentes. Es decir: un período de cuatro años y la posibilidad de ser reelectos.

Sin embargo, los mentores del proyecto destacaron que el contenido no es inamovible, razón por la cual Lifschitz convocó a los partidos políticos. De hecho, el mandatario santafesino había anunciado la presentación de la iniciativa para el 1º de mayo (apertura del año parlamentario), pero la necesidad de acelerar su tratamiento adelantó la movida. Incluso, días atrás la provincia difundió en las redes sociales spots alusivos a los motivos por los cuales debería prosperar la reforma.

Olivera, quien se retiró presuroso hacia la departamental del PJ, donde estaba prevista una reunión para evaluar la intervención del partido a nivel nacional dictada ayer por la Justicia (ver página 10), ya había adelantado que el justicialismo —con mayoría en el Senado santafesino— respetará la decisión a adoptar en los próximos días por el congreso provincial de esa fuerza. Incluso, en su momento no ocultó sus reparos respecto de la reelección del gobernador.

Lo que viene

Pero las restantes fuerzas políticas también discutirán internamente el proyecto para fijar líneas de acción a sus bloques legislativos. En la vereda del macrismo, donde ya alertaron que la reforma no debe debatirse en etapas previas a elecciones, Angelini sostuvo: "Ahora encararemos un análisis técnico y político y luego reuniremos al consejo directivo del PRO, tras lo cual surgirá una posición firme y pública. De todos modos, no hay que fijar tiempos, porque es una instancia muy importante para la provincia".

A su turno, Galdeano dijo que la UCR aspira a discutir el proyecto "en los términos que plantea el gobierno provincial y encontrar un espacio de consenso para aquellos puntos en los que no necesariamente haya coincidencias".

En ese sentido, enumeró la inclusión de la segunda vuelta y la limitación de mandatos para todos los cargos electivos, entre otros temas no contemplados en anteriores intentos reformistas.

Estévez, por su parte, destacó: "Es el debate que los santafesinos tienen que dar, porque si bien la actual Constitución tiene cosas positivas, hay que adoptar una mirada a futuro en la provincia".

La premura de Lifschitz obedece a que la eventual reforma tendría que ver la luz a fin de año. Es que en febrero de 2019 ya deberán estar inscriptos los candidatos para participar en las primarias a cargos provinciales y municipales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});