Política

La primera jornada de debate sobre YPF pasó a cuarto intermedio hasta mañana

Tras casi siete horas de deliberaciones, el plenario de comisiones que debate en el Senado Nacional el proyecto de ley que contempla la expropiación del 51 por ciento de las acciones de la petrolera, pasó a las 19.15 a un cuarto intermedio hasta mañana.

Martes 17 de Abril de 2012

Buenos Aires.- El plenario de comisiones que debate en el Senado Nacional el proyecto de ley que contempla la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF, pasó a las 19.15 a un cuarto intermedio hasta mañana, tras casi siete horas de deliberación.

La reunión continuará mañana desde el mediodía, según anunció el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda -cabecera para el tratamiento del proyecto-, Aníbal Fernández.

Según anticiparon fuentes legislativas, el oficialismo buscará mañana mismo las firmas necesarias para emitir dictamen favorable, y dejar lista la iniciativa para ser debatida en el recinto de sesiones el miércoles 25 de abril.

En el debate se registraron mutuas acusaciones entre el oficialismo y la oposición y bajo un aumento ostensible de la presión diplomática mundial.

En el marco de una jornada de fuertes cruces, el presidente del Grupo Repsol, Antonio Brufau, desde Madrid, reclamó una compensación de al menos unos 10.000 millones de dólares por la expropiación de las acciones de YPF, al tiempo que el secretario de Política Económica, Axel Kicillof, desde el Congreso Nacional, rechazó la exigencia.

“No le vamos a pagar lo que ellos quieran, esos U$S 10.000 millones son el resultado de una tasación cuando ellos pensaban que podían vender”, puntualizó el viceministro de Economía.

Tras casi siete horas de debate, un plenario de comisiones de la Cámara de Senadores decidió postergar hasta mañana al mediodía, el debate por el proyecto de ley de expropiación parcial de YPF.

Una extensa presentación del viceministro Kicillof dio paso a no menos dilatadas respuestas de los legisladores que produjeron en muchos casos, enfervorizados cruces entre los senadores oficialistas y de la oposición y de estos con el ministro de Planificación, Julio de Vido, visiblemente exaltado en varios pasajes de la presentación.

En tanto, desde varios puntos del planeta se redobló la presión diplomática contra la decisión de la Casa Rosada. El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, sostuvo que la expropiación “es una decisión muy negativa que rompe el buen entendimiento entre España y la Argentina”.

En la misma dirección, la Unión Europea mostró su disgusto. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, se manifestó sumamente decepcionado y calificó el tema como prioritario para Bruselas, y la representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, la tildó como una señal muy negativa e informó que se postergó una reunión bilateral con la Argentina, prevista para el jueves y viernes en esta capital.

Por su parte, el canciller inglés William Hague sostuvo que la decisión del gobierno argentino es contraria a todos los compromisos asumidos en el Grupo de los 20, al tiempo que anticipó que trabajará con España y la UE para que su cumplan los compromisos y obligaciones internacionales.

Desde el Fondo Monetario Internacional (FMI), el economista jefe Thomas Helbling, lamentó que “la Argentina sea un país tan imprevisible” y sostuvo que “las intervenciones estatales empeoran aun más el clima de inversión”.

El presidente de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex), Juan José Suárez Coppel, sostuvo que “la española Repsol hará todo lo que tenga que hacer para proteger el derecho de sus accionistas”.

El ejecutivo de Pemex que tiene 9,4 por ciento de Repsol se sumó a las críticas vertidas por el ministro de Finanzas mexicano, Bruno Ferrari, quien había manifestado que la recuperación de América Latina no pasaba por las expropiaciones.

Mientras tanto, las acciones de YPF volvieron hoy a cerrar con fuertes pérdidas en el Merval, mientras la cotización volvió a quedar suspendida en Nueva York.

La especie cayó hoy 6,9 por ciento en la Bolsa de Comercio porteña, hasta los 108 pesos, cerca del piso psicológico de los 100 pesos, en una jornada en que se profundizaron las tensiones diplomáticas entre España y Argentina por la expropiación de la mayoría accionaria de Repsol en YPF.

La cotización de YPF había sido suspendida el lunes en la plaza local luego de que la presidenta Cristina Fernández decidió la intervención de la compañía y envió al Congreso de la Nación un proyecto para expropiar 51 por ciento de las acciones en manos de la española Repsol.

El precio de la acción de YPF se desplomaba 26,53 por ciento en abril y 35,54 por ciento en el año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario