Política

La protesta por Botnia se trasladó a las puertas de la empresa Buquebús

Cerca de 300 asambleístas protestaron ayer frente a la terminal portuaria de la empresa Buquebús, por la instalación de Botnia junto al Río Uruguay pero fueron impedidos de ingresar por efectivos de la Prefectura Naval, por lo que optaron por cortar la calle e interrumpir el tránsito vehicular.

Miércoles 16 de Enero de 2008

Cerca de 300 asambleístas protestaron ayer frente a la terminal portuaria de la empresa Buquebús, por la instalación de Botnia junto al Río Uruguay pero fueron impedidos de ingresar por efectivos de la Prefectura Naval, por lo que optaron por cortar la calle e interrumpir el tránsito vehicular.
  A su vez, la asamblea ambiental de la ciudad de Colón volvió a suspender el tráfico automotor por la ruta internacional a Paysandú durante las dos horas que duraron las protestas frente a Buquebús en Buenos Aires.
  Entre tanto, el ministro de Medio Ambiente de Uruguay, Mariano Arana, reiteró la queja por los cortes de puentes internacionales por parte de ambientalistas argentinos, porque “perjudican” a “trabajadores y pequeños empresarios comerciales”, y “no le hace ninguna mella a una empresa internacional de la importancia que tiene Botnia”.
  Arana destacó: “Me parece hasta mentira que tengamos que recurrir a más de 10 mil kilómetros de distancia”, al Tribunal Internacional de La Haya, para “dirimir el conflicto” entre países limítrofes, algo que, recordó, “se optó no por parte nuestra sino de las autoridades argentinas”.
  El lunes, el canciller uruguayo, Reinaldo Gargano, formalizó a través de un escrito su queja al gobierno argentino por la inacción frente a los cortes de ruta. También adelantó que llevaría el reclamo al Tribunal de La Haya.

Rechazo. Los manifestantes que se concentraron ayer en Buenos Aires intentaron ingresar a la sede la empresa de aliscafos a Montevideo para distribuir folletos entre los turistas, pero fueron rechazado por un vallado de efectivos de Prefectura.
  Las manifestaciones generaron caos de tránsito en todo el bajo porteño, con fuerte congestionamiento en particular de camiones que habitualmente transitan por las avenidas Madero, Huergo y Alicia Moreau de Justo.
  Los asambleístas repartieron volantes a automovilistas y pasajeros y anunciaron que el día 31 realizarán una nueva manifestación.
  Los participantes de la protesta acusaron al gobierno de Cristina Fernández de “inoperancia y complicidad con las empresas que contaminan”, y que “su única preocupación fue poner a Prefectura para enfrentarnos”, según dijo el asambleísta Raúl Sabolulard.
  Asambleístas de Gualeguaychú, San Telmo, y de las provincias de Córdoba y Catamarca, a quienes acompañaba la ex diputada de izquierda Vilma Ripoll, arribaron a la concentración y de inmediato hicieron estallar petardos, quemaron neumáticos y exhibieron sus banderas de identificación política.
  Cerca de 300 miembros de la Prefectura Naval de la Dirección de Puerto Buenos Aires y de las agrupaciones Albatros y Guardacostas, mantuvieron totalmente cercado el puerto de Buquebús, por lo que las embarcaciones cumplieron sus viajes en los horarios programados, según informaron voceros de la empresa.
  En paralelo con la protesta en Buenos, los asambleístas de la ciudad de Colón cortaron la ruta internacional y anunciaron que repetirán la medida hasta el viernes los cortes diarios entre las 20 y las 22, mientras el sábado a las 19 se realizará un corte de 24 horas, hasta el domingo.

Antorchazo. A su vez, los asambleístas de Concordia admitieron que evalúan la realización de cortes sorpresivos para los próximos días, mientras en Gualeguaychú se realizará un “antorchazo” hacia el puente internacional General San Martín para el próximo sábado 26 de enero.
  El acto fue convocado por la Asamblea Regional que nuclea a ambientalistas entrerrianos y de ciudades uruguayas.
  Roberto Marchesini, de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, informó que en un encuentro realizado el lunes entre integrantes de la Asamblea Regional se decidió realizar el próximo 26 de enero un “antorchazo” en el Puente Internacional San Martín, que comunica con Fray Bentos, Uruguay.
  “Los integrantes de la Asamblea Regional teníamos que presentar algún tipo de protesta o manifiesto y se aprobó que en Gualeguaychú se va a realizar un «antorchazo» como señal de que la lucha sigue viva y en disconformidad con este modelo de extranjerización y contaminación que nos están queriendo imponer los gobiernos de Tabaré Vázquez y de Finlandia”, agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario