Política

La propuesta radical de un frente amplio cosecha reparos entre el socialismo

En el PS se inclinan por fortalecer la coalición progresista que gobernó Santa Fe durante doce años. Las diferencias internas parecen diluirse en un punto: la negativa a compartir una construcción política con el macrismo

Lunes 11 de Enero de 2021

Las dos corrientes internas del socialismo santafesino no ocultaron sus reparos ante el reciente pedido de radicalismo de avanzar con una coalición entre progresistas y Juntos por el Cambio (JxC). Y, en ese sentido, pendularon de la convocatoria a revitalizar la coalición que durante doce años gobernó la provincia al firme rechazo a compartir una construcción política con el macrismo.

El jueves pasado, los radicales Felipe Michlig, Maximiliano Pullaro, Carlos Fascendini y Mario Barletta, entre otros, emitieron un mensaje conjunto que pareció ponerle fin a la experiencia del Frente Progresista (FPCyS) y de Juntos por el Cambio. E instaron a avanzar con otra construcción amplia y en forma mancomunada con la UCR nacional.

El socialismo, que navega en aguas turbulentas desde la derrota electoral de junio de 2019, acusó recibo de la movida radical. “No tenemos ningún problema en aglutinar fuerzas para revitalizar el Frente Progresista, pero no nos sumaremos a un planteo que signifique un rejunte político. Hay que mejorar el espacio a través de un programa concreto de propuestas y gestión”, deslizaron ayer a La Capital en el entorno del ex gobernador y actual presidente de la Cámara baja provincial, Miguel Lifschitz.

Si bien admitieron la posibilidad de que radicales enrolados en Juntos por el Cambio puedan retornar al FPCyS, fueron tajantes respecto de una eventual inserción del socialismo en las filas macristas: “Es un claro límite”. También hicieron hincapié en que el proyecto deberá encolumnarse detrás del “liderazgo de Lifschitz”.

Los radicales santafesinos apuestan a un frente amplio que constituya una alternativa a los gobiernos provincial y nacional, lo que implicaría actuar juntos en las próximas elecciones (mitad de mandato) y tender puentes con los partidos que conforman el FPCyS y el macrismo.

Incluso, un eventual acuerdo podría allanarle el camino a Lifschitz hacia una candidatura a senador nacional. Pero el estado de situación interna en el Partido Socialista (PS) provincial es otro factor a tener en cuenta.

“En el socialismo hay diferentes miradas sobre el futuro y la política de alianzas. No compartimos en absoluto participar de un acuerdo con Juntos por el Cambio, espacio que gobernó el país en los últimos cuatro años y que representa al establishment y las corporaciones”, advirtió a este diario Eduardo Di Pollina, referente del sector denominado Bases.

En ese sentido, el dirigente agregó: “Concebimos al socialismo como una fuerza que está del lado de las mayorías nacionales, de los trabajadores. Y el macrismo dejó a la Argentina en ruinas. Estamos en las antípodas de una propuesta de la derecha conservadora”.

Además, el PS renovará el 18 de abril próximo autoridades nacionales y provinciales. “Nos presentaremos en los dos ámbitos. En ese contexto se definirá la conducción del partido y su perfil. Hay quienes promueven una estrategia que no aceptamos de ningún modo”, se desmarcó Di Pollina de sus rivales internos.

En 2019, ya consumada la derrota del FPCyS en la provincia y luego de ligar al binomio Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey a “la derecha conservadora” (que contó con el respaldo de Lifschitz), Di Pollina mantuvo un encuentro con Alberto Fernández, entonces candidato a presidente del Frente de Todos (FdT).

Después, Bases recurrió a la Justicia federal —con competencia electoral— en pos de reanudar el cronograma de comicios en el PS, que en marzo de 2020 había quedado en suspenso con la entrada en vigencia de la cuarentena dispuesta para frenar la pandemia de coronavirus.

Por lo pronto, en Bases lucen dispuestos a dar un debate ideológico en las urnas, lo que alejaría toda chance de acuerdo de unidad en el socialismo antes de los comicios de abril. Los meses por venir serán determinantes para el PS.

La agenda

A su turno, el intendente de Rosario, Pablo Javkin, optó por tomar distancia de la movida radical. Y, en declaraciones a LT8, destacó como prioridad centrar la atención en la pandemia de Covid-19.

“La verdad es que no sabemos cómo estará la agenda de la Argentina acá a mitad de año. Es más: no creo que la gente esté pensando en elecciones”, sentenció el jefe del Palacio de los Leones.

Gabinete con paridad

La diputada provincial Lionella Cattalini (Frente Progresista, FPCyS) pidió que la inminente reconfiguración del gabinete provincial respete la ley de paridad.

“Esperamos que, al momento de definir las personas para completar su equipo, @omarperotti cumpla con la ley de paridad y conforme un gabinete paritario. En la danza de nombres leemos con preocupación que sólo se habla de varones. ¡La #ParidadSantaFe debe empezar a efectivizarse!”, tuiteó la legisladora.

Según los cambios a anunciar en los próximos días por el jefe de la Casa Gris, Roberto Sukerman será ministro de Gobierno, Justicia, Derechos Humanos y Diversidad y el actual secretario del área, Juan Manuel Pusineri, asumirá la titularidad de la cartera laboral.

Otro de los nombres que suena es el del concejal rosarino Eduardo Toniolli. Y los posibles destinos son dos: Gobierno y Trabajo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS